Un video grabado por un vecino registró el momento en el que se empezaron a escuchar los disparos en La Granja

No cede la violencia en Chile. Dos carabineros sufrieron heridas de bala este jueves a la noche tras un ataque a la dependencia policial Mauricio Rivera López, ubicada en la comuna de La Granja, en el sur de la Región Metropolitana de Santiago.

Lo que empezó como una protesta más de las que se ven desde hace siete semanas en la capital del país, cuando un grupo de personas cortó la calle y levantó barricadas, se convirtió en algo mucho más peligroso. Algunos de los manifestantes que estaban en el lugar —no se sabe cuántos— sacaron armas y comenzaron a disparar contra los policías.

Dos agentes resultaron heridos: el mayor Cristian Andrés Castelli, que recibió un balazo en la axila, y el sargento segundo Matías Erazo Rozas. Ambos están fuera de peligros gracias al chaleco antibalas y a los cascos que los protegían, según informa La Tercera.

Carabineros atacados con bombas molotov (AFP)
Carabineros atacados con bombas molotov (AFP)

“Una turba de alrededor de 300 personas agredieron (...) disparando munición de alto calibre a los carabineros que se encontraban en ese lugar”, contó este viernes Felipe Guevara, intendente de la Región Metropolitana, citado por El Mercurio On-Line.

El enfrentamiento dejó también a cuatro civiles heridos de bala. "Se trata de delincuente que estaban a atacando con munición a nuestros carabineros”, aseguró Guevara, tras contar que tenían antecedentes penales.

“Queremos señalar que estos ataques lo que buscan es expulsar al Estado de los territorios en los cuales estamos instalados. Eso no va a a ocurrir. Carabineros, la PDI (Policía de Investigaciones de Chile) y el Estado de Chile van a seguir, en cada rincón del país, cuidando a nuestros ciudadanos”, agregó el intendente.

Carabineros cuestionó las cifras de Human Rights Watch
Carabineros cuestionó las cifras de Human Rights Watch

Carabineros de Chile se cruzó este jueves con la organización Human Rights Watch (HRW) por discrepancias en torno a la cifra de heridos en las protestas que sacuden el país suramericano. El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, calificó como “sorprendentes” los cuestionamientos por parte del cuerpo policial de los datos que el organismo internacional difundió en un informe el pasado 26 de noviembre.

Dicho documento apuntó que la Policía chilena cometió “graves violaciones de derechos humanos”, que incluyeron uso excesivo de la fuerza, abusos en las detenciones y uso indiscriminado e indebido de armas y escopetas antidisturbios para contener las protestas sociales.

Una agente de policía herida por una bomba molotov (REUTERS/Jorge Silva)
Una agente de policía herida por una bomba molotov (REUTERS/Jorge Silva)

Tras un ultimátum del Ejecutivo al cuerpo de Carabineros para que aclararan las presuntas violaciones a los derechos humanos, los uniformados “refutaron las acusaciones más graves sobre la conducta de su personal: la cantidad de lesionados, el uso de la fuerza y los hechos de abuso sexual”, publicó el diario La Tercera este jueves.

Ante estas filtraciones, el director para las Américas de HRW reafirmó a través de Twitter las cifras de lesionados que figuran en su informe: 11.564 heridos frente a los 1.195 que admite la Policía y 1.015 lesionados por perdigones frente a los 376 que reconoce Carabineros. Vivanco recordó que las fuentes del informe de HRW fueron, entre otras, el Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y la Fiscalía chilena.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: