Chile: un importante sector de la coalición oficialista le retiró el apoyo a su candidato, Sebastián Sichel

Mientras desciende en las encuestas, muchos dirigentes de Chile Vamos cambiaron su respaldo hacia el conservador José Antonio Kast

Sebastián Sichel viene perdiendo apoyos de su coalición y descendiendo en las encuestas (REUTERS/Ivan Alvarado)
Sebastián Sichel viene perdiendo apoyos de su coalición y descendiendo en las encuestas (REUTERS/Ivan Alvarado)

Un total de 75 militantes de la Unión Demócrata Independiente (UDI) se descolgó del acuerdo partidario de respaldar al candidato presidencial de su coalición ante las elecciones del próximo 21 de noviembre. Mediante una carta firmada por parlamentarios, dirigentes y militantes del partido, los miembros de la coalición de derecha dieron a conocer que votarán por el republicano José Antonio Kast en vez del candidato ganador de la primaria del sector, Sebastián Sichel.

Así, el escenario se complica para Sichel. El candidato a la presidencia de continuidad al gobierno de Sebastián Piñera había resultado ganador por amplia distancia en la primaria de su coalición, en la que compitió con Joaquín Lavín (UDI), Mario Desbordes (RN) e Ignacio Briones (Evópoli), por lo que los partidos de la alianza -conformada por la Unión Demócrata Independiente (UDI), Renovación Nacional (RN), PRI y Evópolis-, le habían entregado su respaldo. Pero ese acuerdo se quebró tras una serie de situaciones que finalizaron con un llamado a “libertad de acción” otorgada por Sichel a sus seguidores.

En la carta, 75 militantes de la UDI señalaron: “Hemos decidido concentrar nuestros esfuerzos, en esta etapa de la contienda electoral, apoyando de forma irrestricta al candidato José Antonio Kast Rist y lograr la primera mayoría nacional; dando una señal clara respecto del peso electoral y la representación que tenemos en el país”.

“Esta es una decisión basada en la coincidencia de principios entre el candidato presidencial y nuestro partido, en considerar que un compromiso requiere de la entrega de señales y acuerdos mutuos para su verdadera consolidación, y no en una rendición incondicional, ni mucho menos en seguir ciegamente los dictados de quien lidera, por lo cual, a la vista de los hechos públicamente conocidos, que nos indican que no existe voluntad de lograr un real compromiso”, argumentan.

Entre los firmantes se encuentran el exalcalde de Colina y actual delegado presidencial de la provincia de Chacabuco, Mario Olavarría; la exalcaldesa de Recoleta, Sol Letelier; y el concejal de Estación Central, Ivo Pavlovic.

La misiva fue dada a conocer un día después que el candidato oficialista otorgada la libertad de acción a los partidos que lo apoyaban, luego que varios dirigentes ya habían anunciado que apoyarían a Kast. De paso, les enrostró que no están cumpliendo con el compromiso de respetar al ganador de esa votación. “Siempre creí que un independiente podía ser parte de una coalición, nos hemos dado cuenta de que algunos quieren volver al pasado y apoyar una antigua derecha”, dijo Sichel. “No vamos a aceptar es el chantaje de aquellos que quieren que me transforme en algo que no soy”, manifestó el presidenciable.

La primera vuelta electoral se realizará el próximo 21 de noviembre y las encuestas han sido desfavorables durante las últimas semanas para el candidato del continuismo. De hecho, Kast figura como el favorito para llegar a La Moneda según los últimos sondeos, a lo que se suma el descuelgue en cadena de miembros de la UDI en favor del candidato conservador.

Las críticas al candidato de La Moneda comenzaron con una seguidilla de situaciones que han salido a la luz y que le han jugado en contra, como el financiamiento pesquero de su campaña parlamentario en 2009 a través de boletas ideológicamente falsas. Al respecto, el candidato se defendió asegurando que “es evidente que lo que vimos anoche es otro capítulo más de una operación política orquestada para desprestigiarme sistemáticamente por la izquierda”.

Otro revés fue cuando se dio a conocer el pasado lobbista de Sichel, cargo en el que intercedió a favor de varias empresas privadas. En 2011 arribó a la dirección de Asuntos Públicos de la empresa internacional de comunicación estratégica, marketing y lobby, Burson-Marsteller.

Más tarde se dio a conocer que había retirado el 10% de sus fondos de pensiones, pese a ser una iniciativa que había rechazado fehacientemente. A eso se suma que se tomó varios días para reconocerlo, para lo cual subió un video a sus redes sociales. Allí afirmó que prefería el retiro del 100% de estos fondos a que terminara en manos de los políticos de izquierda.

Esto se suma que cuando ganó las primarias del conglomerado de derecha, Sichel dijo que “voy a estar mirando” a los parlamentarios que apoyaran el cuarto retiro de fondos de pensiones, “para cuando después pidan apoyo de vuelta en las campañas”, lo que fue considerado una abierta amenaza por los congresistas de su sector.

Pese al panorama, diversas voces de la derecha siguen con Sichel. De hecho, los partidos de la alianza siguen afirmando que lo apoyan, pero queda abierta la puerta para apoyar a Kast si el líder del Partido Republicano pasa a la segunda vuelta. Así lo planteó el presidente de Evópoli, Andrés Molina, quien dijo que, aunque “estamos convencidos de que el proyecto que encarna Sichel es el que le conviene a Chile”, en el caso de pasar Kast a segunda vuelta contará con su voto. “Entre un proyecto comunista, como el de Boric, y el de Kast, nosotros no nos vamos a perder”, afirmó.

En la UDI, también ratificaron su apoyo al independiente, pero plantearon que debe explicitarse un compromiso mutuo de apoyo para quien pase a segunda vuelta.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR