Jair Bolsonaro (Twitter: @FlavioBolsonaro)
Jair Bolsonaro (Twitter: @FlavioBolsonaro)

El candidato de ultraderecha para las presidenciales del 7 de octubre en Brasil, Jair Bolsonaro, quien fue acuchillado el jueves pasado en su abdomen, ya puede comenzar a alimentarse vía oral, según el boletín médico emitido por el hospital en el que está ingresado desde el viernes.

"Como consecuencia de la mejoría intestinal", este martes le fue retirada la sonda nasogástrica al candidato para que pueda volver a alimentarse oralmente, proceso que realizará de manera gradual, "conforme sea su aceptación", de acuerdo con lo divulgado por el Hospital Albert Einstein de San Pablo en el boletín médico.

La información también fue confirmada por Flavio Bolsonaro, uno de los hijos del candidato, quien publicó en su cuenta de Twitter que su padre había comido hoy "un pedazo de pan y jugo".

El polémico candidato por el Partido Social Liberal (PSL) recibió una puñalada de un hombre mientras era llevado a hombros por simpatizantes en el municipio de Juiz de Fora, segunda mayor ciudad del estado de Minas Gerais (sureste).

Bolsonaro, un nostálgico de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985) y firme defensor de la liberación de la venta de armas, fue entonces operado de urgencia y se le realizó una colostomía en función de las "lesiones graves" que sufrió en los intestinos grueso y delgado.

Una vez estabilizado y en menos de 24 horas después del ataque, fue trasladado al hospital Albert Einstein de San Pablo, donde permanece internado sin previsión de alta hospitalaria.

El momento del ataque contra Bolsonaro
El momento del ataque contra Bolsonaro

Aunque el candidato tiene un marco de salud estable, permanece en la sala de cuidados intensivos, sin fiebre y sin signos de infección, pero tendrá que pasar por una nueva cirugía en los próximos días para reconstruir el intestino y retirar la bolsa de colostomía.

Luego del ataque del que fue víctima, Bolsonaro se mantiene como líder en la contienda electoral con el 24% de la intención de voto según una encuesta divulgada por Datafolha.

Aunque el apoyo a Bolsonaro creció dos puntos porcentuales desde la última encuesta de Datafolha, divulgada el pasado agosto, el número de personas que no votaría por él en ninguna circunstancia también creció y pasó del 39% al 43%.

Según el sondeo, por detrás del candidato del PSL se encuentra el laborista Ciro Gomes, cuya intención de voto pasó del 10% al 13%, seguido de la ambientalista Marina Silva, cuyo apoyo cayó del 16% en la anterior encuesta de Datafolha al 11% en la actual.

No obstante, Bolsonaro, quien tiene un historial de declaraciones homófobas, machistas y racistas, sería derrotado en la segunda vuelta por seis puntos porcentuales por Marina Silva y por diez puntos porcentuales por Gerardo Alckmin o Ciro Gomes, según el mismo sondeo.

El candidato de ultraderecha incluso sería derrotado por un solo punto porcentual por el ex alcalde de San Pablo Fernando Haddad, quien en la última encuesta subió cinco puntos porcentuales al pasar del 4% al 9% y quien este martes será probablemente oficializado como sustituto del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, cuya candidatura fue vetada por las autoridades electorales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: