Según Naciones Unidas, la población mundial actual de 7.600 millones de personas alcanzarán los 8.600 millones para el año 2030. Llegará a 9.800 millones para 2050 y a 11.200 para 2100.

La información es esencial para guiar las políticas destinadas a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que buscan acabar con la pobreza y el hambre, además de lograr la plena igualdad para 2030.

El robot policía en Dubai ayuda a brindar información a la gente en pleno centro (AFP)
El robot policía en Dubai ayuda a brindar información a la gente en pleno centro (AFP)

Y respecto a estas cifras, el objetivo por generar un desarrollo sostenible producto de la obtención de empleo genuino en un mundo donde la tecnología avanza a pasos agigantados, es percibido con cautela por muchas personas, empresas, ONG y gobiernos de todo el mundo, especialmente en la región de América latina, por el temor al desplazamiento laboral.

Así tomo nota el Banco Mundial (BM) en su último informe presentado ayer en Buenos Aires, sobre la adopción de nuevas tecnologías de cara a los empleos del futuro, que ofrecen un camino hacia la reducción de la pobreza y que podrían crear una ola de mayor productividad y crecimiento en toda América Latina y el Caribe.

Todo ocurrió en el marco de la presentación de su último informe "Los empleos del mañana", donde la entidad mundial afirmó que la adopción de tecnología digital creará fuentes de trabajo, aunque reconoció al mismo tiempo que América Latina está "un poco rezagada" en su implementación.

En Buenos Aires, el Banco Mundial y el grupo Techint presentaron el informe sobre Empleos del Mañana
En Buenos Aires, el Banco Mundial y el grupo Techint presentaron el informe sobre Empleos del Mañana

"En tiempos de crecientes temores a un futuro donde la automatización reemplace a los empleados, la innovación tecnológica podría generar más y mejores puestos de trabajo en los años venideros, tanto para trabajadores calificados como no calificados", señala el informe "Los empleos del mañana: tecnología, productividad y prosperidad en América Latina y el Caribe".

Esa conclusión del BM es relevante porque derrumba parcialmente la percepción de que la automatización y la tecnología destruyen los trabajos poco calificados.

"La producción puede aumentar lo suficiente como para multiplicar el número de empleos para todas las tareas y tipos de habilidades, siempre que el contenido de la tarea poco especializada siga siendo un complemento de las nuevas tecnologías y que las ocupaciones relacionadas no sean completamente automatizadas y reemplazadas por máquinas", explica el reporte.

Un robot mayordomo, programado para ayudar en las tareas del hogar, exhibido en CES 2018
Un robot mayordomo, programado para ayudar en las tareas del hogar, exhibido en CES 2018

"Debemos adoptar y promover la tecnología y la innovación para impulsar el crecimiento económico, la reducción de la pobreza e incrementar las oportunidades para todos, en lugar de generar barreras", afirmó a Infobae Jorge Familiar, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe y aclaró que "será clave mejorar la educación y la capacitación para garantizar que los jóvenes puedan aprovechar plenamente el mundo digital y estar preparados para los trabajos del futuro".

El funcionario precisó con entusiasmo que "Argentina está en el epicentro de los debates de la economía mundial, por su actual liderazgo de cara al G20". Y agregó que "no hay lugar más apropiado para dar el debate" que la Argentina, ya que el tema de la generación de empleo para la disminución de la pobreza es un eje central dentro de la agenda de este año.

"Los empleos del futuro son una una parte central del debate que está ocurriendo ahora. Lo que nos depara el futuro también nos muestra varios retos. Debemos tener una rápida acción respecto al mundo que viene. La tecnología avanza y evoluciona de forma exponencial, pero después de un punto de inflexión el cambio también es exponencial. La tecnología tiene también el potencial de desplazar trabajadores. Son dos visiones del mismo debate de que por un lado genera trabajo y por otro lado lo quita", sostuvo Familiar.

El robot Temi fue originalmente diseñado para uso militar y hoy se aplica a educación
El robot Temi fue originalmente diseñado para uso militar y hoy se aplica a educación

Pero aclaró, respaldado por el informe, que "la adopción de la tecnología digital ha tenido un impacto positivo en los últimos años en la región. Ha posibilitado la creación de nuevos empleos genuinos y la capacitación de personas para nuevos trabajos a desarrollarse".

Para acelerar el grado de adopción de nuevas tecnologías, el experto se centró en tres pasos:

1- Más apertura: que la tecnología esté disponible a precios accesibles, con acceso a internet a alta velocidad.
2- Más competencia: que ayuda a que las empresas innoven, crezcan y generen más oportunidades.
3- Más educación: mejorar el acceso a los sistemas educativos y realizar un salto cualitativo y cuantitativo para alcanzar a los países más desarrollados.

De acuerdo al informe, América Latina y el Caribe tiene tasas de adopción de tecnologías digitales más bajas que en países similares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), dejando mucho espacio para una mejora en la productividad.

Las trabas generalmente encarecen el precio de la tecnología que sirve para mejorar la productividad. Por ejemplo, los teléfonos inteligentes y las tabletas en algunos países de la región son los más caros del mundo.

La tecnología al servicio del nuevo empleo

El doctor Lino Barañao, Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación estuvo presente en la presentación del informe e inició su discurso con una anécdota que lo sorprendió: "En 2013, la Universidad de Oxford presentó un estudio en el que concluía que el 47% de las profesiones tenían un 'alto riesgo' de convertirse en oficios automatizados por máquinas. Lo curioso es que esa cifra fue arrojada por un algoritmo, realizado a la vez por una computadora".

El ministro Lino Barañao sostuvo que es clave la educación y la capacitación para los nuevos empleos que se demandarán
El ministro Lino Barañao sostuvo que es clave la educación y la capacitación para los nuevos empleos que se demandarán

"Los robots y algoritmos no serán consumidores nunca. Por eso, debemos anticiparnos a esto y buscar las herramientas para la generación de nuevos empleos. Debemos preguntarnos qué querrá el consumidor del futuro. Por ejemplo, me llamó la atención un logo del hotel Sheraton de Nueva Dheli que señalaba 'el mercado de lujo responsable', donde el usuario o consumidor es capaz de pagar más si el producto le agrega tranquilidad de conciencia como por ejemplo el ayudar a otro".

"En 2050 va a haber más de 2000 millones nuevas de personas en el mundo. Y eso generará grandes oportunidades que hay que saber aprovechar. En el nuevo almacén de productos de la empresa Amazon en Seattle, se puede comprar brócoli, por ejemplo. Y se puede observar un video de cómo se cultiva y transporta hasta el consumidor. Eso es generar valor agregado a un producto. La historia detrás de esa información es irreemplazable", sostuvo el funcionario.

Y explicó una de las directrices más importantes del actual gobierno: "En concordancia a la premisa del Presidente [Mauricio Macri], el objetivo es bajar la pobreza; abastecer las góndolas responsablemente, con identificaciones de cadenas de valores y con la tecnología que el Estado puede aportar para la certificación de alimentos de calidad, seguros y que también se puedan exportar".

Inteligencia artificial y visión de reconocimiento en 3D, además de movimentos propios, es el futuro de los robots
Inteligencia artificial y visión de reconocimiento en 3D, además de movimentos propios, es el futuro de los robots

Joao Manuel Pinho de Mello, secretario de Promoción de la Productividad y de la Defensa de la Competencia del Ministerio de Hacienda de Brasil, aseguró a Infobae que "los cambios que experimentarán los empleos del futuro serán decisivos en los países más vulnerables y atrasados. Y los trabajadores serán y son los más vulnerables y quienes deben ser más protegidos por el gobierno".

Y agregó: "Los mercados de crédito deben funcional bien. En Brasil no funcionan bien. El acceso al crédito es clave, es liberador de las posibilidades del trabajador. El peligro no son los cambios digitales, sino la economía política y los lobbys empresariales. Por ello, creo que hay que quitar las barreras arancelarias para bienes de capital y de tecnología, generando más productividad y empleo. Desde el Mercosur tenemos una oportunidad muy grande".

El impuesto a la tecnología, una traba

Los aranceles e impuestos sobre la tecnología podrían estar frenando el crecimiento del PIB per cápita en más de 1 punto porcentual al año en toda la región, señala el informe del BM.

El índice del estado de las redes que refleja la capacidad de cada país a la hora de explotar negocios de tecnologías de información y comunicación (TIC)
El índice del estado de las redes que refleja la capacidad de cada país a la hora de explotar negocios de tecnologías de información y comunicación (TIC)

"Con mayor tecnología viene mayor productividad. Las compañías pueden bajar los costos variables, ampliar la producción, llegar a más mercados, hacer más dinero y mientras tanto generar más y mejores puestos de trabajo", aseguró el autor principal del informe Mark Dutz, economista principal de la Unidad global de Macroeconomía, Comercio e Inversión del Banco Mundial.

Según informa el Banco Mundial, las trabas arancelarias encarecen el precio de la tecnología que sirve para mejorar la productividad. Y como ejemplo local, Dutz comparó los precios de iPhone y iPod, que en varios países de la región son los más caros del mundo (Argentina es el país más caro del mundo para comprar un iPhone y el tercero para adquirir un iPod).

Estudios realizados en Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México encontraron que los trabajadores menos capacitados pueden, y muchas veces lo hacen, beneficiarse de la adopción de tecnologías digitales. Asimismo, la tecnología puede tener un impacto significativo tanto en trabajadores como en empleadores al facilitar la información sobre oportunidades laborales y facilitar la búsqueda.

En tonos de rojo fuerte, los países con más aranceles e impuestos a tecnologías de información y comunicación (TIC)
En tonos de rojo fuerte, los países con más aranceles e impuestos a tecnologías de información y comunicación (TIC)

Entre los principales puntos sobre Argentina, se destaca que:

– En promedio, hubo un crecimiento del 60% en el empleo en empresas que invirtieron en tecnologías TIC.
– Empresas que invirtieron en tecnologías de información y comunicación reportaron que en 5% de los casos esas inversiones llevaron a reemplazar trabajadores, mientras que en un 32% los llevó a crear nuevos puestos.
– Argentina ocupa uno de los últimos puestos de la región en lo que refiere al estado de las comunicaciones, específicamente en el Índice del Estado de las Redes del Foro Económico Mundial. Está ubicada quinceava de los 20 países en Latinoamérica y el Caribe que son relevados.

"Las plataformas comerciales en línea también nivelan el terreno entre pequeñas y grandes empresas que buscan acceder al mercado internacional. Las transacciones internacionales por Internet benefician de gran manera a las pequeñas empresas, que suelen contratar un número relativamente mayor de trabajadores menos capacitados", precisó Dutz.

Según nombró el funcionario, el informe menciona ciertos ámbitos cruciales donde las políticas públicas pueden ayudar a aprovechar el poder productivo de esta revolución digital. Éstas incluyen:

– Poner esta tecnología a disposición de empresas locales a precios globalmente competitivos. En Colombia, por ejemplo, las empresas de manufacturas que adoptaron el uso de Internet de alta velocidad experimentaron un aumento directo en la demanda de trabajadores –tanto de trabajadores productivos menos capacitados como de trabajadores profesionales sumamente capacitados.

– Garantizar que las empresas tengan incentivos para invertir en actualización tecnológica y exportaciones, en lugar de buscar protegerse de la competencia. Aquellas políticas e instituciones que instan a las empresas a competir, las impulsan a invertir en mejorar la calidad de sus productos y reducir costos y precios, en lugar de invertir en conseguir privilegios del gobierno. Las empresas también se pueden beneficiar de la adopción de mejores prácticas gerenciales para incrementar su nivel de producción y distribución, un área con enorme potencial en la región.

– Capacitar a los trabajadores a fin de que estén preparados para los empleos del futuro, los cuales requerirán de capacidades nuevas y más sofisticadas. En Brasil, por ejemplo, las industrias intensivas en tecnología dependen cada vez más de empleados que realizan tareas cognitivas y analíticas, donde las habilidades de comunicación y las interpersonales son sumamente demandadas.

– Rechazar la tecnología por miedo a los cambios tecnológicos sería un error. Las nuevas tecnologías pueden y deben ser adoptadas para promover la prosperidad compartida en toda América Latina y el Caribe.

SEGUÍ LEYENDO: