Insultos, traiciones y la “espontánea” que dividió al país: 6 polémicas de los reality shows más populares de la televisión argentina

La enorme repercusión de la controvertida final de de Bake Off Argentina reveló el vínculo potente entre el público local y los programas donde se establecen competencias entre participantes que deben mostrar sus habilidades, convivir o exhibir todo tipo de destrezas. Un repaso por las escenas más recordadas por los televidentes

alarrea@infobae.com
Los reality shows cumplen dos décadas de gran éxito en el país
Los reality shows cumplen dos décadas de gran éxito en el país

“¿Le clavó la espontánea si hasta hace nada eran íntimos amigos?”. “¿Estaba borracho?”. “¿Se fueron a las manos?”. “¿Lo dejó ganar porque sintió que lo merecía más que ella?”. Desde hace 20 años, se multiplican los debates interminables sobre estrategias, amistades, traiciones, engaños. Es que, con la llegada de distintos formatos internacionales, a fuerza de enojos, controversias, amores profundos y odios desenfrenados, los reality shows parecen seguir conquistando al público argentino.

Se pudo ver durante los últimos días, con la controvertida final de la última edición de Bake Off Argentina, y la gran repercusión en las redes sociales cuando se conocieron datos de la vida privada de Samanta Casais, la ganadora “sin corona” del concurso que había omitido algunos datos a la hora de inscribirse en el programa que consagraría al mejor pastelero amateur del país.

Samanta Casais y Damián Pier, en la final de la última edición de Bake Off Argentina
Samanta Casais y Damián Pier, en la final de la última edición de Bake Off Argentina

Fue tal la controversia y el enojo de gran parte del público, que la producción debió volver a grabar el cierre y declarar campeón a Damián Pier Basile, el participante que había quedado segundo.

ANDATE A DORMIR VOS

“Andate a dormir vos”, parecía sonar en la cabeza de los televidentes. Pero, lejos de aquella protesta/himno de Kapanga, que le cantaba a fines de 1998 al entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Eduardo Duhalde, por su medida de cerrar los locales nocturnos a las 3 de la mañana, los insomnes de fines de 2000 se replegaban en sus casas para ver a desconocidos, personas comunes que convivían en una casa, en una isla, en un bar que debían regentear.

La primera edición local de "Gran Hermano", con la conducción de la actriz Soledad Silveyra, se emitió en marzo de 2001
La primera edición local de "Gran Hermano", con la conducción de la actriz Soledad Silveyra, se emitió en marzo de 2001

En algunos casos, se podía ver lo que hacían los participantes las 24 horas (había canales de cable específicamente destinados para eso, además de incipientes sitios de internet que mostraban “perlitas” y grandes momentos que quedaban afuera de las emisiones centrales). Con el tiempo, se sumaron envíos satélite con debates para hablar de lo que había ocurrido y los personajes de los realities parecían invadirlo todo.

La televisión local se sumaba así a un fenómeno que había comenzado poco antes en el exterior y que llegó importado a la Argentina para renovar las pantallas y en algunos casos a provocar enojos (el recordado grito de “¡aguante la ficción, carajo!” de la actriz María Valenzuela fue una protesta en 2002 ante la proliferación de este tipo de programas, cuando los artistas empezaron a decir por todos lados “somos actores, queremos actuar” pese a que muchos de ellos terminaron como conductores de varios realities).

Con la conducción de Julián Weich, a fines del año 2000 se vio por "Expedición Robinson" por la pantalla de Canal 13
Con la conducción de Julián Weich, a fines del año 2000 se vio por "Expedición Robinson" por la pantalla de Canal 13

Si bien hubo shows donde personas del público, meros desconocidos, participaban de segmentos en algunos ciclos muy populares y mostraban sus habilidades más diversas –desde cortar una manzana en mitades exactas en La noche del domingo o participar de una “pulseada”, hasta cantar o bailar o demostrar sus conocimientos en ciclos de preguntas y respuestas– los expertos coinciden en señalar que los programas llamados de “telerrealidad” o “reality shows” propiamente dichos con formatos de convivencia o competencia de talentos específicos llegaron con el comienzo del milenio.

En el país se vivía el último aliento de la convertibilidad, ese 1 a 1 que todavía permitía llevar adelante costosas producciones televisivas mientras se maceraba una de las mayores crisis sociales y económicas que llegaron con el estallido de 2001.

Gastón Trezeguet y Eleonora González, en la primera edición local de "Gran Hermano"
Gastón Trezeguet y Eleonora González, en la primera edición local de "Gran Hermano"

El que clavó la primera estaca (guiño, guiño) fue Expedición Robinson, conducido por Julián Weich hace 20 años. Era una versión del extranjero Survivor, que se había grabado con gran despliegue en una isla de Panamá. Meses después, a comienzos de 2001, llegarían casi en simultáneo las versiones locales dos tanques mundiales: Gran Hermano y El bar, con la conducción de Andy Kusnetzoff. A mediados de ese año Canal 9, que entonces se llamaba transitoriamente Azul TV, estrenaría Popstars, el reality musical del que saldría el grupo Bandana.

En 2001 también se estrenó Popstars, el reality musical del que surgió el grupo Bandana

Apasionado, fanático, emocionado, indignado, el público establecía con los participantes una relación de cercanía que se potenciaba todavía más en aquellos ciclos en los que, mediante llamados telefónicos, los televidentes podían expulsar o permitir la continuidad de los integrantes de los realities, tal como se pudo ver en los siguientes grandes momentos que quedaron en la memoria de varios como hitos indelebles.

1. La espontánea que dividió al país. Luego de varias temporadas de éxito y una pausa que se prolongó por algunos años, en 2007 se estrenó por Telefe una de las ediciones más explosivas de Gran Hermano, que llegó a las pantallas argentinas con algunas novedades. La más saliente era el cambio de conductor: la actriz Soledad Silveyra dejaba el mando de la emisión central del programa, que a partir de ahora quedaba en manos del periodista Jorge Rial.

La nominación espontánea de Marianela Mirra a Diego, una estrategia de juego que dividió a los televidentes de Gran Hermano


En el juego, una novedosa instancia sorprendió a todos: la llamada “nominación espontánea” que podían hacer los participantes. A diferencia de las nominaciones típicas que todos los concursantes hacían semanalmente, “la espontánea” le otorgaba 3 puntos al primer participante votado y 2 al segundo (es decir, un punto más que las nominaciones tradicionales), lo que incrementaba las posibilidades de que esos jugadores fueran enviados a la votación telefónica del público y, finalmente, terminaran expulsados.

Esa posibilidad fue la que aprovechó la participante Marianela Mirra, quien en abril de 2007, al cabo de varias semanas de juego y pese a tener buena relación dentro de la casa más famosa de la televisión, utilizó el recurso contra Diego Leonardi, uno de sus rivales más fuertes.

Jorge Rial junto a la ganadora, Marianela Mirra, y Diego, el participante que recibió la "nominación espontánea" (NA)
Jorge Rial junto a la ganadora, Marianela Mirra, y Diego, el participante que recibió la "nominación espontánea" (NA)

Por la gran popularidad que tenía Gran Hermano en ese momento, la decisión de la concursante, que finalmente ganó en una final que superó los 50 puntos de rating, dividió al público entre quienes la calificaron de “traidora” y quienes la señalaron como “una gran estratega”.

2. Picky, la heroína. “Hay seis estacas para cada uno, el que se quede con la séptima es el ganador”, propuso el conductor Julián Weich. Era la semifinal de la exitosa primera edición local de Expedición Robinson y se enfrentaban dos compañeros de equipo: a la derecha de la pantalla, con el mar de fondo, se veía a Adrián Miani, un trabajador portuario que llegó al programa con la ambición de llevarse el premio máximo: 100 mil dólares. A la izquierda, Picky Paino, una joven estudiante de teatro que se ganaba la vida como mesera.

Expedición Robinson: cuando Picky dejó ganar a Adrián

Después de un duelo estremecedor, los seguidores del programa pudieron ver que la joven, que venía mejor que su contrincante, se frena y, en un gesto memorable, lo deja ganar.

Tal como le contó la propia Picky a Infobae, aquellas imágenes son recordadas hasta la actualidad por el público, que la sigue viendo como una auténtica heroína.

La estremecedora semifinal de "Expedición Robinson" en el año 2000 consagró a Picky Paino como una suerte de heroína, de ganadora moral del juego
La estremecedora semifinal de "Expedición Robinson" en el año 2000 consagró a Picky Paino como una suerte de heroína, de ganadora moral del juego

“En la calle todavía es impresionante. A mí me sigue pasando hasta el día de hoy. La gente me para, me saluda, me preguntan, me reconocen. Por ahí tengo una cara de mujer más grande, porque pasaron un montón de años, pero físicamente estoy igual y no cambié mucho. Algunos me dicen: ‘Siento que te conozco, como que te conozco de la vida’. Esa es la reacción que genera la televisión, más en un reality”, señaló Picky en diálogo con este medio.

3. El bar de la discordia: peleas y un insulto en vivo. Lanzado por Cuatro Cabezas, la productora que entonces tenía Mario Pergolini, en marzo de 2001 se estrenó por la pantalla de América El bar, con la conducción de Andy Kusnetzoff. En medio de la crisis que terminaría de desatarse a fines de ese año, el reality llegó a tener dos temporadas.

Uno de los participantes insultó a Celeste, la participante trans de la primera edición de "El Bar"

Los medios de la época hablaban del “tercer reality show” que llegaba a la Argentina por esos tiempos, luego de los estrenos de Expedición Robinson y Gran Hermano. Para la ocasión se montó un impresionante bar en la localidad bonaerense de San Isidro, que tenía pegada la casa donde vivían los participantes que debían regentearlo.

Luego de un intenso casting, la primera edición exhibió varias peleas subidas de tono. Uno de los contrapuntos más recordados por los televidentes ocurrió cuando Eduardo Nocera atacó a Celeste Montanari, la participante trans de la primera edición del programa, y durante una disputa le dijo “te llamás Carlos”.

César estalló de ira en vivo contra su contrincante Daniel, en la primera edición de "El Bar"

En un país que todavía no tenía las leyes de Identidad de Género ni de Matrimonio igualitario, las palabras de Nocera, sin dudas ofensivas, abrieron un debate en el público.

En esa misma edición, otra recordada polémica tuvo lugar cuando fue expulsado César Nogueiras, una suerte de contrafigura de otro competidor de peso, Daniel Granelli. El participante estalló en vivo e insultó a su contrincante delante de todos.

4. “No firmes nada con Telefe”. Esas palabras, apenas se consagraba campeón de la edición de Gran Hermano que tuvo lugar en 2011 resuenan hasta la actualidad. Las pronunció Mari, la esposa del participante Cristian Urrizaga –conocido por todos como Cristian U, que acababa de salir del encierro y coronarse como ganador. El micrófono las tomó con toda claridad y se escucharon en vivo, algo que enojó de inmediato al conductor del envío, Jorge Rial.

"No firmes nada con Telefe", las palabras de la pareja de Cristian U luego de que se consagrara ganador de Gran Hermano 2011

Durante horas, los programas y los televidentes se dedicaron a analizar por qué la mujer del paseador de perros ganador del reality le había aconsejado eso a su esposo durante el abrazo del reencuentro. Hubo especulaciones, momentos de incomodidad y discusiones.

El propio participante debió salir a aclarar la situación durante una entrevista que justamente se emitía por Telefe para intentar explicar qué había ocurrido.

Cristian U, el ganador de Gran Hermano 2011, antes de entrar al programa trabajaba como paseador de perros
Cristian U, el ganador de Gran Hermano 2011, antes de entrar al programa trabajaba como paseador de perros

“He hablado con autoridades del canal, he pedido disculpas en nombre de Mari y pido disculpas en nombre mía. Tengo contrato tres meses más. Soy de Telefe. Y ojalá me digan ‘Cristian U., te renovamos el contrato’. Para cualquier cosa. Estoy feliz de estar en Telefe”, dijo el participante en diálogo con Mariano Peluffo.

5. El anti-reality. Casi como una respuesta a la proliferación del formato, a fines de 2001 el histórico productor de telenovelas Quique Estevanez decidió lanzarse a la aventura de montar su propio reality show. Pero, a diferencia de los demás, en este caso reunió a actrices y actores reconocidos por el público que debían convivir dos meses. Así surgió Reality Reality, por la pantalla de Azul TV, un ciclo muy recordado, sobre todo en los programas dedicados a mostrar archivos de viejos programas de televisión, por sus delirantes escenas.

Juan José Camero en Reality Reality

Entre otros, participaron Emilia Mazer, Edda Bustamante, Fabián Mazzei, Martín Karpan, Gisela Barreto, Jessica Schultz, Marisol Otero, Gonzalo Heredia, Alejandra Majluf y Sabrina Garciarena. Sin dudas, quien más quedó impregnado en el recuerdo del público fue Juan José Camero.

El veterano actor participó, junto a sus compañeros, de ensayos y entrenamiento actoral frente a las cámaras y protagonizó varios bloopers durante la convivencia como consecuencia de la ingesta de alcohol.

Los "bloopers" de Camero en el reality

En una de las escenas más memorables, vestido de jogging y con una riñonera negra en la cintura, se lo vio gritando muy efusivo “¡Poder!”, bajo las órdenes de Emilia Mazer, que dirigía un ejercicio de improvisación.

La propia Mazer años después reveló en una entrevista que varias de las escenas que se vieron en el programa habían sido guionadas y editadas a propósito.

“Todo se editaba, todo el mundo habló de lo de Juan José, pero eso fue una edición de tres momentos distintos y lo mandaron al frente porque tal vez pensaban que ganarían rating con eso”, dijo la actriz en el programa Online.

"Todo se editaba, todo el mundo habló de lo de Juan José (Camero), pero eso fue una edición de tres momentos distintos y lo mandaron al frente porque tal vez pensaban que ganarían rating con eso”, dijo Emilia Mazer 16 años después de "Reality Reality"
"Todo se editaba, todo el mundo habló de lo de Juan José (Camero), pero eso fue una edición de tres momentos distintos y lo mandaron al frente porque tal vez pensaban que ganarían rating con eso”, dijo Emilia Mazer 16 años después de "Reality Reality"

Según contó la actriz, en los resúmenes hacían quedar al actor como borracho, tras mostrar que se caía y que pedía vino: “Las camas eran chicas, cualquiera se caería, eran finitas, él dormía con su perro. Por otro lado, él había arreglado con la producción que nos tiraba consignas, protestar por el vino. Lo editaron como si fuera de verdad. Nos daban muchas cosas guionadas”.

6. Un escribano en apuros. El público –cerca de los artistas y en sus casas– estallaba de ansiedad. Sobre el escenario todo era expectativa. Pero faltaba bastante, todavía, para que se supiera quién era el ganador.

El escribano de Talento Argentino 2 arruinó la final al revelar al ganador antes de tiempo

Como ocurre en varios programas y certámenes de este tipo, la producción suele estirar la definición para que la audiencia se vaya sumando y el rating se multiplique. En eso estaba Mariano Peluffo, uno de los conductores más destacados en ciclos de este tipo de formato (estuvo al frente de Gran Hermano y varios de sus debates, pero también de Masterchef y Cuestión de peso, entre otros) cuando se estaba por definir en 2009 la final del reality musical Talento argentino 2.

“Voy a llamar nuevamente al escenario al escribano Agustín Amuchástegui, que tiene el resultado con la decisión del público, el nombre del artista más votado”, dijo el conductor, mientras el escribano, muy sonriente, le daba un sobre.

Mariano Peluffo es uno de los conductores más experimentados en reality shows
Mariano Peluffo es uno de los conductores más experimentados en reality shows

En estos momentos, por lo general, los conductores suelen hacer un pausa y generar más tensión. Pero el escribano le ahorró el tiempo a los televidentes y sin ningún tipo de freno, disparó muy tranquilo: “Es el señor Ferreyra”.

Ante la mirada atónita de Peluffo, que no pudo atajarlo, el hombre le quitó cualquier tipo de suspenso a la situación. Acababa de revelar el nombre del ganador, el guitarrista Daniel Ferreyra.

Seguí leyendo

Picky Paino, la heroína de “Expedición Robinson”, a 20 años del juego que paralizó al país

Amores prohibidos, besos apasionados y escenas de alto voltaje: las parejas de las telenovelas argentinas que hicieron historia

A 25 años del boom de “La pachanga”, la historia jamás contada del hit de Vilma Palma: ¿quién era “El Pelado”?

10 años de “Gran Hermano 5”: una edición explosiva que dejó varios famosos

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos