Nueva Zelanda posee incantables maravillas naturales y urbanas para descubrir (IStock)
Nueva Zelanda posee incantables maravillas naturales y urbanas para descubrir (IStock)

Nueva Zelanda es un destino completo para disfrutar tanto desde lo urbano como desde sus playas, sus posibilidades de hacer turismo aventura o outdoor en general, y es ideal para el turista argentino, que busca naturaleza salvaje y ciudades cosmopolitas.

A continuación, 10 imperdibles de Nueva Zelanda, para volar con la imaginación, el primer motor de los viajes de verdad.

1.- Waiheke Island & Hauraki Gulf

Waiheke, el paraíso acuático de Nueva Zelanda (Getty)
Waiheke, el paraíso acuático de Nueva Zelanda (Getty)

Un paraíso para los amantes del yachting, se trata del jardín acuático de Auckland. De alguna manera es una bahía que refugia la ciudad y que le da motivos para que su sobrenombre sea "La ciudad de las velas".

A pesar del denso tráfico marítimo, el golfo tiene lugares en donde residen ballenas y delfines. La isla de Rangitoto es una especie de ícono de la ciudad, su perfecto cono volcánico ofrece un sitio perfecto para poder tomar fotografías y hacer un inmediato upload a Instagram.

Waiheke con sus magníficas playas, sus aclamados viñedos y bodegas y los exquisitos restaurantes se convierte en el escape preferido de los locales de Auckland y, por sierto, de los que visitan la más grande de las ciudades neocelandezas.

2.- La ciudad de Auckland

Auckland, una de las mejores ciudades del mundo para vivir
Auckland, una de las mejores ciudades del mundo para vivir

Anidada entre dos puertos y construida sobre los restos de volcanes extinguidos, aparece Auckland. La ciudad no es lo que puede entenderse como la "metrópolis" promedio. Normalmente aparece en todos los rankings de las mejores ciudades del mundo para vivir y si bien nunca va a rivalizar con New York o con Londres desde el punto de vista urbano, la ciudad ha sido bendecida con playas increíbles. También, muy cerca, aparecen viñedos y bodegas que en muchos casos ofrecen alojamiento. La población es suficiente como para constituirla en una urbe de clase mundial -con excelente gastronomía, diversión nocturna y sitios para darse un buen trago- pero a la vez conservar las características de un pueblo grande.

Auckland tiene regularmente festivales culturales que expresan la herencia diversa del país que conserva la distinción de tener la mayor población mundial de las islas del Pacífico.

3.- Wellington

Wellington, una exquisita pequeña capital (Shutterstock)
Wellington, una exquisita pequeña capital (Shutterstock)

Muy común en los anglosajones, Auckland no es la capital de Nueva Zelanda a pesar de ser la ciudad más importante. La capital es Wellington y como tal es una de las más exquisitas pequeñas capitales del mundo.

Se la conoce por una vida cultural y artística vibrante, sazonadas con extraordinarios cafés y más restaurantes per capita que NYC. Empiezan a ser famosas también sus cervecerías artesanales ahora que esa tendencia es moda en el mundo.

A veces puede parecer elitista, pero es sociable; es colorida aún cuando el color de vestimenta preferido sea el negro, como los All Blacks. Wellington puede sorprender y su tiempo errático, a veces contribuye para eso.

4.- Bay of Islands

Aguas turquesas que besan bellísimas bahías. Es comun que los delfines acompañen el andar de las embarcaciones de paseo, hay piletones donde se pueden ver orcas sin dificultad, a tal punto que ésta puede ser la imagen por anticipación que muchos tengan de la propia Nueva Zelanda y donde se pueden obtener fotografías increíbles, también para subir a las historias de Instagram.

La bahía esta salpicada por más de 150 pequeñas islas asi que siempre encontrará aquí algo sorprenderte para descubrir.

5.- Kaikoura

Et la vie !

A post shared by Antoine Doudou (@antoine_ahrd) on

Primeramente habitada por Maories, Kaikoura es hoy el mejor lugar para consumir la -y convivir con- vida marina. El cangrejo sigue siendo el rey aquí, pero en los tours de pesca también se puden conseguir otros tesoros de la profundidad.

También aquí se pueden ver ballenas y delfines y hay tours especiales de avistaje, similares a los nuestros en la Penísula de Valdez. Si bien esos tours levantan algun reclamo de organizaciones ambientalistas, Nueva Zelanada es uno de los países con mayor nivel de cuidado justamente en esos aspectos.

6.- The West Coast

Silent morning 🇳🇿 Photo by @flopunktwe

A post shared by 🌎 EarthPix 🌎 (@earthpix) on

Albergada entre el Mar de Tasmania y los Alpes del Sur, la Costa Oeste es un lugar increíble en Nueva Zelanda. Tiene lugares extremos como la remota Karamea, por el norte, hasta convertirse en la puerta de entrada hacia las zonas del sur del país que hacen, quizás, la mayor contribución natural de éstas pequeñas islas al planeta.

Entre esos extremos hay una interminable combinación de costas vírgenes, una rica vida silvestre y lugares imperdibles como Punakaiki Rocks y los glaciares Franz Josef y Fox.

7.- Geothermal Rotorua

Rotorua también es un paraíso para los amantes de las actividades acuáticas (Rotorua Paddle Tours)
Rotorua también es un paraíso para los amantes de las actividades acuáticas (Rotorua Paddle Tours)

Lo primero que notará aquí es el olor a sulfuro, porque en realidad este lugar huele como un par de medias sucias y viejas. Pero, como puntualiza la gente del lugar, los productos de origen volcánico es lo que todo el mundo viene a ver: los geysers, el barro burbujeante por la alta temperatura, grietas de las que surje vapor en el piso, piletas de agua mineral hirviendo…

Rotorua es única algo que los comerciantes de la zona saben bien. Sin embargo no es necesario gastar una fortuna para visitar este lugar ya que muchos lugares de encuentro volcánico son muy económicos (algunos directamente gratis) en el propio parque o a lo largo de la ruta de estos pueblos maoires.

8.- Waitomo Caves

Las increíbles cuevas fluorescentes de Waitomo (Shaun Jeffers)
Las increíbles cuevas fluorescentes de Waitomo (Shaun Jeffers)

Waitomo es un masivo conjunto de cuevas subterráneas, cañones y ríos que perforan la parte norte del llamado King Country.

La gran aventura aquí es hacer rafting en las aguas negras (es como el rafting de aguas blancas pero dentro de cavernas). Aquí hay grutas, estalactitas y estalagmitas, tantas como nunca antes vio.

En la superficie, el pueblo de Waitomo es una apacible población que alberga una cervecería artesanal, un café, un parque y varios y decentes bed & breakfasts. El secreto está en saber que no hay que pasar demasiado rato a la luz del sol aquí: la fiesta esta en las sombras.

9.- Tongariro Alpine Crossing

En el centro de la isla Norte se encuentra el Tongariro National Park que presenta un escenario como traído de otro planeta que incluye tres volcanes humeantes.

Hay senderos que ofrecen una muestra perfecta de lo que el parque tiene para ofrecer, con vistas a cráteres, lagos coloridos y brillantes y la vasta planicie central que se extiende hacia el horizonte infinito.

No en vano es considerado como uno de los mejores paseos en el mundo de un día de duración.

10. Rugby

Los All Blacks y su tradicional “Haka”
Los All Blacks y su tradicional “Haka”

El Rugby Union es el dporte nacional de Nueva Zelanda. Si coincide con su visita, sería ideal poder ver en acción a los All Blacks. Todos sus integrantes son como dioses nacionales. Tire algun nombre de los jugadores en una conversación e inmeditamente se hará de un montón de amigos.

Pero si su visita no coincide con un juego de los All Blacks puede visitar el Museo nacional del Rugby en Palmerston North, observar como los chicos desde muy pequeños están con la ovalada en los parques o mezclarse con los locales en un bar y disfrutar de un partido en las pantallas de las barras.

SEGUÍ LEYENDO