Duki y Nicki Nicole, antes del Buenos Aires Trap: “Esta es una ocasión especial para marcar la vara”

Son los protagonistas de la edición virtual del festival, a realizarse este jueves 3 desde las 20 horas. Bizarrap, Neo Pistea, Lit Killah, Lucho SSJ, Tiago PZK, La Joaqui, Rei y Taichu completan el cartel

Duki es uno de los protagonistas de la edición virtual del Buenos Aires Trap (Gentileza Buenos Aires Trap)
Duki es uno de los protagonistas de la edición virtual del Buenos Aires Trap (Gentileza Buenos Aires Trap)

Prevenidos… ¡acción!”. El latiguillo se hace eco en el Movistar Arena, que hoy luce como un estudio de televisión: a lo largo y a lo ancho de su “campo” hay cámaras, decorados y varios mini escenarios además del principal. Aquí es donde se está ensayando lo que se verá este jueves 3 en la transmisión gratuita del Buenos Aires Trap: el festival que reúne a algunos de los nombres más importantes de la escena que viene sacudiendo caderas, rankings, récords, contratos y todo lo que se le ponga adelante.

Para esta edición 2020, totalmente virtual y en línea con la “nueva normalidad” corriente, los protagonistas serán Duki, Nicki Nicole, Bizarrap, Neo Pistea, Lit Killah, Lucho SSJ, Tiago PZK, La Joaqui, Rei y Taichu. El show será gratuito y se podrá ver desde el canal oficial de YouTube de Movistar Argentina, además de las plataformas Movistar TV y Movistar Play.

“Me sentí muy bien en cuanto al show, pero… sin público no es lo mismo. Me falta la gente y la energía que me transmite”, le confesó Nicki Nicole a Infobae apenas después de hacer una primera pasada de su show dinámico, con distinas escenas y casi todos los climas que coexisten en su música. A su lado, inseparable, estaba Trueno, quien sólo le soltó la mano a su novia cuando ella tenía que cantar. Antes y después, mimos, besos, arrumacos… y una colaboración muy especial: “Siempre pensé que la primera vez que iba a cantar ‘Mamichula’ en vivo, iba a ser en un show con gente. Y si bien esto es otra cosa, igual fue increíble. Un show te lo llevás en tu memoria y está zarpado, pero lo bueno del streaming es que lo podés ver cuantas veces quieras”, reveló Nicki sin spoilear demasiado.

Nicki Nicole (Gentileza Buenos Aires Trap)
Nicki Nicole (Gentileza Buenos Aires Trap)

Las paredes grafitteadas, un espejo redondo con focos y calcos-calavera en su marco, una sillón mullido, botellas vacías de varias fiestas acumuladas y dos personas en el centro de esta habitación imaginaria. Son Duki y Orodembow, dj y segunda voz en vivo. El rapero sale de la escena y gira en círculos por el set como un león enjaulado, prueba efectos de la voz tirando ad-libs y chistes. A su alrededor, además de la técnica y su equipo, están su mamá, su hermana y su tía para contenerlo y atestiguar lo que está por hacer. Se acomoda el retorno, vuelve adonde tiene su marca y levanta el pulgar: ya está listo para empezar, enfundado por un tapado blanco intervenido a lo Say No More y una remera de Metallica. ¡Acción! “Hello Cotto”, enérgica y arrolladora... ¿Como siempre? Casi: falta el rebote y el agite del coro popular. Igual, su final matador derrumbó las paredes y levantó una polvareda que, al disiparse, dejó a la vista el escenario principal. Arriba, Asan -más conocido por su trabajo como productor, actualmente despuntando su faceta como rapero- esperaba a la dupla para arremeter con “Pastillas”.

Mauro Ezequiel Lombardo tenía abstinencia de esta energía. Se lo dijo a sus fans cada vez que pudo, vía Instagram: “Extraño tocar, extraño verlos”. “Tengo adrenalina, quiero salir ya, a romper todo. Desde marzo que no toco: estuve en el Vive Latino, el último festival del mundo. Y desde ese día que estoy con ganas de retomar. Así que esta es una ocasión especial para marcar la vara”, le contó Duki a Infobae.

Actuar para las cámaras no le representa un gran desafío, dice resolverlo con la naturalidad y el oficio dado por algunos de sus shows en festivales que se televisaron. Tampoco piensa a este formato de una manera tan distinta a si se presentara con público: “La mayoría de la gente que me viene a ver no tiene un ojo tan crítico, no se está fijando demasiado si pifio. Pero yo, arriba del escenario, voy contando todos mis errores: me doy cuenta cada vez que no llegué con el aire, cuando me equivoqué la letra, cuando me desconcentré... porque a veces me desconcentro cuando miro al público. O me cebo gritando con el público y rompo la voz”.

Bizarrap también estará presente en esta edición del festival (Gentileza Buenos Aires Trap)
Bizarrap también estará presente en esta edición del festival (Gentileza Buenos Aires Trap)

Actividad en cuarentena y futuro inmediato

Tanto Nicki como Duki renovaron su catálogo durante los meses más extraños de este 2020. Además de “Mamichula” -highlight del disco de Trueno-, “Colocao” y “Mala vida” fueron las novedades de la cantante después de su disco “Recuerdos” (2019). De ahí extrajo “Plegarias” para reversionarla con cuerdas, un tono aún más celestial y una cita a Fito Páez (“Recuerdos que no voy a borrar / personas que no voy a olvidar”, versos indelebles de “Brillante sobre el mic”) para coronar su presentación en los últimos Premios Gardel.

¿Cómo se lleva Nicki con el hecho de llevar el “gen rosarino”? “Me siento re rosarina y haber nacido en Rosario es lo mejor que me pudo haber pasado, porque me dio una banda de cabeza. En las escuelas hay mucha información política, entonces yo salía mucho a marchar por los derechos de los estudiantes. A mí, Rosario me sirvió mucho en ese sentido: en darme cuenta de que si quiero algo, lo puedo conseguir y puedo luchar por eso. Y creo que esas cosas te quedan, son parte de nuestras raíces”, dice.

¿Y cómo es su vínculo con el máximo ícono musical de su ciudad? “En Rosario siempre me hablaron de Fito a morir. Es un ícono, es historia y creo que no había mejor tributo que ese, sobre todo hacerlo en los Gardel. Me gusta su música, pero la verdad que no es algo que me pase escuchando. Tuve el placer de conocerlo, de hablar con él y de darme cuenta de que, además de ser un gran artista y parte de la historia argentina, es una persona muy piola. Habló conmigo cuando tranquilamente pudo haber dicho ‘Hola Nicki, ¿todo bien? Nos vemos’ (se ríe). Y eso son valores que te quedan, decís: ‘Loco, qué piola que esta persona se tome el tiempo de hablar conmigo’”, recuerda.

Para lo que vendrá, Nicki dice que encara la música permitiéndose “sonar de otras maneras. Decidí arriesgar más. Antes no me lo permitía, por el miedo al qué dirán, o porque pensaba: ‘No, capaz que no llego a una nota en este tipo de ritmo’. Por ejemplo, colaborar con Trueno: el año pasado yo no me lo hubiera permitido porque hubiese dicho: ‘Él es de otro palo y yo no puedo, no me va a salir’. Y me cambió la cabeza, lo conocí e hicimos un temazo. Creo que está en eso, en dejarse llevar y ser”.

Tiene entre manos un nuevo álbum, aun sin fecha de edición definida, en el que promete “mucha variedad y muchos artistas con los que me animé a hacer música, que son de otro palo totalmente distinto. La clave está en eso: en tirarse de una a lo que uno quiere hacer. Y si no sale, al menos lo intentaste”.

Neo Pistea y Duki estarán como invitados en el set de Rei (Gentileza Buenos Aires Trap)
Neo Pistea y Duki estarán como invitados en el set de Rei (Gentileza Buenos Aires Trap)

Sin contar las colaboraciones (desde Bad Bunny a Mesita, desde Ronny J a Rei) Duki editó el ep “24” y singles en los que estiró y expuso, hasta donde pudo, hasta donde quiso, sus contornos creativos. Después de un 2019 en el que tuvo varios temas bien pegados, entró en una búsqueda en la que aparecieron algunos tracks más certeros (del jaleo de “H.I.E.L.O.” al zoom-in a su corazón abierto en “Acapella”) que otros (los precoces “Eo Eo” o “Nota espacial”). Sin dudas, el mayor hit de su temporada fue más lateral: “Fideos con Duko”, un ciclo de YouTube en el que se prueba como entrevistador y en el que ya presentó un mano a mano con su ñeri Homer El Mero Mero y una tierna conversación con su madre, Sandra Quiroga. El nombre y la locación, vale decirlo, las tomó prestadas de la entrevista y la idea que le planteó Infobae en junio de este año.

Recién llegado de Miami y recuperado del coronavirus que contrajo en Estados Unidos, Duki está listo para seguir. “Mi equipo me dice que me tengo que calmar y me están adoctrinando para que deje espacio hasta el disco. Estoy haciendo un disco que va a estar lindo, ya hay como 14 temas. Seguramente esté listo para mayo del año que viene. De todas maneras, puede que de acá a fin de año me vean aparecer en algún feat”, dice y guiña un ojo.

"Estoy haciendo un disco que va a estar lindo, ya hay como 14 temas. Seguramente esté listo para mayo del año que viene", adelantó Duki (Gentileza Buenos Aires Trap)
"Estoy haciendo un disco que va a estar lindo, ya hay como 14 temas. Seguramente esté listo para mayo del año que viene", adelantó Duki (Gentileza Buenos Aires Trap)

Los días en el norte fueron productivos, trabajando mano a mano con el productor Yesan. “Nos encerramos en una casa y estuvimos tranquilos. Estuvo bueno porque no necesitamos ir a un estudio ni dependimos de un ingeniero. A la hora que pintaba, hacíamos un beat y nos hacíamos el tema. Sacamos alrededor de 10. Yo dije: ‘Vamos a hacer un tema por día, mínimo’. Con Yesan congenio mucho a la hora de componer y crear, él entiende mucho de mi lenguaje coloquial y lo puede aplicar técnicamente. Y eso es un golazo, lo explotamos al máximo. Se trata de la mentalidad, de decir: ‘Estoy acá, la tengo que romper, vine a grabar, tengo que hacer unos temones’. Y salga el mejor tema o el peor, la cabeza está ahí. Y hasta que no lo terminamos, no paramos”, explica Duki.

Sobre el hecho de haber contraído coronavirus y las responsabilidades que asumió a la hora de comunicarlo, dice de un tirón: “Siempre me da miedo hablar en serio porque pelotudeo mucho. Entonces cuando tengo que hablar en serio, pienso que me van a decir: ‘¿Qué te venís a hacer ahora?’. Recién ahora empiezo a entender que la gente no entiende mi personaje en las redes, con mi forma irónica o exaltada de hablar. La gente que me conoce sabe que soy una persona consciente, con dos dedos de frente. Entiendo más o menos cómo se maneja el mundo y la base de todo es el respeto. Si a mí me siguen 5 millones de personas, tengo que tener cuidado con la imagen que doy, sobre todo en este momento delicado. A mí me preocupaba mucho contagiar. Y ahora que lo pasé, lo entiendo: es un cansancio insufrible, de estar bocha de días tirado. Entiendo que a los mayores les podía pegar mucho más fuerte. Hay gente que tiene enfermedades o que corre más riesgos por otros motivos: yo tengo broncoespasmos y tenía miedo de que me agarrara por ese lado. Por suerte no me pasó. Entonces tenés que tener conciencia por los demás: por ahí a vos te agarra no te pasa nada, estás re chill. Pero en dos segundos podés contagiar a alguien que sea de riesgo. No estoy de ningún lado: no me gusta flashear la teoría conspirativa; entiendo que con esto va a haber alguien que va a decir: (imposta una voz solemne) ‘Che, la inflación durante dos años fue mayor porque estuvimos todos encerrados en casa’. Entiendo que hay gente a la que le chupa un huevo, pero también hay que entender que hay gente que de verdad valora su vida. Hay gente que labura para su familia, que tiene 20 mil personas que dependen de ella. Entonces tené un poco de respeto y de cuidado”.

SEGUI LEYENDO