Luis Fernando Andrade, exdirector de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), durante la entrevista con Noticias UNO.
Luis Fernando Andrade, exdirector de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), durante la entrevista con Noticias UNO.

Desde su detención domiciliario por el caso Odebrecht, Luis Fernando Andrade, exdirector de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), denunció que se siente inseguro por constantes intimidaciones y persecución que ha sufrido por las denuncias que ha hecho en el mayor escándalo de corrupción de Colombia en los últimos 10 años.

En entrevista con Noticias UNO afirmó que después de la muerte del testigo clave, Jorge Enrique Pizano, auditor controller del consorcio Ruta del Sol II por la que supuestamente se recibieron sobornos, y de su hijo tres días después, envenenado con cianuro en su propia casa, teme un destino similar.

"Me siento inseguro porque hemos (él y su familia) sufrido un proceso de intimidación constante. Hemos detectado que el edificio de enfrente tiene antenas para escucharnos, hemos tenido situaciones aquí en la terraza donde encontramos un dron tomándonos fotografías, a personas cercanas mías las llaman a decirles que saben que están viniendo a visitarme y que las aconsejan que dejen de venir aquí", aseguró Andrade.

Jorge Enrique Pizano y su hijo Alejandro Pizano Ponce de León,quien murió por beber cianuro en las exequias de su padre.
Jorge Enrique Pizano y su hijo Alejandro Pizano Ponce de León,quien murió por beber cianuro en las exequias de su padre.

Andrade tiene un régimen de casa por cárcel desde que la Fiscalía le imputara cargos por interés indebido en celebración de contratos y contrato sin cumplimiento de requisitos legales. Ahora, solicitó al gobierno colombiano y estadounidense -tiene nacionalidad- que le brinden mayor seguridad para él y su familia.

"Yo sí he denunciado las irregularidades en la Fiscalía. Yo he denunciado las irregularidades en mi proceso. Yo he denunciado los conflictos de intereses que tiene el fiscal Martínez. Yo he denunciado aquí los intereses económicos que tiene el Grupo Aval. Si denunciar eso y buscar mi defensa es conspirar, entonces sí, soy un conspirador", afirmó a Noticias UNO.

Además, aseguró que con la muerte de Pizano se perdió la oportunidad de que un testigo declarara a su favor. Y denunció el ataque de representantes de la derecha del país, como los periodistas Gustavo Rugeles y Ernesto Yamhure.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: