Inseguridad amenaza continuidad de Ecopetrol en el Catatumbo

La compañía señaló que el robo de vehículos durante el 2020 y las intimidaciones con armas de fuego a sus trabajadores ponen en riesgo sus operaciones en la zona.

Ecopetrol.
Ecopetrol.

A través de un informe, Ecopetrol dio a conocer que, durante el 2020, han sido hurtados cerca de 31 vehículos e implementos, además de maquinaria para la extracción de crudo, por lo que solicitaron mayor vigilancia y control a las autoridades del Catatumbo, Norte de Santander.

La alcaldesa de Tibú, Corina Durán, señaló que sería lamentable si Ecopetrol detiene la producción en la zona. “Sería un golpe muy grave a las finanzas por las regalías que la empresa entrega al fisco municipal y que se traducen en inversión social e infraestructura”, manifestó la mandataria.

Ante los hechos, Durán indicó que le ha solicitado al gobierno departamental la intervención en el mejoramiento de la seguridad y el endurecimiento de las acciones contra las bandas delictivas que estarían detrás de los robos. Igualmente, pidió a la compañía petrolera que reconsidere cualquier decisión y siga creyendo en los habitantes del Catatumbo.

El ingeniero y gerente de operaciones y desarrollo de producción de Ecopetrol en el Catatumbo, Orlando Mauricio Sánchez Bahamón, afirmó que, en lo corrido de este año han sido víctimas de, al menos, 122 robos, en los cuales han perdido 31 camionetas, de las 50 que transportaban al personal en los campos Tibú y Sardinata, situación que se ha venido agravando en el último mes, cuando se han reportado seis vehículos robados.

“En algunos de los casos, los trabajadores han sido víctimas de intimidaciones con armas de fuego, incluso han sido retenidos y posteriormente despojados de sus dotaciones, equipos, herramientas de trabajo y bienes personales”, aseguró el ingeniero.

El funcionario insistió en que lo más les preocupa es la vida de los 520 trabajadores que, a diario, se desplazan a los campos de producción y que por ello podrían dejar de trabajar en la zona, “la consolidación de grupos delincuenciales en las áreas operacionales de la empresa podría conducir al futuro cierre de actividades con fuertes impactos económicos y sociales para los habitantes de la región”, destacó el directivo.

En el informe presentado por Ecopetrol, la compañía afirmó que, normalmente, se producen 2.000 barriles por día y, debido a la situación de inseguridad, actualmente solo se están produciendo 1.600.

Por su parte Cenit Transporte y Logística de Hidrocarburos, compañía filial de Ecopetrol, que opera en el oleoducto Caño Limón-Coveñas, informó que en 2020 esa infraestructura ha tenido cerca de 24 atentados, generando graves consecuencias al medio ambiente y afectando las actividades de la industria petrolera en la zona.

El secretario de Gobierno departamental, Juan Felipe Corzo, señaló al diario La Opinión de Cúcuta, que este martes se cumplirá un consejo de seguridad liderado por el Gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, donde se buscará dar soluciones a lo que está ocurriendo en los campos Tibú y Sardinata.

LE PUEDE INTERESAR: