“Se rasga vestiduras hipócritamente, pide verdad, pero impide reconstruir la guerra”: La respuesta de Mancuso a Duque

Salvatore Mancuso dio declaraciones ante la Comisión de la Verdad en las que dijo que el Gobierno Nacional le teme a la verdad.

En la imagen, Salvatore Mancuso, ex jefe máximo del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). EFE/Luis Benavides/Archivo
En la imagen, Salvatore Mancuso, ex jefe máximo del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). EFE/Luis Benavides/Archivo

El exjefe paramilitar Salvatore Mancuso declaró, en un evento de la Comisión de la Verdad, que el presidente Iván Duque y el expresidente Álvaro Uribe le temen a la verdad.

“Si queremos la paz, la reconciliación, la no repetición, es fundamental que el país sepa lo que ha ocurrido en más de 30 años de guerra. El Estado y sus gobiernos son responsables en el origen, consolidación, expansión y repetición del conflicto armado. Y por miedo, no quieren que todos los actores del conflicto lleguemos a la JEP para buscar que se reconstruya entre todos esa verdad y se cuente, señaló Mancuso.

La declaración se dio días después de que el presidente Duque señaló que las personas extraditadas a Estados Unidos y que pertenecieron a grupos paramilitares o de autodefensa pueden responder por sus crímenes en Colombia, pero sin someterse ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

“Quienes fueron extraditados no deben pretender llegar al territorio nacional a buscar, con artilugios, vincularse a nuevos esquemas de transicionalidad para que no tengan ni sanción carcelaria ni tampoco puedan ser extraditados nuevamente”, dijo el presidente colombiano.

Foto de archivo. El jefe de los escuadrones paramilitares de ultraderecha Salvatore Mancuso habla con periodistas en Campo Dos, zona rural del municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, Colombia, 9 de diciembre, 2004. REUTERS/Daniel Muñoz
Foto de archivo. El jefe de los escuadrones paramilitares de ultraderecha Salvatore Mancuso habla con periodistas en Campo Dos, zona rural del municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, Colombia, 9 de diciembre, 2004. REUTERS/Daniel Muñoz

Por otro lado, Mancuso a su vez dijo el gobierno del presidente Duque exige verdad pero impide que suceda:

“Se rasga las vestiduras hipócritamente exigiendo verdad, pero impide la reconstrucción de la guerra: por ello, su intromisión indebida e ilegal en la autonomía e independencia de la justicia, a la que instrumentaliza”.

El exparamilitar a su vez agregó que, el Gobierno está gestionando para que no se le tenga en cuenta su tiempo en prisión:

“Y a modo de protección ilegal de sus intereses. Por eso es que el presidente le pidió a la JEP que no me acepte en la Jurisdicción Especial para la Paz. Por ello, ha presionado indebidamente a los jueces y fiscales, de igual manera a la comunidad internacional y a los medios de comunicación. Esto tiene un trasfondo que quiero explicar someramente. El presidente y su Gobierno y cercanos a este están pidiendo que no se me reconozca el tiempo de prisión que he pagado en Estados Unidos”.

También afirmó que además, el Gobierno Nacional y Álvaro Uribe, están gestionando para cambiar su testimonio:

El Gobierno colombiano, oficiales públicos y otras personas, están actuando con el beneplácito del presidente Duque, para que puedan encarcelarnos, intimidarnos o torturarnos, para obligarnos a que cambie la verdad que afecta el interés de la clase política como el de su gobierno y aliados e impedir que construyamos en la JEP juntos el conflicto armado, donde las autodefensas, agentes del estado, fuerza pública, autodefensas, como agentes civiles del estado de facto formados como en mi caso particular como civil, en apoyo de las fuerzas militares”, agregó Mancuso.

Creada por el gobierno de Juan Manuel Santos y las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante los acuerdos de paz de La Habana, la JEP es el mecanismo especial de la Justicia colombiana para investigar y juzgar a los integrantes de la guerrilla, a miembros del Ejército y de las fuerzas del orden, así como a terceros que hayan participado en el conflicto armado.

En relación a los paramilitares, la jurisdicción de la JEP solo es viable cuando estos puedan demostrar su calidad de terceros civiles, colaboradores o financiadores, antes o después de haber formado parte de alguno de estos grupos armados.

También le puede interesar: