Hay dos técnicas muy populares para sobrellevar las experiencias traumáticas (iStock)
Hay dos técnicas muy populares para sobrellevar las experiencias traumáticas (iStock)

Hay dolores y situaciones que nos traban o que nos impiden gozar la vida en plenitud. Pero este sentimiento, ¿tiene que ser definitivo? ¿Debemos acostumbrarnos a él y continuar con nuestra vida así? Somos capaces de superar lo que tanto daño nos ha hecho o de ayudar a superarlo a quienes lo padecen.

Te proponemos dos técnicas recientes para sobrellevar las experiencias traumáticas. La primera nos brinda una salida del agobio emocional y la segunda, el superarnos con trabajo y voluntad.

Una salida del dolor

La sigla EMDR sintetiza, en inglés, lo que en español se traduce como desensibilización y reprocesamiento por el movimiento ocular. Es el tratamiento más novedoso que se aplica para el "Trastorno por Estrés Postraumático". Permite superar traumas psicológicos mediante un tiempo significativamente más corto que las terapias psicológicas tradicionales. La psicóloga Delia Marta Medici asegura que "esta técnica aporta una rapidez
maravillosa en el tratamiento de situaciones traumáticas, como abusos,  violaciones o accidentes" y aclara que "el paciente no se olvida el incidente, sino que logra un alejamiento de la carga emocional negativa".

No se trata de magia, sino de una técnica seria y muy estudiada por profesionales para superar los hechos más difíciles con eficacia (iStock)
No se trata de magia, sino de una técnica seria y muy estudiada por profesionales para superar los hechos más difíciles con eficacia (iStock)

Esta psicoterapia compleja combina conceptos teóricos de otras terapias de éxito –como la conductual y la humanista– con la estimulación física del cerebro, mediante movimientos oculares, manejo de colores y sonidos. No se trata de magia, sino de una técnica seria y muy estudiada por profesionales para superar los hechos más difíciles con eficacia.

Campo de acción.

Este tratamiento, desarrollado hace algo más de dos décadas, se aplica con éxito probado en traumas asociados a víctimas de violencia, violaciones, terrorismo, secuestros, catástrofes naturales y accidentes; pero un trauma psicológico no sólo se debe a causas extraordinarias. Por eso, la técnica EMDR puede aplicarse también en otro tipo de situaciones: la pérdida de seres queridos; las adicciones; las decepciones laborales, sentimentales o materiales e, incluso, las fobias.

Como sucede en casi todas las terapias psicológicas de éxito, aspectos de la técnica EMDR son utilizados en otros tratamientos, como el Coaching, el tratamiento del estrés y el Counseling, ampliando así sus múltiples aplicaciones: superación de traumas en terapia individual, miedo a hablar en público, depresión, ampliación del rendimiento, ya sea en el trabajo, en los deportes o en las expresiones artísticas. Se trata de sanar las heridas que están trabando nuestro camino a la felicidad.

El Counseling, justamente, es otra de las técnicas que se apoyan en la salud del paciente y tiene como objetivo fundamental el cambio y el desarrollo personal
El Counseling, justamente, es otra de las técnicas que se apoyan en la salud del paciente y tiene como objetivo fundamental el cambio y el desarrollo personal

"Lo que hay que sacar es un bloqueo. Esta técnica nos ayuda a crear una especie de salvavidas mental que resguarda de alguna manera a los pacientes", asegura la licenciada Medici.

Trabajá con tus recursos

El Counseling, justamente, es otra de las técnicas que se apoyan en la salud del paciente y tiene como objetivo fundamental el cambio y el desarrollo personal. Se caracteriza por dar asesoramiento, orientación y acompañamiento a personas en situaciones de crisis o conflictos, para ayudarlos a encontrar el sentido de su propia vida, un aspecto muy necesario que permite potenciar la propia felicidad.

Tu capital.

Esta corriente se centra especialmente en lo que tenemos, en nuestro capital, y no en lo que nos falta. Se basa en la capacidad innata del ser humano para encontrar por sí mismo los recursos necesarios para vivir su vida de la mejor manera posible. Esta tendencia natural al crecimiento puede ser desplegada a partir del encuentro con otra persona (en este caso, el profesional del Counseling) capaz de establecer un vínculo que se caracterice por la ausencia de amenaza y por la presencia de empatía, aceptación y autenticidad.

Los episodios traumáticos dejan huellas imborrables en nuestras mentes y nuestros corazones (iStock)
Los episodios traumáticos dejan huellas imborrables en nuestras mentes y nuestros corazones (iStock)

Entonces, el Counselor que se ha formado en esta orientación, además de su capacitación teórica y técnica, se entrena profundamente en la comprensión e incorporación de estas actitudes facilitadoras que crean las condiciones para que el crecimiento personal ocurra.

En cuanto a su área de acción práctica, esta terapia contiene principalmente a personas que acuden por problemas individuales o familiares. El Counselor asesora en casos de divorcios, duelos, conflictos familiares, toma de decisiones fundamentales o crisis vitales (como menopausia, vejez, viudez, síndrome del nido vacío, etc). Por otro lado, incorpora también a quienes consultan por conflictos vinculados al ámbito laboral o institucional, como la prevención de conflictos organizacionales, el planeamiento del desarrollo humano y su capacitación, la selección de personal y sus procesos, y hasta en el desarrollo del potencial de liderazgo.

Con la terapia adecuada, acompañada de la ayuda profesional correspondiente, podemos dejar atrás la angustia y reconstruir nuestras vidas con optimismo (iStock)
Con la terapia adecuada, acompañada de la ayuda profesional correspondiente, podemos dejar atrás la angustia y reconstruir nuestras vidas con optimismo (iStock)

Para que este proceso de crecimiento se inicie, necesitamos satisfacer necesidades básicas que van desde la alimentación, la protección y el amor hasta el ser tenidos en cuenta. Recién ahí podremos despegar, y es en este camino en el que nos inicia el Counselor. Podríamos decir que el Counseling es el lugar donde uno puede sentirse a salvo para correr uno de los grandes riesgos de la vida, ser "nosotros mismos".

¡Bienvenida, vida!

Los episodios traumáticos dejan huellas imborrables en nuestras mentes y nuestros corazones. Pero nada es definitivo si así nos lo proponemos. Con la terapia adecuada, acompañada de la ayuda profesional correspondiente, podemos dejar atrás la angustia y reconstruir nuestras vidas con optimismo. Abrite a estas nuevas posibilidades y permitite, incluso después de muchas lágrimas derramadas, empezar de nuevo y alcanzar esa felicidad tan añorada.

SEGUÍ LEYENDO