mas mariana ceramica (6)Muchas veces – en el medio de la rutina-es difícil encontrar el momento ideal para ir a disfrutar de esa actividad que siempre tuvimos ganas de hacer.

Estuvimos con @marinalevymayo, que hace objetos y vajilla personalizada en cerámica. Algo que empezó como un hobby pero hoy terminó siendo su gran proyecto de vida.

La cerámica es un rubro muy amplio donde siempre hay algo para aprender. Se necesita de paciencia y de respeto hacia los procesos para poder disfrutar de nuestra pieza terminada. Puede ser un momento de desconexión en nuestro día. Nos ayuda a concentrarnos en lo que hacemos y a bajar el estrés diario.

mas mariana ceramica (1)Para empezar a trabajar tenemos que comprar la arcilla. Viene en barra y envasada al vacío. En el momento que entra en contacto con el aire comienza a secarse. Es importante siempre conservarla húmeda para poder utilizarla.

La primera pieza la hicimos utilizando la técnica de pellizco:

-Consiste en hacer una pelota y después introducir uno de nuestros dedos en el medio sin llegar hasta el fondo, ya que eso va a ser nuestra base.
-Luego con nuestros dedos empezamos a ampliar ese agujero y le damos forma de cuenco.
-Si vemos que la arcilla se empieza a secar, humedecer con una esponja y agua.

Con esta técnica de modelado a mano podemos armar lo que nos guste. Desde un cuenco hasta una taza. Es una buena forma de empezar a relacionarnos con este material.

Si queremos continuar el trabajo más adelante, se puede conservar la pieza y seguir transformándola. Para eso es importante guardarla en una bolsa.

SECADO FINAL:

Para que la arcille se solidifique requiere aproximadamente cinco días de secado y 24 hs en el horno.

ESMALTADO:

Luego de que se seque, se puede pasar a la etapa de esmaltado que puede ser con o sin color. Una vez más, la pieza vuelve al horno.

Las piezas también se puede trabajar con laminadora. Esta máquina permite trabajar la arcilla de una forma mas prolija y darle distintos grosores. También podemos incorporar texturas.

¡Solo hay que dejar que nuestro artista interior haga su trabajo!