Los nexos del grupo terrorista Hezbollah con bandas criminales de Colombia para obtener financiación

Seguidores del grupo terrorista Hezbollah en el sur de Beirut protestan contra Israel y Donald Trump (Reuters)
Seguidores del grupo terrorista Hezbollah en el sur de Beirut protestan contra Israel y Donald Trump (Reuters)

Ya es sabido que el grupo terrorista musulmán Hezbollah utiliza los países de América Latina como centros de operaciones para realizar entrenamientos y conseguir financiación. Pero una investigación de la Policía Nacional descubrió, además, nexos con organizaciones ilegales en Colombia que les estarían facilitando la consecución de dinero para cometer actos terroristas en la región.

El grupo islamista chií Hezbollah surgió a finales del siglo XX, más exactamente en 1982, en el Líbano, y responde desde entonces al régimen de Irán. Su nombre significa 'partido de Dios', y se le atribuyen distintos atentados terroristas y asesinatos sistemáticos alrededor del mundo. Además, cuenta con el apoyo político y económico de Teherán y Siria, que los proveen de armas y capacitación a cambio de seguridad.

Ahora se sabe que el grupo está presente en Colombia bajo una estructura denominada Organización de Seguridad Externa (ESO), según reveló un informe exclusivo de Blu Radio. Están enfocados en construir plataformas comerciales que sostengan sus actividades terroristas y de reclutamiento en la región. De hecho, la Dijín de la Policía Nacional identificó sus principales prioridades en el país.

El jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah (Archivo)
El jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah (Archivo)

Una es la consolidación de sociedades comerciales, especialmente de venta de textiles de contrabando y de carne y de exportación de carbón hacia Líbano. Las operaciones son coordinadas por Amer Mohamed Akil y tienen como objetivo financiar las actividades terroristas en el país y la región.

Para este mismo fin, el grupo terrorista tiene alianzas con la organización narcotraficante Oficina de Envigado para el lavado de activos, que también realizan con particulares colombianos. Este hecho ya había sido documentado en 2016 por la DEA, por lo que las autoridades estadounidenses le hacen seguimiento desde entonces.

Uno de los casos identificados por la Policía -cuenta la emisora local- es el nexo entre el colombo-libanés Ayman Saied Joumma y Chekri Mahmoud Harb, alias Talibán, de la Oficina de Envigado, quien es un experto lavador de dólares con conexiones en Siria, Egipto y Líbano. Coordinaba el tráfico de droga hacia África y Medio Oriente, ganancias que dirigía a patrocinar a Hezbollah. Fue capturado en Bogotá en 2008 y extraditado a Estados Unidos en 2009.

Asimismo, entre los planes de Hezbollah en el país está la construcción de compañías para importar y exportar materiales que luego son insumos de sus ataques terroristas. Y mantener la seguridad de sus integrantes que están ubicados en ciudades como Maicao, Cartagena y Barranquilla. A la vez que reclutan y doctrinan a emigrantes del Medio Oriente para fortalecer su poderío en Latinoamérica.

De acuerdo con Blu Radio la estrategia de reclutamiento consiste en buscar en redes sociales, mezquitas y centros culturales a simpatizantes que luego envían a Líbano a entrenamiento bajo la fachada de una beca de inmersión. Así, los adoctrinan en el Islam para convertirlos en los llamados "lobos solitarios", individuos que realizan acciones terroristas solos, sin apoyo de un equipo.

Esto genera alarma entre las autoridades, teniendo en cuenta que en Colombia hay más de 40 mil musulmanes, y cinco mezquitas y 10 centros culturales. Pero sus estrategias no llegan hasta ahí. Para generar mayor empatía con la sociedad en general organizan foros virtuales que promueven el discurso anti occidente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Nuevo respaldo del régimen iraní a los terroristas de Hezbollah: "Deben permanecer armados para luchar contra Israel"

Los nexos de Hezbollah en América Latina

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos