Hombres señalados extorsionar a agencias webcam son enviados a prisión

Desde octubre, los dueños de establecimientos relacionados con estudios webcam en Medellín habrían sido víctimas del cobro vacunas a cambio de su seguridad y la de sus trabajadores.

Capturan y envían a prisión a presuntos miembros de la estructura criminal ‘La Terraza’. Los ciudadanos estarían extorsionando a dueños de estudios webcam con el pretexto de garantizarles su seguridad / (Fiscalía General de la Nación).
Capturan y envían a prisión a presuntos miembros de la estructura criminal ‘La Terraza’. Los ciudadanos estarían extorsionando a dueños de estudios webcam con el pretexto de garantizarles su seguridad / (Fiscalía General de la Nación).

En la mañana del martes 1 de diciembre tres hombres fueron detenidos y capturados en Medellín luego de ser acusados como responsables de exigir dinero a una agencia de modelos webcam, supuestamente para garantizar la seguridad del establecimiento comercial.

Los señalados de cometer las presuntas extorsiones son Santiago Barrera Tamayo, Luis Felipe Giraldo Cañas y Julián Steven Vélez Vélez. A los dos primeros les fue aplicada medida de aseguramiento en centro carcelario, mientras que Vélez Vélez fue cobijado con medida de aseguramiento en su domicilio.

De acuerdo con el dueño del estudio y agencia webcam, el 5 de octubre de 2020 dos sujetos llegaron al local comercial, ubicado en el barrio Velódromo de Medellín y se identificaron como miembros de la estructura criminal La Terraza. Desde ese momento, comenzaron las intimidaciones y amenazas contra el establecimiento y exigieron el pago de vacunas a cambio de su seguridad.

Esta información fue dada a conocer luego de una denuncia instaurada por el dueño del negocio, quien asegura que estos hombre habrían intimidado a la administradora del lugar y le dijeron que tenían que pagar una multa de cinco millones de pesos y una cuota semanal de 300.000 pesos, con el pretexto de que así se les garantizaría la seguridad de su lugar de trabajo y de las modelos.

Estas vacunas habrían preocupado al dueño del negocio, a tal punto que el viernes 16 de octubre la víctima llegó a pagar 250.000 pesos, y el jueves 26 de noviembre nuevamente fueron dos hombres por la exigencia económica, día en el que funcionarios del Cuerpo Técnico Investigativo de la Fiscalía (CTI) capturó a los implicados en el lugar de la extorsión.

En ese momento Barrera Tamayo y Vélez Vélez fueron aprehendidos por las autoridades y, horas después, Giraldo Cañas habría llegado al mismo lugar preguntando por los dos hombres que había enviado a reclamar el dinero producto de la extorsión, con lo que los funcionarios del CTI procedieron a efectuar la captura en flagrancia de los tres ciudadanos. En ese momento la Policía y la Fiscalía incautaron dos motocicletas y tres celulares con fines de comiso.

En la primera audiencia de imputación de cargos, Barrera Tamayo y Vélez Vélez se declararon inocentes de cometer los delitos de extorsión agravada consumada y tentativa de extorsión agravada luego de que un fiscal los acusara y los privara de la libertad. Por su parte, Giraldo Cañas no aceptó los cargos endilgados por el delito de tentativa de extorsión agravada.

No es la primera extorsión efectuada a negocios de este tipo

El 19 de noviembre de 2020, el juzgado 16 penal municipal de Medellín determinó capturar a dos hombres que habrían extorsionado al propietario de un estudio webcam, amenazando con hacer daño a los trabajadores o a las instalaciones donde trabajan las modelos.

Los ciudadanos harían parte del Grupo de Delincuencial Común Organizado (GDCO) ‘Los Pesebreros’ y, a través de una denuncia instaurada por otra víctima, se evidencia que en un estudio webcam de Medellín habrían llegado varios hombres que se identificaron como los de ‘la seguridad’, a quienes el dueño del establecimiento debía entregarles la suma de 3.500.000 pesos de un denominado ‘descorche’, además del pago de 300.000 pesos mensuales, a cambio de no atentar contra las instalaciones y la vida de las modelos.

Este ‘modus operandi’ es bastante similar al utilizado por la estructura criminal ‘La Terraza’, pues por temor a que cumplieran sus amenazas, el propietario pagó la suma de 1.500.000 en un lapso de dos meses para que no atentaran contra su vida o la de alguna de las personas que trabajaba con él.

Luego de la denuncia y el avance de la investigación los procesados fueron capturados por funcionarios del CTI de la Fiscalía adscritos al Gaula Militar, con el apoyo del Ejército Nacional luego de que estos se disponían a recibir un paquete que simulaba tener 2.500.000 pesos. En este caso los responsables no aceptaron los cargos por el delito de extorsión agravada.

Ver más:


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS