El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este miércoles que el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) es probablemente una mayor “amenaza terrorista” que la organización yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), en medio de las críticas por el retiro de tropas estadounidenses en Siria.

Trump dijo que el grupo kurdo que opera en Turquía es “probablemente una mayor amenaza terrorista, en muchos sentidos, que el ISIS”, después de que Ankara lanzara la semana pasada una ofensiva en el norte de Siria contra milicias kurdas que considera que son una rama del PKK. Sin embargo, durante el conflicto en Siria y desde la emergencia del Estado Islámico EEUU había respaldado a las milicias kurdas identificadas como Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

El presidente estadounidense reivindicó su decisión de retirar tropas estadounidenses que estaban en la frontera de Siria, pero negó que le hubiera dado luz verde al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, para lanzar operaciones contra grupos kurdos.

“Yo no le di luz verde. Cuando uno dice algo así es engañoso. Fue lo opuesto a una luz verde. Para empezar ya casi no teníamos soldados ahí. La mayor partida se había dado ya”, dijo Trump, horas antes de que el vicepresidente, Mike Pence, viaje para reunirse con Erdogan con miras a intentar lograr un alto el fuego en Siria.

“Los del PKK no son ángeles. El ISIS respeta el PKK. ¿Sabes por qué? Porque el PKK puede ser más duro”, insistió Trump, quien esta semana aprobó una serie de sanciones económicas contra Turquía.

Los miembros de las Fuerzas Democráticas Sirias, una milicia compuesta por kurdos y árabes sirios, descansan en una posición detrás de la primera línea en Raqqa, la autoproclamada capital del grupo del Estado Islámico. (Ivor Prickett/The New York Times)
Los miembros de las Fuerzas Democráticas Sirias, una milicia compuesta por kurdos y árabes sirios, descansan en una posición detrás de la primera línea en Raqqa, la autoproclamada capital del grupo del Estado Islámico. (Ivor Prickett/The New York Times)

En sus declaraciones, el mandatario reconoció que la situación en la frontera entre Turquía y Siria es “complicada”, aunque aseguró que “es un problema” que EEUU tiene “muy bajo control”.

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, tienen previsto llegar a Turquía en las próximas horas para promover un alto el fuego. Estados Unidos se involucró en la guerra en Siria en septiembre de 2014, meses después de que el grupo terrorista ISIS proclamara un califato en este país y en Irak.

Su participación en el conflicto ha sido en el marco de la coalición internacional contra el Estado Islámico, que Washington lidera y que ha colaborado con las milicias kurdas sobre el terreno para derrotar a los yihadistas. Turquía lanzó una ofensiva contra esas milicias, que considera terroristas, el pasado 9 de octubre, días después de que EEUU anunciara la retirada de sus soldados del territorio sirio.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo el miércoles que sí se reunirá con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, a pesar de que pocas horas antes había asegurado que no hablaría con ellos.

“Está fuera de toda discusión que vaya a reunirme con otros que no sean Pence y Pompeo”, dijo Erdogan en declaraciones a periodistas publicadas en un tuit por el jefe del Directorio de Prensa turco, Fahrettin Altun. Poco antes el presidente turco había afirmado que no iba a hablar con Pence ni Pompeo, porque no son sus homólogos.

Turkish President Recep Tayyip Erdogan speaks during the extended meeting with provincial heads of ruling Justice and Development (AK) Party in Ankara, Turkey on October 10, 2019. (Photo by Adem ALTAN / AFP)
Turkish President Recep Tayyip Erdogan speaks during the extended meeting with provincial heads of ruling Justice and Development (AK) Party in Ankara, Turkey on October 10, 2019. (Photo by Adem ALTAN / AFP)

Además, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebrará este miércoles una reunión para abordar la ofensiva militar lanzada por Turquía contra las fuerzas kurdas en el norte de Siria, según fuentes diplomáticas citadas por la agencia de noticias DPA. La petición de reunión ha sido formulada por Alemania, en nombre de todos los países de la Unión Europea (UE) con representación en el organismo -Bélgica, Francia, Polonia y Reino Unido, además de Alemania-, de acuerdo a esas fuentes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: