Entre amenazas al transporte público, balaceras nocturnas y homicidios, el orden público en la comuna 13 de Medellín tiene alterados a la comunidad y a las autoridades. Recientes investigaciones de la Fiscalía revelan que la situación se debe a alianzas entre líderes de bandas para aumentar el delito y desestabilizar la seguridad, con el fin de mantener su poderío en la zona.

De acuerdo con El Tiempo, la Fiscalía General de la Nación presentó la transcripción de unas conversaciones entre alias Pichi, Pesebre y Sombra, este último, cabecilla del grupo delincuencial Odín Robledo, capturado la semana pasada:

PichiYa es hora de unirnos, de trabajar juntos en la misma dirección, si no lo hacemos en tres años estamos acabados, es hora de dejar el orgullo y el egoísmo a un lado y tratar unos objetivos como organización grande que hemos sido, tenemos que buscar aliados que sean enemigos políticos del alcalde para quitarle popularidad.

Pesebre: Me parece perfecto.

Sombra: ¿Por qué no hablamos con todos para implementar una estrategia, como que roben más o algo que incremente la inseguridad?

Pesebre: Sería bueno, pero que sea en toda parte, para que lo sientan.

Una nueva ola de violencia azota a la comuna 13 de Medellín
Una nueva ola de violencia azota a la comuna 13 de Medellín

Para las autoridades, el detonante de la crisis fue, justamente, el arresto de Cristian Mazo Castañeda, alias Sombra y de Freyner Ramírez, alias Carlos Pesebre, cuya organización Odín Robledo trabajaba en los barrios de la comuna 13, en alianza con la banda La Terraza.

Y el objetivo de la nueva alianza es afectar la percepción de la gestión de la administración local y presionar una negociación con beneficios judiciales; aunque otras organizaciones criminales están aprovechando la situación para hacer ajuste de cuentas, informa El Colombiano.

Para contrarrestar estas acciones, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, aumentó el pie de fuerza de la zona, implementó caravanas para los buses de transporte público y acompañamiento a los jóvenes en su trayecto hacia las escuelas.

Pese a ello, 77 organizaciones sociales y 162 ciudadanos enviaron un comunicado a la opinión pública para manifestar su preocupación: "Los hechos de violencia que se vienen presentando en lo corrido del mes y que han generado un incremento en los homicidios del 48% con respecto al mismo período del año pasado obedecen a reacomodos al interior de las estructuras criminales, manifestando así la naturaleza misma del conflicto que se ha vivido en la última década en Medellín", dice el documento.

E invitaron a las autoridades competentes a mantener su presencia en los territorios más conflictivos, a activar rutas para la protección de derechos humanos y a evitar toda manifestación de violencia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: