Llevan más de 20 años de amistad, nueve desde la creación de Dabope, la productora que idearon juntos para hacer teatro, y 23 obras realizadas: "Estamos muy contentos porque mezclamos trabajo con un proyecto de amigos” explica Federico Hoppe, y antecede a la explicación que desarrolla Pablo el Chato Prada. “Siempre nos llevamos muy bien. Ezequiel (Corbo) se dedica al teatro de toda la vida, y cuando decidimos hacer una comedia, nos juntamos”, agrega. Corbo había sido parte del primer VideoMatch, en la pantalla de Telefe.

Federico cuenta que originalmente querían que Marcelo Tinelli fuera de la partida. “Le comentamos a Marcelo que queríamos empezar a hacer alguna que otra obra, empezar a producir de a poco. No nos olvidamos esa charla: fuimos a hablar con él porque hacemos todo juntos”, recuerda el productor, quien remarca la generosidad del conductor de ShowMatch. “Nos dijo: ´No, no, yo los voy a apoyar, pero que sea un proyecto de ustedes. Lo que sí hagan, cosas cuidadas, de calidad. Y ojo con la inversión, no pierdan plata’". Casi una década después aseguran que en ninguna temporada perdieron.

—¿Qué es lo que más les costó aprender de la industria teatral a ellos dos que venían de la tele?

Corbo: —Si bien son distintos medios, están muy ligados. Quizás un poco lo técnico, lo numérico, el bordereaux, esas cosas. Pero después, lo que es un armado de elenco, lo que es lo artístico, cero.

Hoppe: —Lo que pasa es que él muy humilde, pero nosotros con el Chato hemos aprendido mucho de Ezequiel, y obviamente nos gusta porque la verdad que consensuamos y tenemos un mismo criterio. Da placer. Él viene del mundo del teatro, nosotros de la tele, y a partir de ahí una unión. Pero lo que lo une a todo este vínculo es la amistad.

Corbo: —Nos llevamos bárbaro. En nueve años nunca tuvimos ni un sí ni un no. Pero... de verdad.

Chato Prada, Federico Hoppe y Ezequiel Corbo en Teleshow
Chato Prada, Federico Hoppe y Ezequiel Corbo en Teleshow

—¿Todos hacen todo o cada uno tiene tareas específicas?

Corbo: —Cada uno tiene su tarea y está como hasta implícito. Vamos haciendo y el día a día lo vamos llevando.

Prada: —Somos como una suerte de cooperativa en la que todos estamos en todo. Obviamente, Ezequiel hace todo el trabajo más fino de todo lo que es la parte administrativa, lo del bordereaux, que parece una pavada, pero él está muy atento a ese tipo de cosas. Pero en cuanto al armado del elenco, teatros, escenografías, luces, más o menos todos de alguna manera coincidimos y ya sabemos por dónde va.

—Que ustedes sean quienes son debe haber facilitado en algunas cosas, pero debe haber subido mucho la vara en otras. ¿Fue más lo que facilitó o lo que complicó?

Prada: —Ni facilita ni complica. Hay que trabajar, y nosotros trabajamos como siempre. A veces por ser nosotros tratan de elevar algunos costos y demás, o no.

—Me lo imaginaba al revés, como que por ser ustedes uno quiere caer bien y…

Prada: —Sí, también está eso. Pero todo termina siendo un negocio y hay que ser muy cuidadoso. Nosotros somos personas muy cuidadosas de los gastos y todo ese tipo de cosas.

—Si me tengo que sentar a negociar, ¿con quién de los tres me conviene hacerlo?

Hoppe: —Yo creo que es lo mismo. Con cualquiera de los tres vas a cerrar un buen contrato.

Prada: —Generalmente las reuniones las hacemos los tres juntos con cada uno de los artistas o los representantes. O con los proveedores. Y lo consensuamos entre los tres: más o menos tenemos las mismas respuestas.

—¿Dabope y LaFlia tienen vinculo comercial?

Hoppe: —Sí. A a partir de que nace LaFlia, y estamos juntos con Marcelo, con el Chato quisimos incorporar y que fuera todo junto. Ahora sí queremos que todo esté junto, más allá de que lo llevamos adelante nosotros. Sí, hay un vínculo comercial.

—Recién decían que Marcelo fue muy generoso con ustedes. En general, ¿es una persona generosa?

Prada: —Marcelo es muy generoso. Es una persona muy despojada. Él quiere que toda la gente que trabaja con él que realmente le vaya bien. No solamente la que trabaja con él, en realidad quiere que le vaya bien a todo el mundo. Ayuda a la gente, a sus compañeros, a todo el mundo, nosotros la verdad que nos tenemos que sacar el sombrero porque más allá de aprender mucho en la diaria también es una persona que nos da y nos ayuda un montón.

—¿Quién es la figura que más dolores de cabeza o el pedido más disparatado que les han hecho?

Corbo: —No voy a contar quién es la persona, pero no me olvido más. Teatro lleno, te estoy hablando hace 15 años atrás.

Hoppe: —No existía Dabope. Ezequiel hace teatro hace muchos años.

Corbo: —No, no era Dabope. Teatro lleno, 800 personas. De gira. Si mal no recuerdo fue en Corrientes, en el Teatro Oberá. Me llama esa actriz y me dice: “Tenemos que suspender la función”.

—Ajá.

Corbo: —Le digo: "¿Por qué?”. “La energía de hoy no es buena”. “¿Me estás hablando en serio?”.

Prada: —La función llena.

Corbo: —Teatro lleno, ¿entendés? “Sentilo”, me dice. Me agarra la mano…

Prada: —No, no, me muero.

Corbo: —Juro.

Hoppe: —¡Yo sé quién es, yo sé quién es!

Corbo: —Me agarra la mano y me dice: “¿Lo sentís?”. Yo tenía 800 personas, quería hacer la función, entonces cierro los ojos y le digo: “Sí, ¿a ver...? No”. Empecé a hacerme como el…

Prada: —Es un gran actor.

—Y vos, mientras estabas contando…

Corbo: —Yo estaba pensando en el bordereaux.

—Prendamos un sahumerio.

Corbo: —Sí, sahumerio, bueno, todo. Se reflotó y se pudo hacer la función. Pero estuvimos media hora con la energía, mirando al cielo…

Prada: —¿Y cómo terminó la función?

Corbo: —Después me dijo: “Me dijiste que no era, yo estuve muy caída.” Era una obra de varias actrices. “Yo estuve caída.” Pero bueno, eso creo que fue lo más disparatado.

—¿A ustedes?

Hoppe: —Ha pasado de todo.

Prada: —Yo tengo la memoria muy frágil, pero ha pasado…

—El libro de las anécdotas.

Prada: —Sí, está anotado por ahí, es un libro negro… Pero no, pasa de todo un poco. Nos reímos con Fede. Y en el caso del teatro a veces con Ezequiel, porque te piden cada disparate. Hay un montón de anécdotas.

—Recién hablaban de Marcelo, ¿lo quieren en política o lo quieren en ShowMatch?

Prada: —En ShowMatch siempre, toda la vida lo quiero, obvio. La verdad que el programa es un programón. Marcelo es una cosa increíble. Seguimos descubriendo cosas al aire. Es el número uno. A Marcelo le gusta hacer un montón de cosas y está en muchos emprendimientos, siempre generando. En lo que él decida nosotros lo vamos a acompañar, por supuesto.

—Hay mucha gente que le debe la carrera a Showmatch, a un chiste, a algo que funcionó en un determinado momento. Debe ser fuerte eso, tener esa posibilidad de varita mágica de cambiarle la vida a la gente.

Prada: —Sí, nosotros por ahí no estamos pensando en eso, pero sabemos que es una gran vidriera, sabemos que justamente como Marcelo es un tipo tan generoso que le da posibilidades y de alguna manera ayuda a la venta de lo que es ese artista, a mucha gente le cambió la vida el hecho de haber pasado por ShowMatch o que sea el trampolín para lanzarse a cualquier otro lado.

Hoppe: —Lo que pasa es que Marcelo también cumplió 30 años en la tele.

Prada: —En ShowMatch; en la tele, más.

Hoppe: —Llegar a hacer algo que guste, que sea popular, exitoso, y mantenerse durante tanto tiempo... Pensá la cantidad de gente que pasó por el programa y que él le dio la oportunidad de poder tener trabajo. Y es una fuente no solo de los que están adelante de cámara… Toda la gente que pasó detrás de cámara para poder hacer un programa como en su momento VideoMatch, y ahora Showmatch. Los que lo conocemos a Marcelo sabemos muy bien que él es alguien que todo el tiempo está generando y tratando de que algo esté mejor o armar algo o trabajar, a través de la Fundación o como sea, el va para adelante.

Prada: —Termina el programa y Marcelo se queda saludando a todo el mundo, se queda una hora más con la gente escuchando a la gente, y hablando.

—¿Y si te dice que finalmente se lanza en algún momento a la política?

Hoppe: —Lo voy a apoyar, obviamente. Son sentimientos muy genuinos y muy nobles los que tiene. Y cuando nosotros en privado lo escuchamos hablar de las cosas que le gustaría hacer o que quiere hacer…

Prada: —Lo que siente.

Hoppe: —Y es algo que va más fuerte que él, es algo que lo siente. Entonces, va para adelante.

—¿Y cuándo se enoja? ¿Cómo es Marcelo enojado?

Hoppe: —Marcelo es ariano. Obviamente, cuando se enoja, se enoja, como toda persona.

Prada: —Pero no es un tipo que se enoja y que la pasas mal, es una charla. Marcelo es un divino, realmente es un divino.

El 25/12 estrena
El 25/12 estrena "Atrapados en el museo"

—¿Quién definió el título Atrapados en el museo?

Prada: —Decilo.

Corbo: —La nena de mi novia.

—¿Cómo fue?

Prada: —La novia de Ezequiel es Gladys Ragona que es la productora ejecutiva de la obra.

Corbo: —Estaban comiendo y Gladys estaba con el tema del nombre, porque los nombres de las obras siempre van surgiendo así, se me ocurrió, vamos por acá, vamos por acá. Y la nena le dijo a Gladys…

Hoppe: —Valentina.

Corbo: —"Pónganle: Atrapados en el museo”. Entonces Gladys lo escribió, me llamó, dije: “Es ese el nombre”. Lo hablé con ellos, nos encantó a los tres.

—¿Cuántos años tiene Valentina?

Corbo: —13.

—Le pagaron a Valentina, me quiero imaginar…

Corbo: —Le vamos a poner un agradecimiento en el programa.

Hoppe: —Y puede ver la obra con toda su división.

Prada: —Con todos sus amigos.

Corbo: —Que son muchos.

—Vinculado a armar los elencos, llega septiembre, agosto, ¿y muchísima gente les pide trabajo?

Prada: —Llaman los representantes, obvio.

—¿Qué se hace con eso? Es difícil a veces, gente con muchísimos años de trayectoria que está sin trabajo...

Hoppe: —Gente amiga también.

Prada: —Que la querés, que es un compromiso. Pero también son educados, te preguntan si hay algún lugarcito, si se puede. Entonces, también te dejan como la puerta abierta.

Corbo: —El medio también es así. Uno no le puede dar trabajo tampoco a todo el mundo. Hay un rol que cubrir, y es un actor o una actriz.

—¿Me cuentan qué pasó con Paula? ¿Está embarazada Paula Chaves?

Corbo: —La verdad que no lo sabemos.

Prada: —La verdad que no lo sabemos. Es un poco lo que dijo Paula: estamos esperando. Ella pidió decirlo o contarlo en diciembre o en enero. Así que nada, como nosotros tenemos una relación de amistad muy pero muy fuerte, decidimos…

—Y no me dirías, si lo sabés tampoco vas a decirme: “Sí, está embarazada”.

Prada: —No te lo diría, pero…

Hoppe: —No lo sabemos.

Prada: —No lo sabemos. Y si está embarazada o no está embarazada ya no importa; nos pidió eso y bueno, nada.

—Que sea por lo que sea que dejó la obra, y que esté feliz.

Prada: —Exactamente.

—Ahora, se baja una figura, esto puede pasar.

Corbo: —Sí. Ya nos ha pasado. De hecho, nos pasó el año pasado con Antonio Gasalla. Es feo, no está bueno... Pero también uno tiene que respetar la decisión del otro, y lo que el otro siente. En el caso de Paula, respetamos el sentimiento de ella que era bajarse, estar con sus hijos; fue lo que contó ella en su posteo.

—Está bien, lo de Paula ya se entenderá o tendrá sus motivos personales para que así sea. Pero con Antonio, ¿volvés a trabajar después de eso?

Corbo: —Hay una frase en este medio: “Hasta que no te vuelva a necesitar no te llamo más”. Es eso. Digo, él en su momento entendió que se tenía que bajar y se bajó, y está todo bien.

—En la posición de Paula se sumó Flor Torrente, que es una bomba y la va a romper.

Corbo: —Sí, artísticamente nosotros lo que hicimos fue que Julieta cubra el personaje de Paula, y Flor el de Julieta.

—¿Te gusta la tele que tenemos en la Argentina?

Prada: —Sí, me gusta la tele. Me gustaría que haya más ficción en la tele, y no que entre tanta ficción de afuera, sino que se le dé un poco más a la industria de la ficción en la Argentina.

—Está apareciendo una nueva forma de hacer ficción: se asocian la productora, el canal de cable, la plataforma de streaming y aparecieron algunos unitarios interesantes.

Prada: —Muy interesantes. Estas nuevas formas de producir aparecen porque el costo es alto. En LaFlia estamos por arrancar El gordo Valor con Nachito Lecouna, y se está armando un infantojuvenil. Así que estamos muy contentos.

—¿Te imaginás en una gerencia de programación en algún momento? ¿Es a un lugar donde les dan ganas de ir o están chochos donde están?

Hoppe: —No es algo que anhele. Tampoco cierro el día de mañana, no sé qué puede llegar a suceder. Yo estoy muy contento en el lugar que ocupo y vivo el día a día, y los proyectos más a corto plazo. No es que me pongo una meta de... En absoluto. Si tuviese que mirar para atrás estoy muy contento con todo lo sucedido. Tiene que ver con una historia de mucha entrega, de mucho laburo, de pasión. De todo un sentir familiar, a través de mi viejo. Y hoy, encontrarme a mi viejo con 77 años, y contarle un poco cómo es la historia me llena de emoción porque era escucharlo de chiquito y verlo a él cómo trabaja. Lo anhelé mucho, y poder encontrarme en el lugar que me encuentro... Estoy muy contento con el presente y muy satisfecho. Obviamente, nunca imaginé que en un momento íbamos a hacer teatro y hoy prácticamente cumplimos nueve años. El camino y la vida te van llevando a lugares, y tratar de estar preparados y aprender todo el tiempo, porque de eso se trata.

—En estos años todos venimos aprendiendo mucho, en la televisión, en el teatro, en la industria en general, sobre lo que tiene que ver con los derechos de las mujeres. ¿Hay algo que los tres, cada uno en sus rubros, vea para atrás y diga: “Esto hoy ya no lo haría”?

Prada: —Sí, sí. Yo creo que los tres, por supuesto.

Corbo: —Por supuesto.

Prada: —Es algo que hablamos permanentemente. Todos aprendimos. Obviamente, hay cosas, chistes que por ahí se hacían antes que nunca saldrían ahora. O el vestuario, la doble intención… Todos los programas se han tenido que ir adaptando. Todos.

—Hoy, Alberto Olmedo hoy sería imposible.

Prada: —No, cualquiera. Olmedo, Francella, cualquiera sería imposible. Todos aprendemos, y está buenísimo lo que está pasando, me parece que está genial. Yo lo siento, tengo hijos más grandes y me gusta escuchar a mi hija las cosas que me dice, y termino aprendiendo por ella en cuanto a cosas que me dice sobre la mujer. Está buenísimo que así sea y que nos podamos adaptar.

—Se vienen Atrapados y Kinky boots. ¿Cuando arranca la temporada 2019 de ShowMatch?

Prada: —Fines de abril, principios de mayo.

—Se viene Combate en la pantalla de El Nueve.

Prada: —Sí. Y hay otro programa más también para el fin de semana que estamos arreglando con Diego Toni.

—Sigue Hay que ver todo el año que viene.

Prada: —Sigue Hay que ver, estamos muy contentos con Denise (Dumas) y José María (Listorti). Se viene la tira juvenil que está ahí Nachito Lecouna trabajando a full con El Gordo Valor. En América estamos pensando un proyecto para el fin de semana al mediodía, que está buenísimo. Tenemos unas reuniones en estos días. Y seguimos con Corte y confección, que está buenísimo, es un exitazo.

—Trabajar de lo que a uno le gusta es una fortuna enorme.

Prada: —Está bueno porque es trabajo, y está bueno para la industria: que toda la gente pueda seguir trabajando está buenísimo.

Mirá la entrevista completa

AGENDA

Atrapados en el museo estrena en Villa Carlos Paz el 25 de diciembre, en el Teatro del Lago.

Kinky Boots estrena el 15 de enero en el teatro Astral

Seguí leyendo: