La promoción de Jimena Barón sobre su nueva canción (@jmena)
La promoción de Jimena Barón sobre su nueva canción (@jmena)

“Les agradecía tomarse el tiempo también de leer todo”.

Jimena Barón escribió un extenso descargo en las redes sociales después de que se generara polémica por la promoción que realizó por el lanzamiento de su nueva canción. La cantante empapeló la vía pública con afiches con su imagen, un pancho en su mano y un número de teléfono. Al llamar al celular indicado, se escucha la voz de la artista que anticipa la canción que estrena los próximos días.

Por un lado, pidió las disculpas necesarias para quienes interpretaron que tanto ella como su equipo estaban “a favor de algo tan espantoso e inhumano como la trata de personas”. “No puedo entender que exista gente que crea que un equipo de más de 50 personas estaría a favor de fomentar una bestialidad así. De todos modos si alguien lo pensó o piensa pedimos disculpas y aclaramos, ya que lamentablemente es necesario, que no fue así en absoluto”.

Por el otro, adelantó que su próximo tema se llama “Puta” y explicó por qué. “Es una palabra que está en todos lados, que significa muchas cosas. Totalmente naturalizada y pronunciada en boca de los cantantes hombres más famosos y exitosos del mundo, del mainstream, intentando dejar a la mujer en un lugar pequeño, inferior. Puta es cool cuando adorna un rapero. Puta es una mujer fácil, rápida, que disfruta liviana y descaradamente del sexo, de ella, de él, de quienes quiera. Puta es una falta de respeto, un insulto”, sostuvo la artista.

“Si como mujer sintieras orgullo de ser puta, sos una vergüenza, no sos mujer, sos una puta. Puta es la lucha de varias, que no joden a nadie pero son humilladas y vapuleadas por pretender ser libres y a la vez mujeres. Si hay algo que aprendí estos últimos años es que no existe precio más alto que el que debe pagarse socialmente por ser libre y mujer. Ni hablar de la mujer libre que gana guita sola, independiente. La mujer que se arregla y no necesita a nadie, las muy putas...”, continuó.

Jimena Barón se reunió con Georgina Orellano, secretaria general del Sindicato de Trabajadoras Sexuales de la Argentina
Jimena Barón se reunió con Georgina Orellano, secretaria general del Sindicato de Trabajadoras Sexuales de la Argentina

“Si hay algo que aprendí estos últimos años es que no existe precio más alto que el que debe pagarse socialmente por ser libre y mujer”, dijo, e indicó que desde hace un tiempo decidió utilizar su voz para “pedir y exigir” por las mujeres. También explicó que en las últimas horas pasó por un mal momento, a raíz de las repercusiones por la promoción que realizó.

Además aseguró que recibió amenazas de muerte –“a mí y a mi familia”– y hasta se replanteó haberse involucrado tanto en sus temas. "¿Para qué carajo me meto? ¿Por qué no compongo canciones que hablen sobre la primavera? ¿Por qué mierda me quiero hacer cargo de la mierda que recibimos las minas y quiero salir a pelearme con el mundo? ¿Qué hace el resto para intentar dar una mano a los que no quieren ser escuchados? ¿Quiénes son? ¿Cómo los arrobo yo? ¿Cómo los “cancelo” inmediatamente si me decepcionan? ¿Qué hiciste vos? ¿Qué haces vos tan indignado sobre la trata de personas por la trata de personas? ¿Cada cuánto te planteas cómo hacer que las cosas sean más justas? ¿Te expondrías? ¿Pagarías ese enorme costo? ".

“¿Y las verdaderas putas? ¿Las prostitutas? ¿Las que decidieron ser trabajadoras sexuales? ¿Pensaron realmente que iba a dejar afuera a las mujeres que están orgullosas de ser trabajadoras sexuales? Sin un maldito derecho ni nada ni nadie que las reconozca y las cuide. ¿Pensaron que me daría miedo hablar de estas mujeres que trabajan en la calle y llevan guita a la casa con la misma dignidad que lo hacés vos en tu trabajo? Hoy, lamentablemente, varios lo lograron como vienen haciendo hace años, siglos... Y me cuesta sentir que está bueno ser mujer. Así y todo hice esta canción dedicada a muchas minas que toda la mierda que les dicen también las hace sentir como el orto, pensando que podemos reivindicar la palabra puta y estar orgullosas y felices de nosotras mismas. Esta canción es nuevamente para las mujeres, para las putas, todas, para las que todavía no entienden también. Esta canción es para mí, por puta orgullosa. Perdón por eso también”, concluyó Jimena Barón en su descargo.

Aquí, el texto completo que compartió en las redes sociales

Mi próxima canción habla nuevamente de las mujeres. Como aprendiz de feminista (como siempre dije, ya que esto es un ejercicio diario) supe desde el principio que traería un gran debate. La música me abrió una puerta inmensa al mundo de las mujeres, de sus historias, de sus penas y alegrías y yo de repente le encontré a esta nueva carrera un significado único de un valor inmenso para mí. Como mina que vivió su vida y por momentos también la pasó como el culo, ver más fuertes y más confiadas a muchas mujeres se volvió mi única razón de hacer canciones y shows, decidí hacerme cargo de ese lugar y comprometerme con absoluta felicidad, sintiéndome muy afortunada.

Me hago absoluto cargo sin dejar lugar a la casualidad de la campaña de promoción que decidimos hacer. Quisimos ver a dónde iba la cabeza de la gente viendo simplemente un póster con una imagen mía sexy, un pancho y un número de teléfono que al llamar avisaba un menaje con mi voz que hay un nuevo proyecto en camino. Por supuesto sabíamos que generaría confusión y era la idea. ¿Qué trasmite una mujer así?

¿Qué folletos están bien y cuáles están mal?

Para alegría de muchos, les tiro una dato, no fui muy original. No soy la primera en hacerlo, es algo que ya se hizo antes, solo que jamás había generado polémica seguramente porque sí soy la primera mujer que lo hace.

No quita mi explicación de cómo fueron y son las cosas, mi necesidad y deber de pedir sinceras disculpas si el método con el que intentamos hacerlos replantearse cosas y debatir hirió algún tipo de susceptibilidad y llevó a pensar que estaríamos a favor de algo tan espantoso e inhumano como la trata de personas. No puedo entender que exista gente que crea que un equipo de más de 50 personas estaría a favor de fomentar una bestialidad así. De todos modos si alguien lo pensó o piensa pedimos disculpas y aclaramos, ya que lamentablemente es necesario, que no fue así en absoluto.

No puedo dejar de mencionar cuán injusto es el mundo con las mujeres. ¿Cómo puede ser que yo como mujer tenga que hacerme cargo y sienta el deber, la presión y la responsabilidad de salir a aclarar mis intenciones y mi postura habiendo tantos hombres sacando material aberrante que cuando ocurre la rara situación de generar polémica, siguen con sus vidas sin decir una mierda, libres, impunes, amados e idolatrados?

Mi próxima canción se llama Puta. Palabra que está en todos lados, que significa muchas cosas. Totalmente naturalizada y pronunciada en boca de los cantantes hombres más famosos y exitosos del mundo, del mainstream, intentando dejar a la mujer en un lugar pequeño, inferior.

Puta es cool cuando adorna un rapero.

Puta es una mujer fácil, rápida, que disfruta liviana y descaradamente del sexo, de ella, de él, de quienes quiera.

Puta es una falta de respeto, un insulto.

Si como mujer sintieras orgullo de ser puta, sos una vergüenza, no sos mujer, sos una puta.

Puta es la lucha de varias, que no joden a nadie pero son humilladas y vapuleadas por pretender ser libres y a la vez mujeres. Si hay algo que aprendí estos últimos años es que no existe precio más alto que el que debe pagarse socialmente por ser libre y mujer.

Ni hablar de la mujer libre que gana guita sola, independiente. La mujer que se arregla y no necesita a nadie, las muy putas...

Decidí hace tiempo utilizar mi lugar de mujer pública que cuenta con una “voz” muy escuchada, para pedir y exigir por nosotras, incluso cuando no son necesidades particularmente mías, pero entendí que al fin y al cabo también lo son, porque soy mujer y porque nada cambia si los que podemos estar cómodos, acomodamos el culo en el sillón y nos es indiferente lo que pasa al lado.

Me trae mucha felicidad y muchísimo malestar. El mal trato, los insultos, que te quieran adjudicar barrabasadas, que levanten el dedo y saquen toda su mierda con la cara oculta en un celular, que te amenacen de muerte, que te deseen la muerte a vos, a tu familia.

Me amenazaron de muerte, a mí y a mi familia.

Te replanteás todo. Todos los días tus acciones son juzgadas y gente que no te conoce te hace saber si está orgullosa o decepcionada de vos. Orgullosa y decepcionada, todo el tiempo. Constantemente, con lentes de aumento... Cuando sos más famosa, con lupa, y si sienten que tenés demasiada fama, con microscopio. ¿Para qué carajo me meto? ¿Por qué no compongo canciones que hablen sobre la primavera? ¿Por qué mierda me quiero hacer cargo de la mierda que recibimos las minas y quiero salir a pelearme con el mundo? ¿Qué hace el resto para intentar dar una mano a los que no quieren ser escuchados? ¿Quiénes son? ¿Cómo los arrobo yo? ¿Cómo los “cancelo” inmediatamente si me decepcionan? ¿Qué hiciste vos? ¿Qué hacés vos tan indignado sobre la trata de personas por la trata de personas? ¿Cada cuánto te planteás cómo hacer que las cosas sean más justas? ¿Te expondrías? ¿Pagarías ese enorme costo?

¿Por qué cantás canciones donde tratan a la mujer de puta? ¿Por qué las escuchás y no te indignás? ¿Por qué no hacés nada al respecto? ¿No luchás por eso? ¿Por qué le das ese beneficio al hombre? ¿Por qué te molesta tanto en la mujer?

La verdad es que ser puta es un quilombo, pero ser puta y estar orgullosa es inadmisible. Fijate vos, puta, cómo haces para que no se te note, porque está mal.

¿Y las verdaderas putas? ¿Las prostitutas? ¿Las que decidieron ser trabajadoras sexuales?

Acá el mundo se pone la capa de la hipocresía, tipo Harry Potter y desaparece.

¿Pensaron realmente que iba a dejar afuera a las mujeres que están orgullosas de ser trabajadoras sexuales? Sin un maldito derecho ni nada ni nadie que las reconozca y las cuide.

¿Pensaron que me daría miedo hablar de estas mujeres que trabajan en la calle y llevan guita a la casa con la misma dignidad que lo hacés vos en tu trabajo?

No pensé que la hipocresía sería tan extrema.

No esperen que deje afuera del orgullo a esas putas.

A mí no me da miedo que intenten hacerme mierda, que elijan pensar con muchísima saña que soy una forra y que apoyo cosas espantosas que saben perfectamente que no lo haría jamás... pero pegar y pegar y seguir pegando ¿se siente bien verdad? Total no me conocés, no nos vamos a cruzar, no vas a tener que mirarme a los ojos.

A mí no me da miedo eso.

A mí me da miedo la hipocresía. A mí me da miedo la indiferencia.

Trabajamos durísimo, un equipo cada vez más grande, para que el compromiso con las mujeres sea inmenso.

Me rompo el alma con orgullo para que en cada canción, cada concepto, cada oportunidad, las mujeres nos sintamos un poco mejor, para bajar línea, para tirar un mensaje, equiparar un poco la balanza entre tanto machismo. El precio es altísimo, lo pago, decido hacerlo. Hace tiempo que me dedico solo a eso. Las escucho, las admiro y quiero que se sientan mejor y se amen, como sea que decidan ser.

Hoy, lamentablemente, varios lo lograron como vienen haciendo hace años, siglos... Y me cuesta sentir que está bueno ser mujer. Así y todo hice esta canción dedicada a muchas minas que toda la mierda que les dicen también las hace sentir como el orto, pensando que podemos reivindicar la palabra puta y estar orgullosas y felices de nosotras mismas. Esta canción es nuevamente para las mujeres, para las putas, todas, para las que todavía no entienden también. Esta canción es para mí, por puta orgullosa. Perdón por eso también.

La Línea telefónica 145 es el canal gratuito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en el que se orienta y se recibe denuncias vinculadas a los delitos de trata y explotación de personas. Es gratis y atiende las 24 horas

SEGUÍ LEYENDO