Armando Benedetti destapa sus cartas: habla del ‘centro’, del uribismo y anticipa que no es el único que saltará a la Colombia Humana de Petro

Para una entrevista con la revista Semana, Armando Benedetti, ahora perteneciente al partido de Gustavo Petro, Colombia Humana, habló del panorama político para 2022.

El senador Armando Benedetti anunció su retiro del partido de 'la U'
El senador Armando Benedetti anunció su retiro del partido de 'la U'

Armando Benedetti, quien anunció su sorpresiva salida del Partido de la U para unirse al partido liderado por el senador Gustavo Petro, Colombia Humana, habló con el periodista Luis Carlos Vélez en una entrevista para la Revista Semana y, entre otras cosas, habló del panorama electoral para la presidencia de 2022, su alianza con Petro y su rechazo por algunos de los contrincantes de su nuevo partido.

La movida de Benedetti tomó de sorpresa a gran parte de las bancadas que hoy, aun cuando a Iván Duque le falta un poco menos de la mitad de su mandato presidencial en Colombia, ya se alistan para emprender la carrera que pondrá a algunos de sus representantes en la Casa de Nariño para ser el mandatario del país.

La presidenta del Partido de La U, Dilian Francisca Toro, le dijo a Caracol Radio que la salida de Benedetti respondía a que ella creía que “uno no debe estar donde no quiere”. El movimiento, que Toro calificó como ‘radical’, podría estar en duda en unos cuantos meses, pues, aseguró, “no sé si se irá a entender con la Colombia Humana”.

Armando Benedetti anuncia su llegada a la Colombia Humana

Benedetti, en su entrevista para Semana, aseguró que su decisión para unirse con el excandidato a la presidencia Gustavo Petro tenía que ver con su cercanía con el senador, “ha sido mi compañero en la Comisión Primera. A partir de allí he escuchado sus intervenciones y siempre son más elaboradas, más inteligentes, estructuradas y más novedosas (...) Me fui (del partido de La U), y me fui de corazón, escrito y boca. Y después me echaron. El día que yo renuncié no sabía que iba a renunciar. Roy lo anunció y yo no me iba a quedar solo”, clarificó el senador.

Para una entrevista con RCN Radio, el ahora integrante de Colombia Humana, destacó que “lo único real es que Gustavo Petro quiere que haya renta básica, ayudar a los microempresarios, luchar contra el cambio climático. Por eso lo apoyaré como candidato presidencial (...) Yo, más que caudillo, lo veo como un líder que con su trabajo y con la percepción de la gente es quien representa a la izquierda. Ese es su nicho y se lo ha ganado. No con favores ni con nada, sino en la lucha (...) Con Petro podemos frenar la ascendencia constante de la desigualdad. Hay una cantidad de cachacos blancos de alcurnia que no tienen pedigree, pero sí inmunidad para ir a la cárcel. Esa es otra razón”.

Las críticas a Benedetti empezaron a multiplicarse en diferentes medios de comunicación y en redes sociales que lo acusaban de ser ventajoso, y aprovecharse y tomar partido de diferentes corrientes políticas o funcionarios según le convenga en determinados momentos, salió a debate, incluso, el cambio de corriente tan abrupto, en algún momento, Benedetti apoyaba abiertamente a Álvaro Uribe, expresidente y exsenador, y que ahora está con Petro, senador de izquierda, a lo que él, en la entrevista con Semana, se defendió recalcando: “a mí me acusan de oportunista como si me hubiera ido para el paraíso. Si yo hubiese sido oportunista, me voy en noviembre del otro año (...) yo no soy de derecha o de izquierda por el lugar en el que esté, sino por los derechos que defiendo”.

Armando Benedetti / Twitter
Armando Benedetti / Twitter

¿El centro existe?

Es un riesgo y parte del riesgo es demostrar que él (Petro) tiene razón en muchas cosas. Si alguien quiere un cambio de verdad, es por ahí, y no se trata de bajarle a la polarización. La polarización existe, porque se retroalimentan Uribe con Petro, y él con Uribe”, le aseguró Benedetti a Semana.

Benedetti había publicado en su cuenta de Twitter un video en el que, además de anunciar su cambio de partido, explicó que “el centro no existe en ninguna teoría política, lo que pasa es que en Colombia a la gente le da pena decir si es de derecha o de izquierda”.

“Yo no podría decir que son los extremos, pero sí son los que polarizan (aseguró Benedetti al referirse a Uribe y Petro). Esa polarización es la que alimenta el centro sin ideología, porque la gente puede estar mamada con los dos extremos. Pero ese centro, al mismo tiempo, termina volviéndose una estrategia. El centro es solo una estrategia en Colombia, insisto en que ideológicamente no existe”, argumentó.

Al hablar del centro, Benedetti atacó directamente a Sergio Fajardo, exalcalde de Medellín que defiende su posición de centro y quien, en varias ocasiones, se ha ganado el adjetivo de “tibio” de quienes son sus opositores.

“El centro de Fajardo es más tembloroso para la derecha que para la izquierda. De hecho, desde aquí se ve que lo que quiere hacer Fajardo es apoderarse de un sector de la derecha. A quien más le está haciendo daño Fajardo es al Centro Democrático, porque ellos todavía no tienen un candidato fuerte definido y ahí está jugando él”, manifestó Benedetti, que calificó al exgobernador de Antioquia de ‘consentido’.

“yo no sé qué piensa sobre la JEP, ni del acuerdo de paz; si es una derecha light, no sé. Pero ha tenido unas plataformas mucho más grandes que las que tuvo el que perdió la elección la campaña pasada, el que pasó a la segunda vuelta”, añadió a la pregunta de Luis Carlos Vélez.

Para Benedetti, quien ha dejado claro en otras ocasiones que ‘ser de centro’ no existe, quienes se autodenominan no van para ningún lado y sus esfuerzos son en vano, “lo que quiere un político, así sea izquierda o derecha, es que reivindique su nicho, y después polarizar más adelante. Eso está en el abecé de un político. Es la estrategia de campaña de un político importante. Por eso, el que se queda en la mitad se va por el inodoro. Siempre hay que polarizar, especialmente en un país como este en donde nunca ha habido partidos fuertes y todo el mundo conspira contra los partidos”.

Sobre ese argumento, Benedetti cree que el reemplazo de Iván Duque en 2022 va a estar claramente identificado entre izquierda y derecha, sin embargo, para él la semejanza del centro y la derecha es alta, “hoy lo que está pasando en política es que todo el mundo está corriendo para el centro: Juan Manuel Santos, Juan Manuel Galán, Iván Marulanda, Roy. Están tratando de hacer una especie de bloque para que los votos o la opinión no se vayan para la izquierda. La idea de ellos es controlar al centro y a la izquierda”.

La estrategia ha sido engañosa para Benedetti, se ha basado en premisas cuestionables que han convencido a una cantidad considerable de personas que han tomado como realidades lo que se propone en campaña, como en 2016 cuando uno de los temores más grandes de los que se advertía era que si ganaba la izquierda con Petro, Colombia se iba a convertir en una nueva Venezuela, refiriéndose a la crisis económica, política y social que vive el vecino país.

“La centroderecha y la derecha son las que nos tienen metidos en este problema de la desigualdad. Dicen: ‘es que Colombia se va a parecer a Venezuela’. Es que Colombia ya se parece a Venezuela; la pobreza es exactamente igual, las necesidades básicas elementales son exactamente las mismas. Se nos olvida que desde enero de este año los índices más altos de desempleo en toda Sudamérica eran los nuestros. Luego dicen que la expropiación. ¿A quién le cabe en la cabeza ese cuento de la expropiación?”, justificó en Semana.

Benedetti aseguró que no le interesaba convertirse en fórmula vicepresidencial de Petro. Habló de los candidatos que más han venido sonando para llegar a la Casa de Nariño, y para él, el uribismo se ha dividido desde dentro, y esa sería la principal desventaja de Tomás Uribe, hijo del expresidente Álvaro Uribe que sonó a principios de mes para ser el nuevo presidente de la república de Colombia, pero quien se autodescartó en una entrevista otorgada, también para Semana.

“Yo veo a un Tomás que en su primera misión tiene que atomizar y aglutinar a todo el Centro Democrático. Hay una línea duquista, otra línea uribista y otra línea que está aquí y allá. Pero yo los veo a todos con falta de estímulo. El poder les ha hecho daño y el no saberlo administrar”, explicó.

Sobre otros nombres como el de Alejandro Gaviria dijo: “si uno hace una encuesta nacional, no lo conoce más del 15 por ciento o 18 por ciento. Va subiendo entre la clase media alta y la clase alta de Bogotá, que no es Colombia”.

Álex Char y Federico Gutiérrez son fichas importantes, según Benedetti, pero para fórmula vicepresidencial.

Respecto a su salida del partido de La U y su llegada a Colombia Humana, Benedetti manifestó que se sentía sorprendido de la cantidad de colegas que quieren seguir sus pasos, “déjeme decirle que estoy sorprendido con la cantidad de congresistas que me han llamado a decirme que quieren estar de este lado. Me llamaron 14 compañeros para contarme que van a estar acá y que van a llegar en febrero”.