Desde la primera temporada de esta serie aprendimos que en Game of Thrones nada es permanente. Los que parecen ser los protagonistas principales pueden morir en cualquier momento, y los enemigos pueden convertirse en aliados. Aquí reunimos aquellos diez momentos que provocaron un giro en la trama (¡aunque seguramente haya muchos más!) y nos impactaron visualmente.

¡Atención! Esta nota contiene spoilers

La muerte de Ned Stark. El desembarco de la familia Stark en las tierras del matrimonio de Robert Baratheon y Cersei Lannister dio inicio a esta serie. La muerte repentina del Rey Robert y la dupla de poder Cersei-Joffrey fueron la ruina para los Stark. El momento inesperado es la decapitación del bueno de Ned por decisión de Joffrey, mientras sus dos hijas mujeres, Arya y Sansa, presencian su muerte. Ahí entendimos que estábamos frente a una serie diferente que mataba a uno de los personajes principales en la primera temporada.

El héroe que no fue: la ejecución de Ned Stark
El héroe que no fue: la ejecución de Ned Stark

La muerte de Joffrey. Uno de los personajes más odiados de Game of Thrones, por su maldad, soberbia y maltrato. Joffrey toma una copa de vino e inmediatamente comienza a ahogarse y nos damos cuenta de que fue envenenado. Muere en brazos de su madre quien, conmovida y llena de furia, culpa a su hermano Tyrion del asesinato de su hijo. Este momento es clave para el destino de Tyrion, que lo lleva a un juicio y a un duelo a muerte inolvidable.

Olenna Tyrell admite haber matado a Jeoffrey. Los espectadores no sabíamos con seguridad quién había matado al joven rey. El único acusado, Tyrion, era muy entrañable como para haber matado a su sobrino. Entonces Jamie conversa con Olenna y le informa que la viene a matar con un veneno. Allí Oleana nos regala un ¡momentazo! de GOT: "Dile a Cersei que fui yo quien mató a Joffrey".

Lady Olenna ante Jamie, en un diálogo imperdible; una vez más, la actriz británica Diana Rigg da cátedra de actuación en esta escena
Lady Olenna ante Jamie, en un diálogo imperdible; una vez más, la actriz británica Diana Rigg da cátedra de actuación en esta escena

La Boda Roja. La viuda de Ned Stark, Catelyn Tully, y su hijo mayor Robb concurren a una boda en la que encuentran sus propias muertes. La melodía de la casa de los Lannister durante el casamiento y las puertas que se trancan son los dos símbolos que advierten lo que va a venir: sangre y muertes por doquier, donde acuchillan la panza de embarazada de la esposa de Robb, al propio Robb y a su madre, quien nos regala el grito más desgarrador de Game of Thrones.

El asesinato de Catelyn Tully en la Boda Roja
El asesinato de Catelyn Tully en la Boda Roja

La muerte de Jon Snow. El bastardo Jon Snow y la Guardia de la Noche. La alianza que establece con los salvajes no es aceptada por sus seguidores más fieles. No se lo perdonan. Lo citan en el medio de la noche y lo van acuchillando uno por uno hasta dejarlo morir desangrado (Por suerte… ¡resucita!).

La Batalla Hardhome. Jon Snow se une a los salvajes. Durante esta batalla, se presentan los white walkers (caminantes blancos) con su líder, The Night King (El Rey de la Noche). Abatidos por este ejército de muertos vivos, Jon Snow decide abandonar el campo de batalla con todos los cadáveres de los salvajes. Pero un gesto de El Rey de la Noche los hace revivir, tomando forma de zombies. En un silencio sepulcral, entendemos -los espectadores junto con Jon Snow– que estamos ante el ejército más poderoso de la serie. ¡Momento escalofriante!

La Batalla de los Bastardos. Si hasta ahora el peor villano era Joffrey, Ramsay Bolton lo supera. Violento, violador, asesino, maquiavélico, va por todo. Y decide enfrentarse al otro bastardo: Jon Snow. Es una de las batallas más inolvidables de la serie por su despliegue y su desarrollo , y porque vemos caer finalmente el poder de Ramsay (¡que luego es comido por los perros!).

Jon Snow y uno de los momentos más conmovedores de la Batalla de los Bastardos, en Game of Thrones
Jon Snow y uno de los momentos más conmovedores de la Batalla de los Bastardos, en Game of Thrones

Walk of Shame. Cersei es uno de los personajes femeninos más fuertes de esta serie. Y durante algunos episodios es encerrada y acusada por sus "desviaciones sexuales" (es la amante de su hermano) y otros delitos. La purga de esta mujer impura es una caminata desnuda donde todo el pueblo le arroja cosas al grito de "¡Shame!" (vergüenza), hasta que llega a su fortaleza, totalmente humillada. Este momento será vengado de la peor manera por Cersei.

Esto no quedará así… La humillación de Cersei
Esto no quedará así… La humillación de Cersei

Drogon salva a Daenerys Targaryen. Otro de los personajes femeninos fundamentales de GOT. Khaleesi es emboscada por los hijos de la Arpía y, quienes la atacan junto a su ejército. No tiene escapatoria. Van a matarla. Pero la aparición de uno de sus hijos, Drogon, será su carta de salvación. En este momento entendemos que la Madre de los Dragones tiene un poder superior a cualquier ejército.

Larga vida a la Madre de los Dragones: Khaleesi y Drogon, en un escape perfecto
Larga vida a la Madre de los Dragones: Khaleesi y Drogon, en un escape perfecto

El origen de Jon Snow. El nuevo cuervo de tres ojos Bran Stark entra en trance y nos revela finalmente a los espectadores que Jon Snow no es ningún bastardo, sino que tiene sangre real en su linaje. Los Targaryen y los Stark se resumen en su existencia y comprendemos que este joven relegado por ser bastardo puede convertirse en el próximo rey del Trono de Hierro.

Podemos sumar muchos otros momentos de Game of Thrones porque fue una serie que nos colmó de escenas inolvidables. Seguramente en esta octava temporada tengamos más material impactante. Por ahora tachemos los días hasta el 14 de abril, cuando escuchemos la cortina musical y empecemos a vibrar y estremecernos. El comienzo del fin está llegando.

SEGUÍ LEYENDO