“Existe una vida después del cáncer”: Lorena Meritano

La actriz, de procedencia argentina, envió un mensaje en sus redes sociales a propósito del Día Mundial de la lucha contra el cáncer de seno

Foto: Infobae.
Foto: Infobae.


La actriz Lorena Meritano, recordada por su personaje de ‘Dínora Rosales’ en Pasión Gavilanes, envió un emotivo mensaje a través de su cuenta de Instagram en el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, este 19 de octubre.

Meritano, que fue diagnosticada con esta enfermedad ya se encuentra recuperada, aprovechó para pronunciarse y expresó: “Existe una vida después del cáncer y es maravillosa Gracias a Dios.”.

infobae-image

Este mensaje lo escribió en una publicación de dos fotografías, una en los tiempos de su enfermedad, y otra ya recuperada.

Asimismo, resaltó la importancia de prevenir y detectar a tiempo este tipo de cáncer y le envió abrazos y bendiciones a “los que se adelantaron, a quienes están atravesando momentos difíciles y a todas y todos los sobrevivientes de cáncer.”.

Meritano también agradeció a los profesionales de la salud y a las personas conocidas y desconocidas que “de una u otra manera brindan apoyo , amor y comprensión.”, afirmó.

infobae-image

Lorena Meritano llegó a Colombia en 2001. Encarnó el papel de Gabriela Garza en EcoModa, secuela de la telenovela Betty, la fea. Desde la primera aparición en la televisión colombiana, Meritano ha tenido varios papeles en producciones nacionales como Pasión de gavilanes (donde interpretó a Dinora Rosales), Chepe Fortuna, Amas de casa desesperadas, Mujeres asesinas, entre otras.

En 2014, Meritano fue diagnosticada con cáncer de seno, tras un año de lucha contra esa enfermedad, logró superarlo. “El cáncer es un maestro que me enseñó muchas cosas”, dijo la actriz a El País de Cali. “Fue primaria, secundaria, universidad, máster, doctorado”, y entonces ríe. “Me enseñó sobre la paciencia —y tengo que seguir aprendiendo—, porque yo era muy impaciente, sobre la tolerancia, la empatía, fortalecer mi fe (no tiene que ver con algo religioso, sino espiritual), sobre saber ponerse en los zapatos del otro, sobre fortaleza psicológica, emocional y física”.

“El cáncer me enseñó a recibir, porque soy una mujer que estoy cómoda en el dar. Ahora aprendí a sentir que yo merezco también recibir, y no hablo de lo material”, agregó la actriz, que ahora está sana, aunque advierte que debe seguir en chequeos médicos.

También le puede interesar:

Alerta por el incremento de la mortalidad por cáncer de mama en Colombia