La vuelta a casa luego de disfrutar las vacaciones suele tornarse difícil. Reinsertarse en la rutina diaria y recuperar las responsabilidades no suele ser un plan que las personas quieran vivenciar post descanso. Tampoco la pérdida del bronceado, prueba fehaciente de que el sol pasó por el cuerpo pero va a desaparecer con el correr de los días.

Siguiendo la recomendación de los médicos de utilizar protector solar para cuidarse de los rayos UV y no sufrir en la piel a futuro, es posible mantener el bronceado ganado sin estar horas y horas bajo el sol y utilizando métodos naturales para prolongar el color de la piel.

Exfoliantes: permite que el bronceado dure más tiempo ya que elimina las células muertas sin estropear las capas de la piel. Peelings suaves y cremas limpiadoras ayudan a que esto suceda.

"Hay quienes consideran que se debe exfoliar antes del verano para tener un bronceado ideal. Yo aconsejo lo contrario, es decir, esperar a que pase el verano, la exposición al sol, y ahí sí realizarse una exfoliación"; explicó a Infobae la dermatóloga Silvia Misuriello.

Con una buena alimentación, se puede lucir espléndida en la playa (Shutterstock)
Con una buena alimentación, se puede lucir espléndida en la playa (Shutterstock)

Hidratación: Tomar dos litros de agua a diario. Usar productos hidratantes como gel de duchas, crema, aceites y leches hidratantes. De esta forma se prolonga el bronceado.

"El agua es siempre un 'must' en la dieta y en la vida. Es clave para hidratarse y minimizar un eventual daño por exposición al sol. Consumir dos litros por día y complementar con vegetales que la contengan es vital", dijo la dermatóloga Velia Lemel a Infobae.

Verduras: Zanahorias hortalizas, espinacas, damascos, perejil y melón son cinco verduras que generan una mayor elasticidad en la piel. Estos alimentos estimulan el rejuvenecimiento de tu piel y evitan su envejecimiento prematuro.

Los vegetales verdes y los frutos de colores aportan todas las vitaminas que necesitás para prolongar tu bronceado. Un estudio de la Universidad de Nottingham explicó que comer zanahorias y tomates es mucho más eficaz y aconsejable que tumbarse al sol. Otra investigación, de la Universidad de Saint Andrews en Escocia, demostró que incluyendo dos porciones más de frutas y verduras cada día, se consigue un tono facial más saludable en apenas un mes y medio.

Bálsamos con efecto prolongador de bronceado; tienen antioxidantes que alargan el color de la piel.

Suplementos de vitaminas: vitamina E mantiene la piel nutrida desde el interior. Vitamina A estimula la creación de la melanina, ayudando a mantener un color más duradero e intenso. Vitamina B contribuye a mejorar la capacidad de retención de agua.

Pastillas bronceantes: contienen forskolin y de esta forma prolongan el bronceado porque este compuesto estimula la síntesis de melanina y la pigmentación cutánea, sin necesidad de exfoliar la piel.

LEA MÁS: