Brasil reportó menos de 800 muertes por COVID-19 por primera vez en casi 80 días

El gigante sudamericano no registraba esa cifra desde el 1 de marzo pasado, cuando fueron contabilizados 778 fallecimientos. El lunes se informó de 786 decesos por la enfermedad

Empleados del servicio funerario entierran a una víctima de COVID-19, en el cementerio de Vila Formosa, en San Pablo (Brasil). EFE/Edson Lopes Jr./Archivo
Empleados del servicio funerario entierran a una víctima de COVID-19, en el cementerio de Vila Formosa, en San Pablo (Brasil). EFE/Edson Lopes Jr./Archivo

Brasil, uno de los países más castigados por la pandemia, registró en las últimas 24 horas 786 nuevas muertes por coronavirus, con lo que el número de fallecimientos se ubicó por primera vez por debajo de los 800 diarios en casi 80 días, informó este lunes el Gobierno.

Brasil no registraba menos de 800 muertes diarias desde el 1 de marzo pasado, cuando fueron contabilizados 778 fallecimientos, y antes de que una segunda ola del COVID-19, más virulenta y mortal que la primera, elevara significativamente los índices de decesos y casos en el país.

De acuerdo con el boletín divulgado por el Ministerio de Salud, Brasil acumula 436.537 muertes desde el inicio de la pandemia, hace cerca de quince meses.

Según la cartera de Salud, en las últimas 24 horas el país también registró 29.916 nuevos contagios de COVID-19, el menor número para un día desde el 10 de mayo (25.200 casos), con lo que el acumulado de infecciones llegó a 15.657.391 desde el inicio de la pandemia.

Los números confirman a Brasil, con sus 212 millones de habitantes, como el segundo país en el mundo en número de muertes, por detrás de Estados Unidos, y como el tercero en número de casos, solo superado por EEUU e India.

El número de defunciones cayó desde 2.087 el sábado hasta 1.036 el domingo y hasta 786 este lunes, y el de infecciones desde 67.009 el sábado hasta 40.941 el domingo y 29.910 este lunes, pero el propio Ministerio de Salud reconoce que las cifras por lo general se reducen los domingos y los lunes por el menor número de funcionarios procesando los datos durante los fines de semana.

Las estadísticas por lo general saltan los martes cuando las cifras del fin de semana son actualizadas.

De cualquier forma, el número de muertes viene cayendo tras el pico de la segunda ola de la pandemia, en marzo y abril de este año, cuando el país llegó a registrar más de 4.000 muertes diarias y 100.000 casos por día.

El promedio de muertes en una semana se ubicó este lunes en 1.901 diarias, el menor en los últimos dos meses, desde las 1.894 registradas el 16 de marzo.

Fotografía de una sala para pacientes con COVID-19 en un hospital de campaña en Brasilia (Brasil). EFE/Joédson Alves
Fotografía de una sala para pacientes con COVID-19 en un hospital de campaña en Brasilia (Brasil). EFE/Joédson Alves

EL PROMEDIO DE MUERTES CAYÓ 19,7 % EN DOS SEMANAS

La media de muertes diarias cayó un 8,9 % en comparación con la de hace siete días (2.087 el 10 de mayo) y un 19,7 % frente a la de hace catorce días (2.367 el 3 de mayo).

La media de contagios está lejos de su pico (76.545 casos diarios el 23 de marzo), pero volvió a crecer en los últimos días tras haber caído hasta 56.533 el 26 de abril.

El promedio de infecciones en 7 días se ubicó en 63.914 diarias este lunes, con un aumento del 4,07 % frente a la media de hace siete días (61.411 el 10 de mayo) y del 9,1 % en comparación con la de hace catorce días (58.587 el 3 de mayo).

Según el Ministerio de Salud, de los 15,6 millones de contagiados, unos 14,1 millones, el 90,2 % del total, ya se recuperó y fue dado de alta, mientras que 1,07 millones continúan bajo cuidados médicos, que equivalen al 7,0 %.

Los datos divulgados este lunes indican que el COVID-19 tiene una tasa de mortalidad en Brasil de 207,7 decesos por cada 100.000 habitantes, una incidencia de 7.450,7 contagios por cada 100.000 habitantes y un índice de letalidad del 2,8 % de los infectados.

Los especialistas aseguran que las cifras de mortalidad y contagio se mantendrán en niveles elevados hasta que se logre avanzar con más rapidez en la vacunación.

Brasil, con 89,4 millones de vacunas ya distribuidas de los laboratorios AstraZeneca, Sinovac y Pfizer, ha aplicado 57,9 millones. Al menos 38,7 millones de brasileños fueron inmunizados con la primera dosis, que equivale al 18,3 % de la población, y 19,2 millones ya recibieron las dos dosis (9,6 %).

Pese a que la vacunación avanza lentamente por el atraso en la llegada del principio activo con el que son fabricadas las vacunas en el país, el Gobierno anunció que el próximo sábado llegará al país la materia prima necesaria para fabricar 18 millones de dosis del inmunizante de AstraZeneca.

El gobernador de San Pablo, Joao Doria, anunció que el 26 de mayo es esperado un lote de 4.000 litros del principio activo necesario para la producción en el país de la vacuna de Sinovac, lo suficiente para la fabricación de siete millones de dosis.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: