Es un ritmo casi que a pedir de ella, por la sensualidad y la alegría que trae aparejada la cumbia. Por eso, era previsible que Jimena Barón tuviera una performance destacada en este nuevo ritmo del Bailando.

Sin embargo, lo que nadie esperaba era que la vuelta de la actriz y cantante a la pista más famosa del país iba a llegar con una sorpresa especial: la presencia de Ariel Puchetta y el grupo Ráfaga, con quienes bailó Una cerveza, uno de los hits de la banda.

Más allá de alguna duda respecto de si la incorporación estaba permitida o no, la reacción del jurado fue positiva, y la pareja terminó redondeando un total de 20 puntos, lo que los posiciona bien de cara al próximo ritmo.

Como era previsible, la agrupación no podía dejar los estudios de La Corte sin hacer un mini show en vivo interpretando Amándonos, otro de sus hits, que hizo bailar a todos.

Más allá de ello, la artista tuvo otro show aparte con Mauro Caiazza, su bailarín y nueva pareja, con quien reafirmó que su relación va viento en popa y, sin lugar a dudas, le sienta bien a la hora de presentarse en el certamen.

SEGUÍ LEYENDO