Las mascotas, siempre listas para encontrar un hogar (Shutterstock)
Las mascotas, siempre listas para encontrar un hogar (Shutterstock)

Protegerlos, cuidarlos y asistirlos. Eso es lo que sucede con todos aquellos que forman parte de este movimiento. Estrellas de Hollywood como Leonardo DiCaprio, Sandra Bullock, Alec Baldwin, Lea Michele, Jared Leto y Charlize Theron, entre muchos otros, se han manifestado a favor de la protección de la vida animal. Incluso, el actor Ian Somerhalder, creó un "santuario" y la inigualable Brigitte Bardot dedicó gran parte de su vida a esta causa.

Y es que existe una fuerte presencia de organizaciones vinculadas a esta temática alrededor del mundo. Una de ellas es People for the Ethical Treatment of Animals, también conocida como Peta- Organización Personas por el Trato Ético de los Animales- . Fue fundada en 1980 en Estados Unidos y es una de las muchas entidades internacionales que han recibido la ayuda de las celebridades para el armado de sus campañas, para que estas tengan un mayor impacto. Buscan incentivar la adopción de animales en lugar de comprar; evitar el uso de pieles y promover el vegetarianismo, entre otras cosas.

Charlize Theron, una de las activista más comprometidas con PETA
Charlize Theron, una de las activista más comprometidas con PETA
PETA es una de las entidades internacionales que han recibido la ayuda de las estrellas de Hollywood

En nuestro país, por ejemplo, la bella Nicole Neumann es una entusiasta activista y realizó varias campañas. Además fue invitada por PETA para realizar una publicidad en donde aparecía semidesnuda y cubierta con vegetales.

A ella se suma Marcela Kloosterboer quien participó de "Cuántas vidas para un Abrigo" de la ONG Animanaturalis. Allí se la puede ver sosteniendo entre sus manos a un zorro despellejado y con una inscripción que dice : "Aquí está el resto de tu abrigo de piel".

Denise Richards, siempre presente en los eventos sociales en defensa de los derechos de los animales
Denise Richards, siempre presente en los eventos sociales en defensa de los derechos de los animales

En la ciudad de Buenos Aires, según estadísticas oficiales, hay entre 800 mil y un millón de perros y gatos -con y sin dueño-, por lo que cada tres vecinos, uno tiene una mascota.

Sin embargo, existen otros de miles en todo el país sin un hogar. Se estima que sólo entre el 30% y el 40% de los animales que se encuentran en condiciones aptas para ser adoptados- esterilizados, vacunados y desparasitados-, serán provistos de un hogar por los vecinos.

Ante esta problemática, surgieron los refugios de animales, que buscan dar no solo un hogar temporario, sino mejorar las condiciones de salud hasta dejarlos aptos para ser adpotados.

Karl Lagerfeld, el diseñador más influyente del mundo, amante de los gatos
Karl Lagerfeld, el diseñador más influyente del mundo, amante de los gatos

Ayudar, en primera persona

En los últimos años en Argentina hubo un incremento en el número de personas interesadas e involucradas en el cuidado y protección de los animales. Esto va desde los que tienen un refugio o una ONG, hasta los voluntarios que emplean gran parte de su tiempo en realizar rescates, prestar sus casas a manera de "tránsito" hasta que se den las adopciones o simplemente a quien colabora con dinero para poder afrontar los gastos, ya que la mayoría del presupuesto de estas entidades sin fines de lucro proviene del bolsillo de quienes las integran.

"Básicamente nos financiamos con nuestros sueldos. En algunas oportunidades hay animales que tienen madrinas o padrinos. Estos hacen un aporte mensual y en algunos casos hay donaciones por parte de voluntarios. No hay un porcentaje exacto, en realidad entre todos cubrimos todos las costas", explicó Alejandro Rodriguez Wazne, director de la ONG "Patas a la obra".

Las redes sociales permitieron un acercamiento más humano hacia esta problemática: "Hay personas que colaboran con la difusión de cada una de las historias. Y es que, actualmente, el uso de internet y las redes sociales, han facilitado en gran parte la divulgación acerca de la real situación: carencias, falencias, y por supuesto, los resultados positivos".

"Uno siente que está salvando una vida. Esto se trata de no ser indiferente ante el sufrimiento de los demás, puede ser de un ser humano o un animal, no hay diferencia en eso", finalizó.