100 días de cuarentena en 10 gráficos

Los principales hitos desde que empezó el aislamiento social obligatorio. Cómo evolucionó el número de casos, el tiempo de duplicación de los contagios, la ocupación de camas de terapia intensiva y los fallecidos

A lo largo de los 100 días que se cumplen hoy desde el comienzo de la primera cuarentena estricta anunciada por Alberto Fernández el 20 de marzo, los argentinos pasaron por una serie de situaciones difíciles de imaginar algunos meses atrás, y que fueron modificándose sobre la marcha, ante la imposibilidad de prever la evolución que tendría la pandemia. Desde una primera etapa de aislamiento social obligatorio estricto que la sociedad cumplió, hasta un hartazgo social por el encierro y la agudización de la situación económica que coincide con el crecimiento exponencial de los casos hasta la fecha.

Ante la falta de un tratamiento médico o de una vacuna, las sucesivas cuarentenas fueron el remedio que encontraron los gobiernos nacional, porteño y provinciales para hacer frente a la enfermedad.

En estos 100 días, hubo cierre de las fronteras, suspensión de vuelos comerciales y de viajes por el interior del país, repatriación de argentinos varados en el exterior, suspensión de clases, aulas virtuales, limitación de actividades al aire libre, cierre de parques, clubes y gimnasios, comercios no esenciales con persianas bajas que en muchos casos no van a volver a abrir, bares y restaurantes con delivery o take away, circulación sólo con permisos, tapabocas obligatorios, teletrabajo, abstinencia de fútbol, escenarios y salas de cine vacías, infectólogos convertidos en los especialistas más consultados, profesionales de la salud sobreexigidos, anuncios de ayuda estatal y 1.192 vidas perdidas.

¿Se entró demasiado rápido a la cuarentena? ¿O fue lo que permitió que hoy las muertes no fueran muchas más y el sistema de salud no estuviera colapsado? “Por el número de casos, quizás entramos precozmente el 20 de marzo. Pero esto se puede decir con el diario del lunes. Creo que fue oportuna y adecuada decidirla en ese momento porque los casos en Europa estaban en pleno aumento y no se sabía cómo iba circular el virus en América Latina, que hoy es foco de la pandemia. En ese momento, tampoco había kits de diagnóstico suficientes y el sistema de salud no estaba preparado. Brasil ya tiene más de 50.000 muertos y en Chile las camas de terapias están colapsadas, con un 98% de ocupación. Están enviando pacientes desde Santiago de Chile por avión a otras ciudades, como Concepción”, analiza Eduardo López, uno de los infectólogos de consulta del Gobierno nacional.

Luego de la séptima prórroga anunciada ayer con una vuelta a una cuarentena estricta a partir del miércoles 1º de julio en el Área Metropolitana (AMBA), aún no se sabe si estamos atravesando el temido pico de contagios y muertos por coronavirus, o todavía no llegó.

Progresión de contagios diarios y de recuperados

Progresión de contagios diarios y de recuperados

En línea con lo que se dio en otros países, los casos positivos detectados vienen creciendo exponencialmente. El número de casos comenzó a aumentar a un ritmo más acelerado el 6 de mayo, concentrados en el Conurbano bonaerense, en la Ciudad de Buenos Aires y, en menor medida, en Chaco.

De los nuevos 2.886 contagios detectados hasta ayer a la noche, según el último parte oficial del Ministerio de Salud de la Nación, el 92% eran de CABA (967) y Provincia de Buenos Aires (1.692).

Pero la zona crítica es el AMBA, conformada por la Capital Federal y los 40 partidos del Conurbano. Según precisó el Presidente en su anuncio de ayer, en los últimos 20 días, los contagios aumentaron un 147% y los muertos un 95% en en el AMBA. “Necesitamos ganar tiempo para que el sistema de salud pueda atender a todos. Con esta aceleración tenemos que hacer algo para frenar ritmo de contagios”, argumentó Fernández.

Quizás la buena noticia es que la cifra de recuperados lo hace casi a la misma velocidad que los contagios. Del total de 55.343 casos acumulados, los recuperados son 19.143, lo que equivale al 34,5%. Estas cifras no son variables independientes ya que tanto el aumento de casos y el de recuperados, también guardan una relación con el aumento de los testeos.

Sin embargo, Argentina no se destaca, hasta ahora, por ser uno de los países que mayor cantidad de análisis detección del virus realiza. Según el último informe del Ministerio de Salud se realizaron hasta ayer 329.036 pruebas diagnósticas. Esta cifra equivale a 7.251 test por millón de habitantes, cuando otros países de la región como Chile y Perú muestran valores cercanos a los 50.000 test por millón de habitantes.

En cuanto al porcentaje de positividad, a mediados de mayo era cercano al 8%, cuando los test por millón de habitantes apenas superaba los 2.000. Con el triple de testeos, -hasta ayer sumaban 318.721-, el porcentaje de positividad es de casi el 20%.

Velocidad de propagación del virus

Pero hay un indicador clave en el que el Gobierno y los expertos ponen especial atención: el tiempo de duplicación de los contagios que refleja la velocidad de propagación del virus. El máximo fue de 27 días el 5 de mayo, pero desde entonces está descendiendo. Esto significa que significa que la curva de casos positivos sigue aumentando, pero en menos tiempo. Con los datos hasta anoche, el tiempo de duplicación de contagios es de 14 días.

Los casos por distrito

Al principio de la cuarentena, la Ciudad de Buenos Aires registraba mayor número de casos acumulados que la Provincia de Buenos Aires. El 19 de marzo, CABA tenía 55 casos y el distrito bonaerense sólo 33.

Pero esos números se equipararon con el tiempo. Según el último parte de anoche del Ministerio de Salud de la Nación, 26.337 del total de contagiados acumulados son residentes en territorio bonaerense, y 23.713 en el distrito porteño.

Sin embargo, al tratarse de jurisdicciones con tamaños poblacionales diferentes, hay que tener en cuenta también la tasa de incidencia, los casos positivos sobre el total de testados. Mientras que en la Ciudad de Buenos Aires es de 770 casos por cada 100.000 habitantes, en la Provincia el indicador de incidencia es de 150 casos.

Ocupación de camas de terapia con Covid

El mensaje grabado ayer por Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta con el anuncio de la nueva fase de la cuarentena con mayores restricciones, tuvo como objetivo principal frenar el aceleramiento de los contagios y evitar el colapso del sistema hospitalario.

De acuerdo a los últimos datos brindados por el Ministerio de Salud de la Nación, hasta ayer viernes, había 472 pacientes con COVID-19 en terapia intensiva en todo el país, sobre una disponibilidad total de camas para cuidados críticos a nivel nacional de 11.517, tanto en el sector público como en el privado. Representa el 4% del total de camas habilitadas en terapia a la fecha.

El 50% de esas 472 personas con Covid están internadas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) de la Provincia de Buenos Aires, el 42% en la Ciudad de Buenos Aires, y el resto en otras provincias. Este jueves Infobae publicó por primera vez cómo fue la evolución de la ocupación de este indicador. Esta información que vienen monitoreando muy de cerca los ministerios de Salud de la Nación, de la Provincia y de la Ciudad, fue el desencadenante de la vuelta atrás en la flexibilización del aislamiento obligatorio.

Según el último informe oficial, el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva de adultos en toda la Argentina por todo tipo de patologías subió a casi el 49%, y en el AMBA a 53,7%.

Según Eduardo López, “además de mirar cómo se duplica el número de casos, hay que mirar el tiempo que pasan los pacientes en terapia. En CABA, el promedio es de 16 días, y se calcula que de los nuevos contagiados, un 3% requiere atraviesa la enfermedad en estado crítico”.

Tipo de contagio

Al principio de la pandemia, la mayoría de los casos eran importados. Para cuando se dispuso la primera cuarentena el 20 de marzo, el 77% de los casos se había contagiado en otro país.

Ese porcentaje fue cayendo de manera sostenida hasta el día de hoy, en que esa modalidad es de solo el 2%. Mientras esta variable descendía, otras dos aumentaban para ubicarse hoy con valores muy similares: los contagios por contacto estrecho representan el 37% de los totales y los contagios por transmisión comunitaria, el 42%. En la última semana, el promedio de casos bajo estudio en los que no se determinó la vía de contagio fue de casi el 19%.

Cómo aumentaron los fallecimientos

A 110 días después del primer caso positivo de coronavirus en Argentina, el 21 de junio nuestro país llegó a los 1.000 muertos. Según el último dato del Ministerio de Salud, hasta anoche eran 1.184. Y en el parte matutino de hoy, se sumaron otros 8 muertas, por lo que el total asciende a 1.192.


Los nuevos fallecimientos por día fueron aumentando progresivamente, con altas y bajas, ubicándose en promedio en 30 muertos diarios los últimos 10 días. En las últimas 24 horas, la cifra fue de 34 nuevos muertos, según el parte de anoche. Y esta mañana se sumaron otros 8.

La mayor cantidad de muertos corresponde a la Provincia de Buenos Aires, que registra 536, mientras que CABA suma 445.

Muertos por provincia

Muertos por provincia


El indicador resulta peor para la Capital del país, ya que mientras en la Provincia de Buenos Aires viven más de 17 millones de personas, en el distrito porteño hay poco más de tres. Teniendo en cuenta la población, en la Provincia hay 3 muertos por 100.000 habitantes, mientras que en CABA hay 14, al menos tres veces más.

La relación entre los muertos sobre el total de casos confirmados, conocida como tasa de letalidad, es igual tanto en CABA como en la provincia de Buenos Aires: 2 fallecidos por cada 100 positivos. Este valor se corresponde con la media nacional. El peor indicador de letalidad entre las distintas provincias del país lo tiene La Rioja, con una tasa cercana al 11%.

Nuestro país en relación a otros

La tasa de letalidad de Argentina de 2,14 muertos cada 100 detectados es aún baja en relación a otros países. Los índices más altos los tienen Italia (14 cada 100 confirmados), España (11), Suecia y Ecuador (8) y Estados Unidos (5 cada 100 positivos detectados).

Si se analiza la mortalidad -cantidad de fallecidos de Covid por millón de habitantes-, la más alta la registra España con 604 casos por millón de habitantes, seguida de Italia, con 575. En nuestro país ese valor es de 26 muertes por millón de habitantes.

Si se analiza la tasa de incidencia (cantidad de casos confirmados en relación a la población, la de nuestro país es -con los datos de anoche-, es de 122 contagios por cada 100.000 habitantes, muy lejos de Chile (1383), Perú (823), Estados Unidos (740) y Brasil (586). Por debajo de Argentina, en la región, solo se ubican Uruguay (26) y Paraguay (22).

Cómo se procesó la información

Los datos sobre los cuales se realizan los cálculos provienen de los informes diarios del Ministerio de Salud de la Nación También se tienen en cuenta reportes emitidos por los gobiernos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires.

La Unidad de Datos de Infobae realiza extracción de los datos a nivel mundial, del repositorio de la Universidad Johns Hopkins. Para los datos nacionales, se procede diariamente a la carga manual.

Si desea acceder y descargar la hoja de cálculo (con varias pestañas inferiores) haga clic en este enlace

Seguí leyendo:

Las 100 caras de los 100 días de cuarentena

La cuarentena más larga del mundo, bajo la lupa de los expertos


MAS NOTICIAS