Celulares en lo alto, el problema que más se repite en los recitales en vivo
Celulares en lo alto, el problema que más se repite en los recitales en vivo

Gran expectativa generan las giras de los artistas favoritos, así como los conciertos mulitudinarios con varios escenarios donde los músicos rotan y hay varias presentaciones de bandas en diferentes días.

El rito se respite en cada show: conseguir la entrada -cada vez más difícil por internet-, prepararse para ese día especial, asistir al estadio, campo o teatro, ser uno de los primeros en ingresar para obtener una buena ubicación lo más cerca del escenario posible o bien estar cómodo en una platea. Y finalmente las luces se encienden y la música comienza a sonar.

Pero todo se frustra y arruina cuando adelante de uno, en lugar de tener al artista, se tiene… el teléfono celular de un espectador que, en lo más alto que le da la extensión de su brazo, busca fotografiar o grabar al cantante o la banda en pleno show. Esquivar primero, alejarse después, no parecen ser las soluciones adecuadas.

El problema no es que se trata de una sola persona que nos hace esto, sino decenas o cientos. O miles, directamente. Conclusión: uno termina frustrándose y pasando un mal momento en lugar de disfrutar de la presentación musical tan esperada.

Los jóvenes poseen hoy teléfonos de una gran tecnología y capacidad de grabación
Los jóvenes poseen hoy teléfonos de una gran tecnología y capacidad de grabación

¿Cuál es el sentido de pasar dos horas con el brazo levantado para filmar un show que se podría disfrutar mejor sin pantalla de por medio? Es lo que se preguntan muchos organizadores de eventos, artistas y el público que no tiene esta mala costumbre.

"La gente que prefiere grabar un concierto a verlo con sus propios ojos está estropeando la esencia misma de la experiencia en vivo", dijo Glenn Max, productor de Massive Attack, John Cale y Patti Smith.

La realidad es que los espectadores de shows y asistentes a cualquier tipo de evento en vivo están cansados del uso que el resto de los participantes hacen de sus teléfonos celulares durante estos acontecimientos y la mayoría apoyaría medidas para reducirlo.

Así lo demuestra un estudio reciente realizado por Eventbrite a más de 2.000 adultos argentinos que han asistido a un evento pago durante 2018.

Una nueva investigación realizada por la plataforma de venta de entradas e inscripciones a eventos confirmó que la mayoría de los adultos argentinos encuestados respalda medidas para controlar el uso de teléfonos celulares durante espectáculos, ya que esto podría mejorar su propia experiencia y la del resto de los asistentes.

Varios artistas internacionales se quejaron en forma pública del desmedido uso del celular en sus presentaciones
Varios artistas internacionales se quejaron en forma pública del desmedido uso del celular en sus presentaciones

Entre las formas de restringir el uso de móviles más elegidas estuvieron: hacer un llamado de atención con el fin de que las personas hagan un uso más discreto del celular (41%), controlar in situ situaciones en las que se esté abusando de las grabaciones (17%) o crear "zonas restringidas" (13%).

No solo implica el hecho de grabar o tomar una foto en el momento, sino también aquellos valiosos minutos que cada persona destina a editar y subir el contenido a las redes sociales y a responder comentarios. Ese tiempo los pone en riesgo de perderse partes importantes del evento por el que seguramente pagaron para estar allí pero "no están" por tener el foco en la pantalla.

Son muchos los que se sienten irritados cuando otros están tomando fotos o videos constantemente durante un show en vivo: según la empresa consultada, experta en shows, suman el 70% quienes quieren minimizar las interrupciones. Pero la mitad de ellos también admite que suele tomar fotos durante el evento.

"Haz lo que yo digo, no lo que yo hago"

Parece haber una contradicción entre la forma en que se espera que otros hagan uso de sus celulares y el comportamiento particular de cada uno. El 65% dijo que usar su teléfono para capturar imágenes durante un evento podría hacerles sentir que se están perdiendo el evento en sí.

Algunas empresas buscan bloquear las cámaras o directamente no permitir el ingreso de los teléfonos a los recitales
Algunas empresas buscan bloquear las cámaras o directamente no permitir el ingreso de los teléfonos a los recitales

Sin embargo, más de un tercio estuvo de acuerdo en que tomar fotos o videos es parte importante de la experiencia en vivo. Este porcentaje crece entre las personas desde los 18 a 24 años y entre las de 35 a 44 años.

"Existe una paradoja", explicó a Infobae Pablo Mampel, del equipo de marketing en Eventbrite: "El común de la gente piensa que está bien si usa su celular durante un evento, porque desean sacar esa foto especial o filmar ese momento único, pero cuando otro lo hace, se transforma en algo realmente molesto".

"Vayan a cualquier show y se encontrarán con un bosque de brazos sosteniendo celulares y bloqueando la capacidad de visión de los demás; por ese motivo las personas que están detrás se sienten irritadas", agrega Beatriz Oliveira, jefa de marketing de Eventbrite para Latinoamérica.

"Celulares abajo, por favor"

Algunos artistas, como Adele, Alicia Keys y Prince, han pedido a sus seguidores que vivan el momento y se abstengan de usar sus teléfonos. En algunos casos, los músicos han contratado servicios como la inclusión de inhibidores de señal para que su performance no se vea afectada.

Otros, como los comediantes estadounidenses Chris Rock y Kevin Hart, han prohibido directamente el uso por parte de los asistentes durante el show.

Los rockeros alternativos estadounidenses Yeah Yeah Yeahs tomaron cartas en el asunto y antes de un concierto en abril colgaron carteles en las puertas del Webster Hall de Nueva York que pedían a los fans que se abstuvieran de filmarles "por cortesía hacia la persona que está detrás" y hacia los propios integrantes del grupo.

La tendencia no está confinada solo al mundo del rock. El pianista polaco Krystian Zimerman se marchó recientemente echando chispas del escenario del Festival de Piano del Ruhr, en Alemania, después de ver a un espectador filmando su actuación. "YouTube está teniendo un efecto muy destructivo sobre la música clásica", dijo.

Andrés Calamaro es uno de los artistas locales que se manifiestan en contra de la "epidemia" del uso de celulares en shows en vivo.

Andrés Calamaro se mostró abiertamente en contra del uso del celular para registrar los recitales
Andrés Calamaro se mostró abiertamente en contra del uso del celular para registrar los recitales

El artista compartió en redes su opinión al respecto: "(…) cuando la audiencia no ofrece sus orejas y sus ojos a aquello que transcurre sobre el escenario. Confirmamos entonces que la epidemia de teléfonos móviles en los conciertos no hace sino deteriorar la buena comunicación entre artistas y público. En otras palabras, transitar un recital con el teléfono en alto es tirar el dinero, desperdiciar un espacio irrepetible ya que no hay dos conciertos iguales".

Restricciones que se pueden venir

Existen algunas iniciativas orientadas a resolver la cuestión. La empresa Yondr ofrece al espectador guardar su celular en un estuche de neopren con un chip que lo cierra e impide su apertura hasta ser pasado por una máquina que lo desactiva.

Una encuesta realizada en Argentina determinó que el celular genera la mayor molestia en los recitales en vivo
Una encuesta realizada en Argentina determinó que el celular genera la mayor molestia en los recitales en vivo

Tres años atrás, el gigante Apple registró la patente de un sistema informático para que las cámaras de sus equipos se bloqueen de forma automática al momento de filmar un concierto. Esto es gracias a la tecnología de geolocalización satelital: si se detecta que el teléfono está ubicado en un lugar donde se desarrolla un espectáculo público, se desactivan los lentes. Polémico y todavía no aplicable.

Más del 80% de los encuestados entiende por qué a un artista no le gustaría que se grabaran videos o tomaran fotografías durante su actuación, y aunque esto preocupa a quienes están a cargo de la producción u organización de los espectáculos, la mayoría (63%) no dispone de medidas para administrar el uso del teléfono durante el show.

"Ojalá esta investigación proporcione un punto de partida para iniciar una discusión saludable sobre cómo podemos asegurarnos de disfrutar al máximo de los espectáculos, ya sea con o sin nuestros teléfonos", finaliza Oliveira.

SEGUÍ LEYENDO: