El ELN es la máxima preocupación del Gobierno colombiano (AFP)
El ELN es la máxima preocupación del Gobierno colombiano (AFP)

El ministro de Defensa colombiano, Luis Carlos Villegas, criticó la amenaza de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de comenzar un paro armado "ante la negativa del Gobierno" de reiniciar los diálogos de paz y aseguró que la fuerza pública garantizará la seguridad de la población.

"Quiero a nombre del Gobierno nacional rechazar con toda contundencia el anuncio hecho por el ELN en redes de realizar un supuesto paro armado nacional", afirmó Villegas en una declaración desde la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

"Todos los colombianos pueden estar seguros de que sus Fuerzas Militares y su Policía Nacional protegerán 24 horas y siete días de la semana la integridad de la nación, con toda la fuerza y toda la resolución disponible", agregó.

El ELN aseguró este miércoles que realizará un nuevo paro armado, del 10 al 13 de febrero.

El panfleto del ELN (@UrielComandante)
El panfleto del ELN (@UrielComandante)

Durante otros paros organizados por la guerrilla ha habido restricción del desplazamiento de vehículos por carreteras y la movilidad de las personas, así como amenazas con ataques a quienes transiten por las vías de una determinada región.

En este caso, según un panfleto publicado por el Frente de Guerra Occidental del ELN y que está firmado por el Comando Central (Coce) de esa guerrilla, bloquearán carreteras, rutas marítimas y aéreas.

Villegas lamentó que ese grupo "pretenda amenazar al Estado, al Gobierno, usando la violencia contra la población civil. Es también inadmisible que se pretenda coaccionar mediante las armas y la intimidación la participación de la sociedad civil".

"Esto se convierte en la mayor contradicción de la supuesta voluntad del ELN de buscar la paz. El ELN manifiesta por un lado querer la participación y los derechos civiles de la sociedad como eje fundamental de su proceso de paz, pero, al mismo tiempo, amenaza a esa sociedad civil con un paro armado", detalló.

Las negociaciones de paz entre el Gobierno colombiano y el ELN están paralizadas tras una escalada de ataques perpetrados por esa guerrilla, luego de que concluyera un cese el fuego bilateral de cien días el pasado 9 de enero.

"El Gobierno y la institucionalidad no se van a dejar amedrentar por este tipo de amenazas, todo lo contrario, demostraremos la fortaleza de nuestra democracia para luchar contra cualquier manifestación terrorista y violenta", concluyó.

LEA MÁS: