Rodrigo Lara renuncia a Cambio Radical y asegura que habrá fraude en las elecciones de 2022

El senador aseveró que la reforma al Código Electoral es peligrosa para la democracia colombiana, de cara a las presidenciales de 2022.

Foto: Senado de la República
Foto: Senado de la República

Rodrigo Lara, quien renunció en las últimas horas al partido Cambio Radical, publicó un video en su cuenta de Twitter, en el que dice que la reforma al Código Electoral, en la que se incluye el nuevo voto virtual, es una puerta de entrada a un posible robo de elecciones en el año 2022. Según el legislador, se trataría de un fraude de “grandes dimensiones” que pondría en peligro la democracia garante de libertad y derechos.

Siga leyendo: Inician las discusiones y votaciones de la reforma del nuevo código electoral

“Lo que está pasando en el Congreso de la República, en la plataforma virtual Zoom, que permite todo tipo de abusos, es francamente preocupante y aberrante, de cara a las elecciones del 2022”, sentenció el senador al inicio de su declaración.

“El Gobierno ha intentado, de manera sibilina, que se apruebe la introducción del voto virtual. Es decir, un fraude garantizado, un fraude asegurado”, continuó y expresó que los colombianos en el exterior podrán votar por medio de un correo electrónico o una aplicación y, por no saberse cuántos hay a ciencia cierta, abriría la puerta a un robo de elecciones.

Lara afirmó que eso permite crear falsas identidades digitales y, al mismo tiempo, la inexistencia de un censo para contrastar la realidad de la muestra, causa dudas en el senador. Agregó que la modalidad no existe en ningún país del mundo y que se pretende implementar en Colombia con el único fin de realizar fraude electoral.

“Le otorgaron facultades extraordinarias al Presidente de la República para que nombre a dedo a sus amigos como registradores en los departamentos y ciudades del país. Tercero, le dieron facultades al registrador para que contrate a dedo todos los programas, softwares y bases de datos. Los sistemas de voto electrónico son escogidos a dedo, como si fuera un asunto de seguridad nacional”, señaló Lara en su resumen de la reforma que se evalúa en el congreso.

Incluso, denotó que la Ley de Garantías, norma que pretende poner límites al intercambio de favores en épocas pre electorales, será derogada. “Esto permite abrir el flujo de mermelada, de recursos y de contratación a dedo en plena época electoral”, y agrega que en ningún Gobierno anterior había ocurrido un “abuso” de las instituciones democráticas como esta. Además, inculpó al Congreso virtual por permitir que esta propuesta logre procesar satisfactoriamente.

Por otro lado, en una reciente entrevista para RCN Radio, el senador Lara afirmó que su renuncia al partido de Cambio Radical, se debe a su objetivo en un reformismo social demócrata, basado en la solidaridad y enfocada en el impulso de la actividad económica.

A la pregunta de si todos esos objetivos que él busca ya no se encuentran en el partido, el senador respondió: “Yo creo que el Doctor Germán Vargas debió ser el presidente, era el hombre que necesitaba el país en esta profunda crisis. Yo tengo unas convicciones ideológicas muy definidas respecto a ese reformismo liberal social demócrata y creo que ese proceso hay que construirlo, no existe realmente”.

El senador por la Colombia Humana, Gustavo Petro, también se unió a la advertencia de un posible fraude electoral en 2022 y además alerta por la derogación de la Ley de Garantías. De acuerdo con el senador, “el dinero público fluirá en las campañas electorales”.

Roy Barreras, senador disidente del partido de La U, se une a la alerta de un posible descarte de la Ley de Garantías, cuya eliminación terminaría “facilitando la feria de contratos en los cuatro meses anteriores a las elecciones y utilizando bienes públicos para campañas, en manos de un Gobierno concentrador de poder”.

¿Qué significa la eliminación de la Ley de Garantías?

La Ley 996 de 2005, mejor conocida como Ley de Garantías, fue una reglamentación de las elecciones para cargos administrativos por parte del Congreso de la República que garantiza la igualdad de condiciones entre candidatos. Con motivo de la reelección de Álvaro Uribe Vélez, la ley de garantías fijó topes de gasto en campaña, meses de campaña autorizada, montos máximos de contribución para donantes, acceso a medios y restricciones en contratación pública para evitar intercambios de favores por parte de funcionarios electos ad portas de elecciones.

Si bien se habla de reforma al Código Electoral, el registrador habla explícitamente de una eliminación de la Ley de Garantías. Es decir, desde las elecciones de 2022 y posibles sufragios atípicos, los candidatos tendrán vía libre en recibimiento de donaciones de particulares y podrán acceder a propaganda política sin regulación, entre otras cosas.

De acuerdo con el propósito de reactivación económica de la eliminación de la Ley, el punto que los gobernadores solicitan que se descarte es el de las restricciones en contratación 4 meses previos a unas elecciones. El fragmento, que cobija gobernadores, alcaldes municipales y distritales, secretarios, gerentes y directores de entidades descentralizadas del orden municipal, departamental o distrital, sentencia que no se pueden realizar contrataciones con recursos públicos para evitar que estos actores realicen proselitismo político con dineros estatales.

También se eliminarían puntos que prohíben el acoso o presión por parte de estos funcionarios a subalternos para apoyar campañas políticas, el favorecimiento con ascensos o promociones a aquellos que pertenezcan a un mismo fin político, la promoción del voto en actuaciones de la administración pública y el despido de funcionarios de carrera sin justificación.

En el gobierno Santos se intentó la modificación de esta Ley justificada en que la reelección no existe en el país y la eficiencia en la gestión pública. En esa ocasión, Santos pretendía eliminar el inciso que prohibía los convenios interadministrativos con las gobernaciones y municipios

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR: