El capítulo de la noche del jueves en ATAV (Argentina, tierra de amor y venganza) tuvo a las parejas como principales protagonistas.

Es que mientras Aldo (Gonzalo Heredia) tuvo un apasionado reencuentro con Raquel (La China Suárez) en el día de su cumpleaños, Bruno (Albert Baró) y Lucía (Delfina Chaves) no pudieron resistirse a la tentación de besarse nuevamente.

Mientras en la casa de los Ferreyra, Alicia (Mercedes Funes) pretendía darle una fiesta sorpresa a Moretti convocando a su familia y amigos más cercanos, el personaje interpretado por Heredia se entregaba a la pasión junto a La Polaca en la casa donde está viviendo junto a Samuel Trauman (Fernán Mirás).

(Video: Argentina, tierra de amor y venganza – El Trece)

Por otro lado, Lucía deja la fiesta sorpresa que le había preparado Alicia a Aldo y va en busca de Bruno. "Vine a pedirle que deje de hacerme esas miraditas, esas sonrisitas, que deje de seducirme. En primer lugar porque estoy casada, y en segundo lugar porque aunque usted lo niegue está con Francesca", le dice Lucía.

"Primero, yo no estoy con Francesca, ya se lo he dicho a ella. Segundo, se me va a hacer muy difícil evitar mirarla porque es preciosa. Y tercero, usted también me sigue a mí, sin ir más lejos anoche vino a casa", le responde Bruno.

"Está con otra mujer y me viene a seducir, sabiendo que yo estoy casada", insiste Lucía, quien la noche anterior había tenido relaciones por primera vez con Torcuato desde que están casados.

(Video: Argentina, tierra de amor y venganza – El Trece)

"Yo no estoy con Francesca. Podría estarlo, sí. No lo estoy, y no se haga la que no le importa porque esos no son celos de una mujer casada", retruca Bruno. "Y dice mucho de mí, pero usted también sonríe y está pendiente de mis movimientos, y se asoma cuando paso por la librería", agrega.

"Usted no lo quiere a Torcuato, aunque lo haya intentado de todas las maneras sabe que eso no va a suceder, nadie puede querer a ese hombre, y menos una mujer como usted", le dice antes de besarla apasionadamente.

SEGUÍ LEYENDO