Plan post Fiestas: cómo organizarse luego de las típicas comidas de Navidad

Está comprobado que las dietas detox no sirven para estas ocasiones. Solamente hay que regular porciones, hidratarse más, y descansar las horas recomendadas

Tips para reorganizar la alimentación después de las fiestas #Informe

La pregunta al llegar este día es siempre la misma: me comí todo, ¿y ahora qué hago? Primero y principal, no hay que desesperar, ni empezar con la culpa, eso no suma. Al contrario, nos lleva a caer en un círculo de frustración y ansiedad que nos lleva a tener conductas poco saludables.

Con tranquilidad y sin obsesionarnos hay algunas cosas que podés hacer el día después de una cena muy abundante.

En primer lugar, quiero dejarte una alerta: si un profesional te ofrece una dieta detox, corré bien lejos. ¡Las dietas no desintoxican! Para eso están el hígado y el riñón que lo hacen por sí solos.

Pero si bien sabemos que siempre apuntamos a un plan alimentario equilibrado y sostenible, en el tiempo hay algunas estrategias que te van a ayudar a recuperar el equilibrio y proteger tu salud.

La hidratación es fundamental y más en estos días de calor
La hidratación es fundamental y más en estos días de calor

- Hidratate mucho: por lo menos 8 vasos de agua, soda o agua saborizada casera.

También podés prepararte infusiones (en este caso frías) como té verde, de manzanilla, valeriana, tilo, cedrón y boldo que favorecen la digestión además de ayudarnos a eliminar toxinas. Dejá las gaseosas y los jugos comprados para otro momento.

- No tenés que ayunar para compensar. Eso no sirve, no tiene beneficios y hasta puede resultar peligroso. Mejor organiza las ingestas y planificalas estratégicamente.

- Si sobró comida, trata de elegir la que sea más liviana y en porciones más chicas y acompañalas con verduras.

- Acordate la regla del plato dividido en 2: la mitad del plato llénala de ensalada. Eso te va a aportar fibras y agua, como resultado: mayor saciedad por más tiempo. Y la otra mitad, puede ser con algo que haya sobrado . Pero así te asegurás de comer la porción justa.

Si sobró comida, acompañarlas con verduras
Si sobró comida, acompañarlas con verduras

- Cuidate del exceso de sal, ya que provoca retención de líquidos. Tratá de no llevar el salero a la mesa, probá la comida antes de agregarle sal y evita los snacks, salsas, aderezos, embutidos y quesos duros y saborizá con especias.

- Aprovechá el calor y prepará ricos licuados. Pueden ser con agua o leche. Podés agregarles semillas, algún fruto seco, avena y frutas de estación. Evitá el agregado de azúcar y miel.

- Como cena, podés prepárate un omelette, con un huevo, un rollito de jamón y una porción de queso. Las proteínas nos ayudan a aumentar el metabolismo y se libera más calor para digerirlas. Además de brindar mucha saciedad.

- Descansa. Pocas horas de sueño, o sueño de mala calidad repercute en forma negativa en nuestra salud a corto y largo plazo.

Podes elegir alguna, o una de estas estrategias. Lo importante es evitar los excesos que pongan nuestra salud en situaciones riesgosas. Y aprovechemos estos días para bajar un cambio y disfrutar más.

Edición de video: Sofía Boutigue / Producción gastronómica: @solemartinss11

SEGUÍ LEYENDO:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS