Uruguay registró un récord con 79 muertes diarias por COVID-19 y Lacalle Pou prolongó las restricciones hasta el 30 de abril

No hay clases presenciales y los free-shops seguirán cerrados, al igual que los gimnasios y clubes deportivos. También rige la limitación horaria de bares y restaurantes hasta la medianoche

Enfermeros del Centro de Tratamientos intensivos (CTI) del hospital privado Casmu se preparan para atender a pacientes enfermos por COVID-19, el 14 de abril de 2021 en Montevideo (Uruguay) (EFE/ Raúl Martínez)
Enfermeros del Centro de Tratamientos intensivos (CTI) del hospital privado Casmu se preparan para atender a pacientes enfermos por COVID-19, el 14 de abril de 2021 en Montevideo (Uruguay) (EFE/ Raúl Martínez)

Uruguay batió este jueves récord de fallecidos por coronavirus con 79 registrados en la última jornada, mientras el total de decesos asciende a 1.726, según el último balance del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae).

Esta es la cifra más alta de fallecimientos, después de que el país alcanzó los 71 decesos en una jornada el pasado lunes.

Además el país sumó este jueves 4.412 nuevos casos de COVID-19 luego de llevar a cabo 18.835 test de PCR y alcanzó los 32.136 activos, 508 de estas personas ingresadas en centros de cuidados intensivos.

Desde que se decretó la emergencia sanitaria el 13 de marzo de 2020, Uruguay suma 156.499 casos acumulados.

En este momento, el departamento (provincia) con más casos activos es Montevideo con 14.770, seguido por Canelones (sur) con 4.870 y Rivera (norte) con 1.415.

Además, todos los departamentos del país se encuentran en zona roja según el índice de Harvard, al acumular más de 25 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días.

Una mujer espera en un pasillo del área de Cuidados Intermedios del Hospital Público de Rivera, el 30 de marzo de 2021 en Rivera, Uruguay (EFE/ Raúl Martínez/ archivo)
Una mujer espera en un pasillo del área de Cuidados Intermedios del Hospital Público de Rivera, el 30 de marzo de 2021 en Rivera, Uruguay (EFE/ Raúl Martínez/ archivo)

El pasado jueves, el coordinador general del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) -que aconseja al Gobierno en la gestión de la pandemia-, Rafael Radi, dijo durante una sesión extraordinaria del Consejo Directivo Central de la Universidad de la República que les está “empezando a preocupar” la tasa de letalidad del COVID-19 ya que pasó de 1,1 cada 100 a 1,5 cada 100 habitantes.

Un día antes, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, habló en conferencia de prensa para anunciar la extensión, hasta el 30 de abril, de las medidas anunciadas el 23 de marzo, como la no presencialidad de las clases, el cierre de los free-shops, de los gimnasios y clubes deportivos y la limitación horaria de bares y restaurantes hasta la medianoche.

Sin embargo, reiteró su intención de no agregar otras normas para restringir la movilidad. “Pedimos que, dentro de lo posible, la gente se mueva lo menos posible”, dijo.

Por otra parte, el 36,06% de la población uruguaya ya fue inoculada contra el COVID-19, la mayoría de estas personas con la primera dosis de la vacuna china CoronaVac o la estadounidense Pfizer y un grupo considerablemente menor ya con la segunda.

Según el monitor web desarrollado por el Ministerio de Salud Pública, Uruguay ya inoculó a 1.248.629 de personas, 996.155 con la primera dosis y 252.474 con la segunda.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: