Tras su paso por Fuerte Apache junto a Carlos Tévez, Susana Giménez viajó a Acapulco para visitar a Verónica Castro. La diva fue junto a su hija, Mercedes Sarrabayrouse, y vivió unos días increíbles junto a su gran amiga: practicaron tirolesa, nadaron en mar abierto, cantaron en un karaoke, degustaron tequila y tuvieron charlas íntimas en el living de la imponente propiedad de la estrella mexicana.

En una de esas charlas, la diva le confesó a Castro que dejó el alcohol porque en una ocasión se sintió mal después de tomar.

"Hace tres meses que no tomo. Tres meses y un poco mas. Ni una gota, eh. Un día me sentí muy mal después de tomar y lo dejé", aseguró.

Susana Giménez, durante su visita a Verónica Castro (@vrocastroficial)
Susana Giménez, durante su visita a Verónica Castro (@vrocastroficial)

Sin embargo, unos minutos después, en el programa especial junto a Verónica Castro, la diva se dio un gusto y realizó una degustación de tequila y otros tragos tradicionales de México.

Castro, por su parte, le contó que dejó de fumar: "De todas formas tenía la tentación de tener algo en la mano. Entonces empecé a fumar puros: hace falta el olor del tabaco, que huele tan rico. El puro lo hueles, lo prendes pero no lo puedes tragar".

SEGUÍ LEYENDO