Uruguay presentó una queja a la Argentina sobre los requisitos para los transportistas extranjeros por el COVID-19: “La decisión es discriminatoria”

La cancillería de Montevideo expresó su descontento con el gobierno de Alberto Fernández. “La medida está ocasionando importantes inconvenientes en los diferentes pasos fronterizos”, manifestó

Luis Lacalle Pou, presidente de Uruguay; y Alberto Fernández, mandatario argentino
Luis Lacalle Pou, presidente de Uruguay; y Alberto Fernández, mandatario argentino

El Gobierno de Uruguay presentó una queja a su par de Argentina por las medidas de restricción tomadas por el mandatario Alberto Fernández por el COVID-19: “La decisión aplicada a los transportistas extranjeros es discriminatoria”, indicó.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores tiene el agrado de dirigirse a la Embajada de la República Argentina en relación a la Decisión Administrativa 342/2021 del jefe de Gabinete de Ministros de la Nación argentina, por la cual se amplían los requisitos para el ingreso por vía terrestre al territorio argentino de los operadores de transporte, transportistas y tripulantes extranjeros a los cuales se exige adjuntar a la declaración jurada, el resultado negativo de la prueba para SARS-CoV-2 realizada dentro de las 72 horas que antecedan al ingreso al país”, comienza la declaración.

Y subraya: “El Gobierno de la República Oriental del Uruguay expresa su profunda preocupación por el carácter discriminatorio de la presente medida que contraviene el espíritu y la letra del Acuerdo Sobre Transporte Internacional Terrestre (ATIT), suscrito en setiembre de 1990 en el marco del Tratado de Montevideo de 1980 (ALADI), cuyo artículo 5 establece que ‘cada país signatario asegurará a las empresas autorizadas de los demás países signatarios, sobre la base de reciprocidad, un tratamiento equivalente al que da a sus propias empresas’”.

Personas con tapabocas en la Plaza Independencia de Montevideo (EFE/Federico Anfitti)
Personas con tapabocas en la Plaza Independencia de Montevideo (EFE/Federico Anfitti)

“En opinión del Gobierno de la República Oriental del Uruguay, la Decisión Administrativa 342/2021 aplicada a los transportistas extranjeros, es una medida discriminatoria, teniendo presente que para los transportistas y tripulantes argentinos se exige un testeo de antígenos dentro de las 72 horas desde su ingreso al país, representando menores costos de testeo y de trámites operativos en el ingreso a la República Argentina”, destacó.

Además, expresó que “la reciente medida adoptada por Argentina está ocasionando importantes inconvenientes en los diferentes pasos fronterizos, cortes de ruta y medidas sindicales de las gremiales transportistas, que afectan y perjudican directamente el comercio regional y transporte de las mercaderías”.

Luego manifestó que el gobierno uruguayo “reconoce la particular coyuntura en materia sanitaria que está atravesando la región y el mundo como consecuencia de la propagación de la pandemia” y recordó que “aplicó medidas tendientes a un mayor control en la frontera para el ingreso de los transportistas al país sin discriminar nacionalidad”.

Por último, señaló que, “en razón de lo expresado”, el Ejecutivo uruguayo “confía en que las autoridades argentinas tendrán a bien dejar sin efecto la referida Decisión Administrativa”.

Un extracto de los anuncios de Alberto Fernández


El Gobierno argentino endureció este miércoles el toque de queda en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), formada por la capital y sus localidades colindantes, y allí estará prohibida la circulación entre las 20:00 y las 6:00 debido al aumento de casos COVID-19.

Además, entre otras medidas, desde el próximo lunes y hasta el 30 de abril se retorna a la modalidad virtual en las clases de los tres niveles educativos.

El avance de la pandemia nos está exigiendo cada vez un poco más”, dijo el presidente, Alberto Fernández, en un mensaje grabado.

El AMBA es la zona más crítica en cuanto a contagios de coronavirus, y Fernández pidió a las autoridades de cada localidad “que fiscalicen y hagan cumplir” la medida. El mandatario aseguró que pretenden garantizar dos cosas: “No detener el proceso vacunatorio y que el sistema sanitario no se sature”.

La nota completa de la cancillería uruguaya:

SEGUIR LEYENDO: