La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, y el presidente Nicolás Maduro (AFP)
La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, y el presidente Nicolás Maduro (AFP)

Venezuela comunicó a los países miembros del Mercosur que asumió la presidencia pro tempore del ente regional, pese a la oposición de algunos de los Estados, según una carta que la cancillería venezolana envió a sus homólogos y a la que Efe tuvo acceso este sábado.

"Tenemos a bien informar que, a partir del día de hoy, la República Bolivariana de Venezuela asumirá con beneplácito el ejercicio de la Presidencia Pro Tempore del Mercosur, con fundamento en el artículo 12 del tratado de Asunción y en correspondencia con el artículo 5 del Protocolo Ouro Preto", afirmó la misiva que Venezuela remitió el viernes a los países del grupo, luego del anuncio de Uruguay de la confirmación del cese de su mandato.

En ambos artículos se establece que la presidencia del Mercosur debe ser entregada y rotada cada seis meses entre los países miembros y por orden alfabético, es decir, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

La carta recalca que estos artículos son los "únicos instrumentos normativos fundacionales que regulan la procedencia y continuidad de la Presidencia Pro Tempore" del Mercosur.

Tras la información revelada por Efe, Paraguay señaló que no reconoce la decisión "unilateral" de Venezuela de asumir la presidencia del ente regional y consideró que la Argentina es el miembro adecuado para ocupar la vacante que, asegura, quedó pendiente.

El canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, confirmó que Paraguay recibió la notificación enviada este viernes desde la Cancillería venezolana.

"Es una decisión unilateral de Venezuela", destacó Loizaga, quien indicó que la presidencia temporal del Mercosur no puede ser trasladada de forma automática, en base al Protocolo de Ouro Preto.

(AFP)
(AFP)

En el artículo 37 de ese documento se estipula que "las decisiones de los órganos del Mercosur (como el Consejo del Mercado Común) serán tomadas por consenso y con la presencia de todos los Estados parte".

"Para nosotros no existe la mentada automaticidad que señala Venezuela por el Protocolo de Ouro Preto", dijo el canciller.

En ese sentido, afirmó que el traspaso se debe realizar como se vienen haciendo desde hace 25 años: a través de una reunión de cancilleres y jefes de Estado, y por medio de consenso.

"Esta actitud de Venezuela va en contra de la institucionalidad del Mercosur", puntualizó el canciller.

Ante esto, la Cancillería paraguaya inició consultas con sus homólogas en Brasil y la Argentina para buscar una alternativa a la situación.

Paraguay y Brasil sostienen que para que Venezuela asuma la presidencia pro tempore del órgano regional primero deben mejorar las condiciones políticas y económicas en el país caribeño.

Por su parte, el presidente interino de Brasil, Michel Temer, dijo que Venezuela debe completar primero el proceso de adaptación al Mercosur, para luego ser considerado como miembro pleno del bloque y entonces poder asumir su presidencia rotativa.

"Brasil no está exactamente oponiéndose a que se transfiera la presidencia a Venezuela", pero "está ponderando que, para ser parte integral" del bloque, "tiene que cumplir requisitos pactados hace cuatro años, que aún no cumplió", declaró Temer en una rueda de prensa.

La posición de la Argentina aún no está clara, pero Uruguay, por el contrario, mantuv0 que no había argumentos jurídicos que impidieran el traspaso a Venezuela: "Uruguay entiende que, a día de hoy, no existen argumentos jurídicos que impidan el traspaso de la Presidencia pro tempore a Venezuela", señaló un comunicado publicado por la Cancillería uruguaya el viernes.

Por su parte, el mandatario boliviano, Evo Morales, "saludó" por Twitter la presidencia venezolana del bloque.

El pasado miércoles fue cancelada la reunión del Consejo del Mercado Común -el principal órgano de decisión del Mercosur- que estaba prevista para hoy y en la que se iba a buscar un consenso en cuanto a si proceder o no al traspaso del mandato del bloque a Venezuela.

El motivo de la cancelación obedeció a que tanto Paraguay como Brasil anunciaron que no acudirían a la cita.

Con información de EFE