Michel Temer, presidente de Brasil.
Michel Temer, presidente de Brasil.

El presidente Michel Temer dijo que Brasil está dividido a causa de las elecciones pero se mostró confiado en que esa polarización acabará cuando termine la disputa electoral.

"Tenemos que comprender que la elección es un momento político-electoral" en el que "es natural que haya divergencia, lo que no puede haber es violencia. Tengo absoluta convicción de que, tras las elecciones, Brasil estará reunificado", afirmó Temer a la prensa tras participar en una ceremonia religiosa en homenaje al octogésimo séptimo aniversario del Cristo Redentor de Río de Janeiro y al día de Nuestra Señora Aparecida, patrona de Brasil.

Temer también se mostró preocupado por los episodios de violencia que se han presentado durante las elecciones.

Jair Bolsonaro levanta un muñeco de él con la banda presidencial, sosteniendo un fusil de asalto, durante un acto en Curitiba en marzo pasado (REUTERS/Rodolfo Buhrer/File photo)
Jair Bolsonaro levanta un muñeco de él con la banda presidencial, sosteniendo un fusil de asalto, durante un acto en Curitiba en marzo pasado (REUTERS/Rodolfo Buhrer/File photo)
Fernando Haddad, candidato a presidente de Brasil por el Partido de los Trabajadores (AFP)
Fernando Haddad, candidato a presidente de Brasil por el Partido de los Trabajadores (AFP)

"Es claro que cada vez que se habla de violencia tenemos que preocuparnos, por eso necesitamos combatirla como estamos haciendo todos", agregó el presidente de los brasileños.

Temer, que poco se ha pronunciado sobre la campaña electoral en Brasil, comparó la situación actual del país con lo ocurrido con la imagen de Nuestra Señora Aparecida que en 1978 fue quebrada por un joven que, aparentemente, estaba poseído.

"Esa es una simbología extraordinaria para verificar que nada en Brasil nos fracturará, sino que, si hay un intento de fractura, todos nos vamos a unir", precisó.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: