Con la mano vendada y visiblemente conmocionada, la ex mujer de Maradona reconoció que pasó un mal momento. "Fuimos a hacer una operación bancaria al centro con mi cuñada y mi sobrino. Cuando llegamos a su domicilio, porque los fui a dejar ahí, se bajaron los dos, y apareció un chico en moto que le preguntó a mi cuñada por la avenida Francisco Beiró", comenzó Claudia en su relato.

"Mientras mi cuñada le contestaba para qué tenía que ir, yo sentí el impacto de que me quisieron romper el vidrio de mi lado pero no pudieron porque están blindados. Giré la cabeza y de repente veo un señor adentro de mi camioneta. En el momento, no me di cuenta que me cortaron la mano porque no sentí el dolor ni nada. Yo tenía la cartera en el piso del asiento de atrás y lastima la mano para agarrar el celular", continuó en una nota que dio para las cámaras de Intrusos.

La angustia de Claudia Villafañe tras el violento robo en Villa Devoto
La angustia de Claudia Villafañe tras el violento robo en Villa Devoto

Luego contó la preocupación que sintieron su cuñada y su sobrino cuando pensaron que la habían secuestrado porque se quedaron con la imagen del ladrón adentro del vehículo y que Villafañe arrancó: "De la impotencia, arranqué y los seguí hasta donde pude. Se metieron a contramano en una barrera y ahí me fui a una garita a avisar a la policía lo que había pasado. Como tardé media hora en volver a la casa de mi cuñada, ellos pensaron que me habían secuestrado".

Claudia también contó que no tenía dinero en efectivo encima y, entre lágrimas, contó que lo que más le dolió es haber perdido sus pertenencias con valor afectivo: fotos y regalos de su nieto Benjamín y un rosario de la Virgen de Salta.

"Tenía fotos, documentos, muñequitos de regalo de Benja y un rosario de la Virgen de Salta, que lo tengo hace mucho tiempo porque me caí en la Virgen cuando María Livia me hizo la imposición de manos y me colocó el rosario. Desde entonces, lo tengo siempre conmigo. Es lo único que quiero", explicó Claudia, entre lágrimas y agregó que cuando regresó a la casa de su cuñada se abrazó con ella y su sobrino y se pusieron a llorar.

LEA MÁS