(Video: Cortá por Lozano, Telefe)

En una charla íntima con Verónica Lozano, Martita y Felipe recordaron su infancia con Ricardo Fort y afirmaron que crecer sin una mamá no fue un peso. Además, hablaron de su estrecha relación con Gustavo y divertidas anécdotas de la vida diaria.

En su visita a Cortá por Lozano, los mellizos comenzaron hablando de cómo fue el festejo de sus 15, que cumplieron el pasado 25 de febrero. "Invitamos amigos y a Martu le cayeron de sorpresa", contó Felipe. "Como cayó lunes, el martes fuimos a un parque de diversiones con 10 amigas", agregó Martita, que también habló de su esperada fiesta que se realizará en mayo. "Espero que no diga nada porque es todo sorpresa", le dijo ella a su hermano con mucha seriedad. "Yo quiero entrar con ella, pero es su fiesta", remató Felipe.

Luego de hablar de su infancia y recordar anécdotas junto a su padre, Lozano les preguntó cómo fue crecer sin una mamá. "Gustavo es como nuestra mamá", explicó Martita en algún momento. "Nunca nos castigó y nos enseña bastantes valores. Sí se enoja, pero le gusta más expresarlo con palabras. Y como tenemos confianza tampoco hay mentiras de por medio", agregó.

(Video: Cortá por Lozano, Telefe)

"Hay veces que Gustavo me dice: 'Marta, sos muy honesta'", reveló la hija del empresario fallecido hace más de cinco años. "Muchos dicen que Martu tiene más cosas de papá", reveló su hermano. "Felipe es intenso y se enoja por cualquier cosa. Yo soy muy fría. Igual con la gente que no conozco trato de no ser tan forra. No me gusta que me abracen", se sinceró Martita.

"Nos gusta la música y escuchamos lo mismo. Él escucha más trap, pero yo más Michel Jackson", contaron ambos sobre sus gustos musicales. Luego, hablaron de cómo es su rutina diaria. "Nos levantamos temprano para ir al colegio y cuando volvemos vemos Netflix, somos chicos normales. No vamos a ningún lado en especial. A veces vamos a comer con amigos", expresaron. "La gente nos reconoce, pero no me gusta cuando estoy con amigas. Si me saludan, saludo. No me gusta sentirme observada", contó Marta Fort.

Los chicos recordaron, además, las navidades que pasaban cuando todavía Ricardo vivía. "Eran divertidas, había mucha gente y muchos regalos. Me gustaba más la Navidad de antes, con la abuela nos llevamos bien", manifestaron. "Cada vez que me ve me dice 'tenés que cantar tangos', pero reconozco que no es para mí", dijo, entre risas, la menor.

Por otra parte, recordaron la vez en que ambos soñaron al mismo tiempo con su papá. "El sueño era que estábamos en la habitación de Martu acostados, y papá estaba enfrente nuestro con la rodilla operada. Entonces, nos despertamos, nos contamos el sueño, y fue el mismo", relató Felipe. "Eso fue muy raro", dijo Martita.

En el final de la entrevista, Gustavo Martínez se sumó al diván y emocionado contó que los chicos son su vida. "Cuando ellos perdieron a su papá, yo dije 'bueno, acá tengo que estar bien para ellos. Y ellos saben que yo les doy mi vida", finalizó.

(Video: Cortá por Lozano, Telefe)

SEGUÍ LEYENDO