Los no vacunados contra el COVID-19 quedarán expuestos “al virus más grave que contraigan en sus vidas”, dijo un excomisionado de la FDA de Estados Unidos

Es el médico Scott Gottlieb, que fue funcionario durante la Presidencia de Donald Trump. El 73,7% de la población mundial todavía no ha recibido ninguna dosis de la vacuna

Hasta ahora, solo el 68% de los mayores de 18 años han aceptado vacunarse con una dosis, mientras el 59,3% está completamente inmunizado  (EFE/Lenin Nolly/Archivo)
Hasta ahora, solo el 68% de los mayores de 18 años han aceptado vacunarse con una dosis, mientras el 59,3% está completamente inmunizado (EFE/Lenin Nolly/Archivo)

El 73,7% de la población mundial no ha recibido todavía una dosis de la vacuna COVID-19. En gran parte de los países, el acceso está limitado por la compra y la distribución de las inmunizaciones. En EEUU, la renuencia y la desconfianza han demorado que la vacunación siga avanzando rápido. Hasta ahora, solo el 68% de los mayores de 18 años han aceptado vacunarse con una dosis, mientras el 59,3% está completamente inmunizado. Ante la aparición y el avance de las variantes del nuevo coronavirus en el mundo, como Delta, hoy la preocupación mundial se centra en las personas que aún no han recibido dosis alguna.

El médico Scott Gottlieb, ex comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y miembro del directorio de empresas farmacéuticas, opinó: “Y para la mayoría de las personas que contraen esta variante delta, será el virus más grave que contraigan en su vida en términos del riesgo de tener que internarlos en el hospital”. Gottlieb lo dijo el domingo al programa de televisión CBS “Face the Nation”.

En ese país, las coberturas aún no están en el umbral necesario para generar la inmunidad de rebaño por vacunación y detener la propagación del virus. “Los grupos de personas no vacunadas son lo que se interponen en el camino para que eliminemos este virus de forma permanente”, indicó el doctor Jonathan Reiner, profesor de Medicina en la George Washington University, en Washington D. C., Estados Unidos días atrás.

En el condado de Los Ángeles, la tasa de nuevos casos de COVID-19 subieron un 300% desde el 4 de julio. Las hospitalizaciones por COVID-19 se han más que duplicado con respecto al mes anterior, según el Departamento de Salud del condado de Los Ángeles.

Las personas que aún no se vacunaron corren más riesgos: el 99,5% de las muertes por COVID-19 ocurren entre personas que no han sido vacunadas, subrayó Murthy (EFE/EPA/WILL OLIVER/Archivo)
Las personas que aún no se vacunaron corren más riesgos: el 99,5% de las muertes por COVID-19 ocurren entre personas que no han sido vacunadas, subrayó Murthy (EFE/EPA/WILL OLIVER/Archivo)

De acuerdo al registro de la Universidad Johns Hopkinks, 48 estados están notificando un aumento en el número de casos nuevos al menos un 10% más alto que la semana anterior. Esos repuntes por todo el país podrían empeorar la situación epidemiológica. “Eso es preocupante”, sostuvo Vivek Murthy, director general de Sanidad de EE.UU. Porque con más casos de contagios y más hospitalizaciones, es probable que aumenten nuevamente los fallecimientos.

Las personas que aún no se vacunaron corren más riesgos: el 99,5% de las muertes por COVID-19 ocurren entre personas que no han sido vacunadas, subrayó Murthy. Para desacelerar los repuntes de casos, en los Estados Unidos están tratando de que los líderes comunitarios hablen y convenzan a las personas sobre los beneficios que tienen las vacunas contra el COVID-19, que han demostrado tener alta eficacia y seguridad, según contó el alcalde de Springfield, Missouri, Ken McClure.

“Así que todo depende de los líderes comunitarios, las instituciones comunitarias en las que la gente confía diciendo que hay que vacunarse. Esa es la única forma en que vamos a salir de esto”, dijo McClure.

También el presidente de EEUU, Joe Biden, intervino en la polémica en torno de la desinformación que circula por distintos medios, cuando el viernes acusó a la red social Facebook de permitir que circulen informaciones falsas sobre las vacunas. “Están matando gente” al no bloquear la desinformación, opinó el mandatario. La plataforma negó esa situación y por el contario aseguró que “los datos muestran que 85% de los usuarios de Facebook en Estados Unidos han sido vacunados o quieren vacunarse contra el COVID-19”, dijo en un comunicado de su blog corporativo, firmado por el vicepresidente Guy Rosen.

Recientemente, un estudio realizado en China que fue difundido online, reveló que 62 casos de afectados por la variante Delta tenían cargas virales aproximadamente 1.260 veces más altas que las encontradas en 63 casos de la ola epidémica temprana en 2020. Esa variante de preocupación está enviando a los hospitales a personas más jóvenes y previamente sanas, la gran mayoría de las cuales no han sido vacunadas.

“El virus de este año no es el virus del año pasado”, dijo la doctora Catherine O’Neal, especialista en enfermedades infecciosas del Centro Médico Regional Our Lady of the Lake en Baton Rouge, Louisiana. “Está atacando a los de 40 años. Está atacando a nuestros padres y abuelos jóvenes. Y se está apoderando de nuestros hijos”, dijo O’Neal. Dijo que su unidad de COVID-19 ahora tiene más pacientes de 20 años que antes en la pandemia.

El problema de la renuencia a vacunarse está relacionado con la desinformación que circula. La desinformación “nos quita la libertad”, dijo el doctor Murthy, y agregó que la información inexacta inhibe el poder de las personas para tomar decisiones informadas sobre la salud de ellos mismos y sus familias. “Toda esta información errónea que circula por ahí tiene un costo real que se puede medir en vidas perdidas, y eso es trágico”, sostuvo.

El doctor Anthony Fauci, epidemiólogo jefe de Estados Unidos, fue registrado dijo que “hasta ahora, las cosas se ven bien" en los estudios para ver el efecto de las vacunas en niños, "pero la decisión final dependerá de la FDA" (EFE/Patrick Semansky)
El doctor Anthony Fauci, epidemiólogo jefe de Estados Unidos, fue registrado dijo que “hasta ahora, las cosas se ven bien" en los estudios para ver el efecto de las vacunas en niños, "pero la decisión final dependerá de la FDA" (EFE/Patrick Semansky)

Una razón importante por la que los adultos deben vacunarse, han dicho los expertos, es proteger a los niños que aún no son elegibles para la vacuna. Actualmente, las vacunas de COVID-19 solo están autorizadas para los mayores de 12 años en los Estados Unidos, pero se están realizando estudios para probar la seguridad y eficacia de vacunar a niños más pequeños.

El sábado pasado, el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, aclaró el cronograma para aprobar las vacunas de COVID-19 para niños menores de 12 años. Se están haciendo estudios en grupos de disminución de la edad, con niños de 12 a 9 años, luego de 9 a 6, de 6 a 2 y luego de 2 años a 6 meses. “Hasta ahora, las cosas se ven bien, pero la decisión final dependerá de la FDA. Y me imagino que probablemente no sucederá hasta que entremos bien en el invierno, hacia fines de este año”, dijo Fauci.

Para impulsar la vacunación, se vienen haciendo diferentes acciones. En Alabama, que tiene una de las tasas de vacunación más bajas de EEUU, se instaló un puesto de vacunación durante tres horas y media en una iglesia fuera de Birmingham el domingo. Pero solo se presentaron 11 personas. MedsPlus, el proveedor de atención médica en el lugar, ha estado llevando a cabo puestos de vacunación en iglesias, centros comerciales y comunitarios, con la esperanza de asociarse con líderes locales en los que la gente confía. Pero de acuerdo con los datos del Departamento de Salud Pública de Alabama, la cantidad de vacunas administradas en el estado ha disminuido considerablemente desde el pico en marzo y abril.

La variante Delta ya fue detectada en más de 111 países. Está detrás del aumento de casos reportado en todas las regiones del mundo y podría volverse la variante dominante en los próximos meses, según la última actualización epidemiológica semanal de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “La variante delta está arrasando el mundo a un ritmo avasallador”, resumió el lunes 12 Tedros Adhanom Ghebreyesus, director del organismo de Naciones Unidas.

SEGUIR LEYENDO: