La Policía Metropolitana de Cali ubicó a dos adolescentes buscadas tras la viralización de un video que indignó a Colombia, al mostrar a una niña siendo forzada a inhalar marihuana por parte de sus vecinas.

En la grabación, difundida esta semana a través de redes sociales y aplicaciones de mensajería, se escuchan las risas de las jóvenes y la fuerte tos de la menor, que en ese momento tenía cuatro años.

"¡Hágale! Así", le piden las chicas, antes de soplar el humo en su rostro. Posteriormente, para calmarla, le ofrecen una golosina.

"¿Cómo se siente?, ¿bien?", le preguntan. Luego le insisten para que vuelva a someterse al proceso. "Bastante. ¡Más!", pide una de las involucradas. La niña, inconsciente sobre lo que sucede, se ríe nerviosa.

Según informaron las autoridades, se trata de una grabación de diciembre, pero que se hizo pública en los últimos días. La información aportada por vecinos de Siloé, en Cali, permitió ubicar a las responsables.

"Logramos ubicar tanto a la víctima como a estas dos jóvenes de 13 y 18 años, quienes se encuentran en diferentes procesos. A la primera se le están restableciendo los derechos, puesto que no tiene responsabilidad penal, y la de 18 años, estamos en el proceso de judicialización, se está verificando, porque los hechos habrían ocurrido en diciembre, cuando tenía 17 años. Eran vecinas de la pequeña", explicó  Marcela Narváez, jefe del grupo de Protección a la Infancia y Adolescencia.

La menor pertenece a una comunidad indígena desplazada que llegó desde la región de Nariño, forzada por la violencia que todavía se desata en la zona.

Por el momento, la joven de 18 años quedó detenida a la espera de lo que dictamine la Justicia, para determinar si será juzgada por el delito de suministro de sustancias psicoactivas a menores de edad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: