Vicky Xipolitakis señaló que se encuentra muy bien, a pesar de la medida judicial
Vicky Xipolitakis señaló que se encuentra muy bien, a pesar de la medida judicial

Vicky Xipolitakis tuvo un duro revés esta semana, luego de que la Justicia desestimara su denuncia contra el padre de su hijo, Javier Naselli, y ordenara la rápida revinculación del empresario con el niño.

A pesar de tener una cautelar que le impide referirse de manera directa a su ex marido, la actriz habló con Juan Etchegoyen, por Radio Mitre, de la situación que está viviendo con su hijo: “Yo estoy muy bien porque mi hijo está muy bien”, y amplió: “Creo que todas las cosas se van a arreglar, me da pena la situación, no quiero entrar en detalles, prefiero que las cosas feas nunca lleguen, me meto en esos iglú adentro de mi hijo para que no le llegue ninguna energía rara. Acá con Salvador todo es fiesta, alegría, amor, sonrisas", detalló.

Además, la hermana de Stefy señaló que tras la separación de su ex marido, su padre, Manuel Xipolitakis, es quien mantiene la vida económica de ella y su pequeño hijo: “Tengo una familia a la que no le puedo fallar. Sin mi papá no podríamos vivir. Él nos contiene en todo sentido. Mis trabajos son esporádicos, no puedo mantener a toda una familia, que somos mi hijo y yo. A mí me mantiene mi padre, como siempre lo hizo. Y hoy está también manteniendo a mi hijo”, asiente.

Pero Vicky, a pesar de mostrarse de buen humor y con una sonrisa, sostiene que no siempre la pasó bien: “Soy humana. En algún momento he quebrado pero me levanto con doble fuerza cuando miro a mi familia o a mi hijo a los ojos. No le puedo fallar a nadie”. Y agregó: “Tuve bajones al principio, fueron muchas desilusiones, no entraba en mi cabeza. Para mí era muy sencillo pero no me puedo poner en la cabeza de los demás, cada uno es como es, conozco cómo son las personas, por eso nada me sorprendió”.

Vicky XIpolitakis, feliz en el cumple de Salvador Uriel
Vicky XIpolitakis, feliz en el cumple de Salvador Uriel

Vicky por último habló de su hijo Salvador: “Es un nene muy feliz, muy travieso, no se queda quieto, es hiperactivo, es lo máximo que me pasó, una relación plena, pura y real”, sostuvo. “Mi vida pasó a un segundo plano, me dedico a ser mamá 100%, le prometí que será feliz y no le va a faltar el amor, a eso me dedico. Salvador vive sonriendo, no me importa nada más, la prioridad es mi hijo”.

En medio de la llegada del coronavirus, Vicky fue consultada por la salud de su hijo, que tuvo fiebre en estos días: “Nada que ver”. Y agregó: “Hace dos noches que no duermo porque Salvador tuvo un poco de fiebre, lo único que hago es bañarlo y cada seis horas le doy el antitérmico. Lo baño a cada rato, no me da el cuerpo, es hiperdemandante”. Y señaló que ella también se estuvo sintiendo mal: “Soy una mamá que tomo recaudos, cuido muchísimo a mi hijo. No me puede agarrar nada a mí. Tuvimos algo virósico los dos, la gargantita doradita y tuvimos fiebre dos días, yo estuve igual pero me olvido. Ahora le está bajando la fiebre. Mi hijo está muy bien, es hipercariñoso”, cerró la empresaria.

SEGUÍ LEYENDO