Un niño durante la última reunión en Melbourne, Australia
Un niño durante la última reunión en Melbourne, Australia

Durante septiembre, en distintas ciudades del mundo, incluyendo a Buenos Aires, es la fecha elegida para celebrar el Día Mundial del Pelirrojo. El evento comenzó en Breda, Países Bajos, y en la actualidad no solo es una reunión social, sino un evento turístico denominado en inglés el Redhead Day.

En la Argentina, se espera la celebración este próximo sábado 10 de septiembre en el Obelisco a partir de las doce del mediodía. Omar Fornataro, presidente del Pelirrojos Club, adelantó que se trata de una reunión abierta para compartir en comunidad. Además se realizarán sorteos y castings para participar de los concursos "Miss Pelirroja y Mister Barbarroja".

La convocatoria para el encuentro surge desde las redes sociales PelirrojosClub
La convocatoria para el encuentro surge desde las redes sociales PelirrojosClub

En esta nueva edición habrá lugar para el lanzamiento de una aplicación "Ginger- lines" que funcionará como el Tinder y pondrá en contacto esta minoría.

Lionel Messi es el nuevo ídolo pelirrojo por su barba rojiza (AP)
Lionel Messi es el nuevo ídolo pelirrojo por su barba rojiza (AP)

El primer festival del mundo se realizó hace más de diez años a partir de un casting organizado por un fotógrafo. La convocatoria fue un éxito rotundo: cientos de colorados de Europa asistieron y decidieron juntarse todos los años, hoy existen diversos grupos en internet y las redes que buscan reivindicar esta minoría, pero además luchar contra el bullying.

Los pelirrojos en la reunión anual de Breda, la más popular del mundo
Los pelirrojos en la reunión anual de Breda, la más popular del mundo

Por otra parte, Emma Kelly, responsable de comunicación del Redhead Day UK, que tendrá un gran festejo el 17 de septiembre, sostuvo que "el objetivo de la fiesta es mostrarle al mundo lo especiales que somos y además transmitir un mensaje de antibullying también dado que hoy todavía siguen sucediendo casos de discriminación de niños por su apariencia".

Por otra parte en Irlanda en el pequeño pueblo de Crosshaven, County Cork, se celebró por séptimo año consecutivo el Convención Pelirroja Irlandesa, un festival que reunió a más de tres mil pelirrojos de ese país.

En el planeta, el 2% de la población global posee cabello pelirrojo. Entre los países con mayor porcentaje se encuentra Escocia (13%), Irlanda (10%) y la región de Rif, en Marruecos, donde alcanza el 10% de la población, siendo una de ellas la reina Lalla Samla.

Según la ciencia, el color carmesí en el cabello tiene sus orígenes en el Neandertal, el "primo" extinto del Homo Sapiens Sapiens. Investigadores de la Universidad de Barcelona descubrieron en un fósil de hace 43 mil años el gen MC1R, que según cómo se relaciona con una proteína concreta, se sintetiza en la tonalidad castaña o pelirroja cuando se produce mutación.

Luego, científicos del prestigioso Instituto Max Planck de Alemania cultivaron células epidérmicas que se injertaron en el gen mutado y sintetizaron feomelanina, la proteína que determina el desarrollo de los pelirrojos. Otra investigación –de la Universidad del País Vasco y publicada en la revista Molecular Biology and Evolution– encontró otro gen, el V60L, aparecido hace 50 mil años, cuando los emigrantes africanos se trasladaron hacia el norte del continente.

No se sabe con precisión dónde se originó el mote de "mufa", pero la historia se remite al ejército de la Antigua Roma que intentó expandir el Imperio hacia el noreste de Europa. No lograron vencer al pueblo de guerreros habitados en su mayoría por pelirrojos y como 'excusa' le atribuyeron la responsabilidad al color de cabello.

Los pelirrojos siempre han llamado la atención en todas las culturas; en unos casos se los consideraba personas que atraían la fortuna y en otros se los vinculaba con el demonio.

EL periodista deportivo Martín Liberman es el líder de la lucha contra la discriminación, contra el odio y la estigmatización en la Argentina. Su condición de pelirrojo lo volvió a poner en el centro de una campaña de bullying en las redes sociales y evidenció una realidad muy dura: la acusación absurda de traer mala suerte. No tiene sustento alguno y, lamentablemente, es consentida sin condena social.

Lea más: