En junio de 2015 y tras un gran papel en las PASO, Miguel Del Sel (60) perdió con escaso margen la Gobernación de Santa Fe en manos del socialista Miguel Lifschitz. Poco después Mauricio Macri, ya presidente, lo nombró embajador argentino en Panamá. Pero el humorista terminó renunciando meses más tarde. Hoy, lejos de la política, otra vez sube a los escenarios con Midachi.

En esas circunstancias fue como invitado al programa de Mirtha Legrand, este domingo al mediodía. "¿Volverías a presentarte (como candidato a gobernador)?", indagó Chiquita. "No creo… Te hacen mucho daño las redes", respondió un Del Sel que parecía conmovido. "Le di seis años a la política. Y ahora doy un paso al costado y vuelvo a actuar porque perdí plata. En estos seis años me caí económicamente y también en lo anímico. Entonces, necesito volver a estar bien".

¿Si caí en una depresión? No sé… ¿En una tristeza? (Asiente)

La dirigente massista Florencia Arietto se sumó a la charla: "¿Te afecta esta chicana de las redes sociales?", le preguntó; en aquella derrota con Lifschitz, en Twitter se viralizaron distintos memes destinados a su figura. "Sí, te afecta. Porque tus pibas te hablan llorando: 'Papá, mirá lo que dicen'. Y encima quedás como un corrupto como cualquiera de los otros, porque parece que te metés en política y sos ladrón. Y nada que ver".

En mis últimas visitas a los pueblos durante la campaña terminaba llorando, como que mi cuerpo iba a explotar de la bronca

Mirtha le preguntó entonces si había recurrido a un tratamiento psicológico para enfrentar las consecuencias de su participación en la política, y ante la negativa del actor, fue más allá: "Había leído por ahí… ¿Caíste en una depresión?". "No sé… ¿En una tristeza? (Asiente). En mis últimas visitas a los pueblos (durante la campaña) terminaba llorando, como que mi cuerpo iba a explotar de la bronca, de emocionarte porque ves también las necesidades (de la gente)", relató Del Sel.

Luego de que Vicky Xipolitakis lo alentara a que no deje la política solo por recibir críticas o ser blanco de prejuicios, el compañero de Dady Brieva y Chino Volpato en Midachi explicó hasta qué punto se había sentido desbordado: "Llega un momento en que lo único que pensás es en política y en problemas". Sin embargo, en Panamá encontró una solución. "Allá volví a ser yo porque nadie me miraba feo, nadie me agredía. Y volví al país a actuar, y estoy 10 puntos de nuevo", concluyó un Del Sel serio como pocas veces se lo ha visto.

Del Sel cuando estaba al frente de la Embajada Argentina en Panamá
Del Sel cuando estaba al frente de la Embajada Argentina en Panamá

LEA MÁS: