Los dueños temen por la seguridad de sus mascotas y esperan poder recuperarlas lo antes posible, sin llamar a la policía (iStock)
Los dueños temen por la seguridad de sus mascotas y esperan poder recuperarlas lo antes posible, sin llamar a la policía (iStock)

Una nueva modalidad delictiva afecta a los habitantes de Montevideo, Uruguay, y mueve cada vez más dinero: el robo de mascotas por las cuales se exige un rescate disfrazado de "gratificación".

Entre 300 y 400 animales domésticos son hurtados cada semana en la capital uruguaya, según consigna Camila Bello en un artículo de El Observador. Para su devolución, los dueños pagan entre 15.000 y 50.000 pesos uruguayos (entre 500 y 1700 dólares) a grupos delictivos que muchas veces simulan haber comprado sus mascotas y piden una "gratificación" por devolverla a sus dueños.

"Una solicitud de dinero a cambio de la vida de tu perro no se da acá, eso se da en otros países como España o Colombia", dijo Marcelo López, director de SOS Mascota, al Observador. "Acá no se habla de secuestro, no se paga un rescate, lo que se da es una gratificación", agregó.

Tal fue el caso de Valentina, quien tardó 27 días y tuvo que desmbolsar 25.000 pesos uruguayos para recuperar a su bulldog francés, el cual fue robado en una plaza en Carrasco en 2014 cuando su madre lo paseaba.

LEA MÁS:

"Yo quería mi perro de nuevo, me recorrí todo Montevideo y pagué lo que me pedían. No me importaba nada", dijo Valentina en el mismo artículo.

Otro fue el caso de Heber, quien pagó 50.000 pesos para que le devolvieran cuatro de los seis perros que le habían robado. "A mí se me metieron a las dos de la tarde en mi casa y se llevaron la computadora, la cámara de fotos, plata y los perros", contó.

Los delincuentes iban devolviendo a los animales a medida que recibían los pagos, siempre en un descampado en el barrio de Malvín Norte.

Entre 300 y 400 mascotas son hurtadas por semana en Montevideo (Shutterstock)
Entre 300 y 400 mascotas son hurtadas por semana en Montevideo (Shutterstock)

Es común que en las redes sociales como Facebook se publiquen avisos para encontrar mascotas extraviadas o robadas. Se sube una foto, se detalla la zona en la que se perdió y se ofrecen datos de contacto. Hay veces en las que los dueños también ofrecen una recompensa.

Muchos de estos mensajes se viralizan rápidamente y llegan a los propios ladrones o incluso incitan al robo de animales similares, que luego se intenta entregar por el dinero.

Lo cierto es que muy pocas personas hacen la denuncia a la policía y prefieren solucionar el problema lo antes posible. "No queríamos poner en riesgo al perro, que se dieran cuenta de que venía la Policía y se fueran y no nos dieran más el perro", contó Agustina, quien pagó 15.000 pesos para rescatar a su perro tras pasar un día en poder de los delincuentes, quienes la contactaron gracias a su anuncio en Facebook.

LEA MÁS: