Mica Vázquez presenta a su hijo Baltazar: “El día que nació, mi novio me dijo que quería tener otro”

La actriz habla de la maternidad a dos meses de la llegada de su bebé. “Yo me quiero casar, así que espero que lea esta nota y se le ocurra proponerme”, bromea sobre su pareja, el deportista y empresario Gerónimo Klein

Mica Vázquez y su hijo Baltazar
Mica Vázquez y su hijo Baltazar

“Hagamos la nota ahora que tengo un ratito. Está a upa mío, así que seguro te hable bajito”, decía el mensaje de Mica Vázquez por WhastApp cuando accedió a brindar una entrevista a Teleshow.

La actriz, que fue mamá hace poco más de dos meses -el 31 de diciembre-, atiende el teléfono con Baltazar sobre su pecho. Como bien había adelantado, del otro lado de la línea se la escucha hablar varios tonos más bajos que lo normal. Aunque no se la puede ver, en su voz se siente una alegría inmensa cuando habla de su hijo, fruto de su relación con Gerónimo Klein, a quien califica como un “padrazo”.

“Al margen de lo que la mayoría de las madres sabemos, el puerperio te moviliza. Estás muy revolucionada, pero es lo más lindo del mundo. ¡Estoy feliz y embobada! No puedo parar de mirarlo”, cuenta la actriz sobre la maternidad.

Mica, con Baltazar en brazos (Foto: Anita Thomas @anitathomasph)
Mica, con Baltazar en brazos (Foto: Anita Thomas @anitathomasph)

Mica habla del puerperio y sostiene que “se pasa por distintos estados”: “miedos, cuestiones, preguntas, el cargarse con la intuición de madre que a veces no la tenés, así como tampoco hay respuesta para el llanto...”. Y hace una salvedad a la hora de mencionar a su pareja. “Las primeras semanas le pedía llorando un mate y también quería que se quedara en la cama tomándolo conmigo. Era la necesidad de tener a alguien al lado”, indica y detalla: “¡Gero es lo más!”.

Mica y Gero posaron junto a Baltazar en una tierna producción familiar (Andrés Galeano @anyo.ph)
Mica y Gero posaron junto a Baltazar en una tierna producción familiar (Andrés Galeano @anyo.ph)
Gero y Mica se conocieron por amigos en común (Foto: Anita Thomas @anitathomasph)
Gero y Mica se conocieron por amigos en común (Foto: Anita Thomas @anitathomasph)

Gerónimo Klein es instructor de yoga, practica surf y es el presidente de una empresa familiar: pintuterías Mafer. Además, recientemente abrió Cofi Jaus, un local de café en Munro que cuenta con baristas especializados.

“Él volvió a trabajar una semana después de que nació Balta. Es un apasionado de lo que hace. Por suerte está cerca así que va y viene. Está siempre al pie del cañón”, destaca y agrega: “La que se queda 24/7 soy yo porque todavía es muy chiquito. Cuando sea un poco más grande por ahí puedo empezar a delegar”.

Gero, en Cofi Jaus
Gero, en Cofi Jaus

En los momentos en que su pareja no está en su casa, Mica recibe la visita a su madre y a sus hermanas. Otras veces, de algunas amigas. “La cuarentena no permite visitas a full, pero me siento bastante acompañada”, dice quien también tuvo dos propuestas laborales desde que nació su hijo: una para hacer radio y otra para volver a la actuación en un proyecto teatral.

“Al principio dije que creía que sí, y después noté que Balta tenía 20 días y pensé ‘no es el momento’”, recuerda. “Tengo ganas de volver a laburar pero todavía no estoy para hacer nada”, advierte y agrega que analizaría la posibilidad de aceptar un trabajo de dos o tres veces por semana y que tampoco le demande estar muchas horas fuera de su casa: “Tiene que ser algo con lo que me pueda organizar para que alguien lo pueda cuidar”.

Emoción, llanto y puro amor: la llegada de Baltazar

Emoción a flor de piel: Gero besando a Mica, que sostiene en brazos a Baltazar
Emoción a flor de piel: Gero besando a Mica, que sostiene en brazos a Baltazar
Una de las primeras fotos de Mica con Gero y Balta, todavía en el Sanatorio de la Trinidad
Una de las primeras fotos de Mica con Gero y Balta, todavía en el Sanatorio de la Trinidad

Baltazar Klein nació el 31 de diciembre a las 4:04 am. Horas antes de la llegada del 2021, año que Mica, Gero y su bebé recibieron en la habitación del Sanatorio de La Trinidad Palermo. Antes de saber que su hijo llegaría ese día, la actriz y el empresario planeaban celebrar Año Nuevo con los padres de él. Siempre bajo los estrictos protoclos sanitarios por la pandemia del coronavirus. “Estábamos ahí, viendo a dónde ir. Preferíamos aislarnos un poco porque estábamos cerca del parto y nuestra intención siempre fue cuidarnos”.

El 30 recibió la visita de tres amigas, entre las que se destacan las actrices Muni Seligmann -que también está embarazada- y Cande Molfese. Hasta que sintió algo extraño en su cuerpo. No estaba segura si había roto bolsa o si estaba perdiendo líquido amniótico. “En una hora te veo en el sanatorio”, le dijo su médica. Allí mismo, después de siete horas de trabajo de parto, dio a luz a su bebé en una cesárea que terminó siendo de urgencia porque a su hijo le habían comenzado a bajar las pulsaciones.

“Yo quería un parto natural. Pero ellos (por su bebé) terminan llegando como quieren y nos muestran que no tenemos el control de nada”, afirma Mica y califica como emocionante el momento del parto que vivió acompañada por su pareja.

“Esa noche nos fuimos a dormir a las 22. Gero había comprado un champagne para brindar en la habitación pero no llegamos. Nos acostamos mirando embobados a Balta, nos despertamos a la 1 am, nos enteramos que había cambiado el año y seguimos durmiendo”, dice sobre la llegada de Año Nuevo en medio de la revolución de haber vivido el nacimiento de su hijo horas antes.

¿Si quiere tener otro hijo? “Ya tendría el segundo”, le dijo Gero a Mica el mismo día en que había dado a luz a Baltazar. “Buscate otra mujer. ¡Ahora no quiero pensar!”, le respondió la actriz que un mes después, ya en su casa, le admitió: “Ahora puedo pensar... ¿sabés que yo también?”.

“Es tan lindo lo que trae un bebé. Tan único”, continúa la actriz. “Desde un principio es un deseo tener una familia numerosa. Mientras tanto, disfruto de Balta, que todavía es muy chiquito, y de Poncho, que es uno más”, dice sobre su perro: “Era el rey de la casa y ahora llegó Balta. Lo estamos cuidando para que no se sienta desplazado, aunque nunca fue una mascota, siempre fue uno más”.

Poncho cuidando a Baltazar (Foto: Anita Thomas @anitathomasph)
Poncho cuidando a Baltazar (Foto: Anita Thomas @anitathomasph)

A poco de finalizar la entrevista, Baltazar comienza a hacerse escuchar. Mica se toma unos segundos para atenderlo y mientras tanto, habla de sus ganas de casarse. “Yo quiero, así que espero que Gero lea esta nota y se le ocurra proponerme”, bromea y aclara que también se lo ha dicho comentado a su pareja. “Por ahí en algún momento el chiste se hace realidad. Por lo pronto, estamos maravillados con todo lo que vivimos hasta ahora. Y si llega la propuesta, será bien recibida”, dice Mica Vázquez y ahora sí su hijo da por finalizada la entrevista al requerir que su madre vuelva a darle el cien por cien de su atención.

SEGUIR LEYENDO: