Fue una definición atípica, no sólo en este ritmo sino en la historia del Bailando. Pero lo cierto es que el calendario apremia y por eso la producción de ShowMatch decidió que esta vez fueran dos las parejas eliminadas del certamen.

De las seis parejas que habían quedado sentenciadas, el jurado salvó a las de El Polaco y Solange Báez; Flor Vigna y Agustín Casanova y Tyago Griffo y Barby Silenzi, dejando en el teléfono a Silvina Luna y Leandro Nimo; Freddy Villarreal y Soledad Bayona; y Consuelo Peppino y Agustín Reyero.

Confirmando su popularidad, ya que a esta altura no se puede hablar de sorpresa, la dupla de la participante "no famosa" fue la más votada por la gente, y se aseguró un lugar en el ritmo libre con el 67,39 por ciento de los votos.