Por Susana Ceballos 

Paul McCartney (Getty Images)
Paul McCartney (Getty Images)

Cada vez que Paul McCartney anuncia un nuevo show en la Argentina, sus fanáticos, los que amaban a los Beatles o aquellos que simplemente gustan de la buena música, sienten que algo mágico volverá a suceder. Pero seguramente si la expectativa del público es grande, la de muchos artistas argentinos también lo es. Porque cada vez que Sir Paul llega a estas tierras sorprende no solo por su vigencia y vitalidad, sino también por la variedad de los músicos elegidos para acompañarlo.

McCartney se presentará este sábado en el Campo de Polo de Buenos Aires, en donde, además de repasar los grandes temas de su carrera, tocará canciones de su nuevo disco, Egypt Station. Con 76 años, pero su talento y magnetismo intactos, volverá a deleitar a sus fans argentinos.

Esta vez, la que vivirá el privilegio de pisar el escenario de Sir Paul es Victoria Benardi, como antes lo hicieron artistas con propuestas tan diversas como Nito Mestre, El Kuelgue, Las Rositas y Andrés Ciro Martínez.

Victoria Bernardi, la elegida

Victoria Bernardi
Victoria Bernardi

Nacida en San Isidro hace 20 años, Victoria Bernardi saltó a la fama en la primera edición de Elegidos. La música en tus manos, uno de los tantos realities musicales televisivos que se emitió por la pantalla de Telefe, en 2015. Con igual talento para el jazz y el soul como para la canción popular latinoamericana y el rock nacional, la cantautora arribó a las instancias finales del concurso, aunque finalizó en el cuarto puesto.

Desde entonces comenzó una carrera que nunca decayó, con mojones inolvidables, como compartir escenario con artistas top como Julieta Venegas y Carla Morrison, participar de la edición 2016 del Festival Lollapalooza y editar su primer trabajo discográfico, Solo sé, en 2018.

En simultáneo a la confirmación de su presencia en el concierto de McCartney, la artista lanzó una serie de videos titulada Acoustic sessions, con versiones de su álbum solista y de clásicos como "Hablando a tu corazón" y "Lamento boliviano". En sintonía con su estilo, sencillo, elegante y sin alardes, Benardi publicó en su perfil oficial de Facebook una foto anunciando su participación en el Campo de Polo, con la leyenda "Feliz" y el emoji de tres flores como única referencia.

Nito Mestre, pequeñas delicias de la vida conyugal

Nito Mestre
Nito Mestre

Los memoriosos y no tanto recuerdan que el primer contacto de McCartney con el público argentino fue en diciembre de 1993, en el marco del The New World Tour. Todavía duraba el auge de la convertibilidad y el 1 a 1 permitía la visita de megaestrellas internacionales como Madonna o Prince. Cuando se anunció la visita de Paul, Nito Mestre se puso en campaña para ser el telonero, hasta que logró el visto bueno de la organización, comandada por Daniel Grinbank. El ex integrante de Sui Generis había editado en 1991 Tocando el cielo, uno de sus mejores trabajos solistas, y tocó mayoría de los clásicos de la banda que integró con Charly García en la primera mitad de los 70.

El encuentro entre Mestre y el ilustre visitante se dio luego de la primera actuación del argentino y antes de que el británico se vea finalmente cara a cara con dos generaciones de fanáticos. En ese entonces, McCartney compartía banda con su esposa Linda lo que le daba al tour un clima familiar, que completaban los hijos de ambos y que se trasladó a los camarines, según contó Nito en reiteradas oportunidades.

"Paul es un tipo muy familiero y yo no quise ser pesado", resumió el músico sus encuentros con McCartney, sin ocultar la emoción y el orgullo que significaba tocar con uno de sus ídolos. Junto a su esposa, Mestre le llevó de regalo al beatle unos jazmines de su propio jardín. "¿Qué le podés regalar a Paul McCartney?", se preguntaba el ex Sui Generis a modo de justificativo. A cambio, se llevó una charla de Linda sobre los beneficios de ser vegetariano, un longplay autografiado y dedicado. Argento al fin también se llevó algunas imágenes para la posteridad, que tomó con una cámara de fotos que entró oculta en una de sus medias. Recuerdos, charlas y picardía aparte lo mejor que se llevó fue haber cumplido el sueño de tocar con el héroe de su infancia y, como confesó, el responsable de su profesión.

Andrés Ciro, entre piojos y escarabajos

VIDEO

A diferencia de Nito, Andrés Ciro Martínez reconoció haber escuchado a Los Beatles en su infancia, pero su trayectoria lo ubica claramente en el bando contrario: los Stone Ciro ya había teloneado con Los Piojos a Jagger, Richards y compañía en su visita en el 2006 . Por eso, cuando la productora lo confirmó para abrir la segunda visita de Paul, también en el Monumental, el 10 y 11 de noviembre de 2010, esta vez en el Up and Coming Tour hubo sorpresa entre propios y ajenos.

En ese mismo estadio Los Piojos se habían despedido por tiempo indeterminado en abril de 2009 y el músico de El Palomar encaraba los primeros pasos de su proyecto con Los Persas. Se trató de un breve e informal set acústico en el que Ciro acompañado por dos guitarristas –Juan Gigena Ábalos y Juanjo Gáspari– intercaló clásicos piojosos con su nuevo material, que incluyó un guiño al beatle en una versión libre de "Noche de hoy", donde modificó apenas la letra: "Que dure la noche/ con Paul estoy".

"Tocar antes de Paul McCartney y que mencione a mi banda y haga un chiste por 'Los Piojos' y 'Los Beatles', que son los escarabajos, fue realmente un premio que me dio la vida, el tiempo, la perseverancia", reconoció Ciro en una entrevista.

Las Rositas y el Kuelgue: déjalos ser

Las Rositas
Las Rositas

Para la tercera visita del músico inglés, que llegaría en mayo del 2016 con el One on One Tour, hubo algunos cambios sustanciales. Por primera vez, el show no iba a realizarse en Buenos Aires, sino que serían tres funciones, una en Córdoba y dos en La Plata. Además, para los números de apertura, la producción del británico apuntó a artistas por fuera del catálogo mainstream y en los márgenes de la música pop rock.

Para la presentación del 15 de mayo en el Kempes, la bendición cayó sobre Las Rositas, un grupo cordobés de tango electrónico, a quien la noticia tomó por sorpresa y en plena etapa de cambios y experimentación. "Para ese entonces, contábamos con un nuevo repertorio musical y fue un gran orgullo para nosotras compartirlo con más de 40 mil personas", contó Gabriela Palma, sobre el dúo que integra con su hermana Cecilia, y que también abrió conciertos de artistas diversos como Charly García, Luis Miguel o Bersuit Vergarabat.

El Kuelgue
El Kuelgue

En la casa familiar de los Palma se escuchaba mucho a Los Beatles y fue allí donde empezó a esparcirse la noticia. "El primer llamado que hicimos fue a nuestra mamá, que fue la que nos enseñó a través de sus discos de pasta quiénes eran Los Beatles, nos cantaba ya las canciones cuando éramos chiquitas", evocó Cecilia, quien recibió la noticia mientras se encontraba en Buenos Aires ensayando para un concierto.

Para los siguientes shows, realizados en La Plata, el grupo de apertura fue El Kuelgue. Con más recorrido en la escena y tres discos en su haber, el combo liderado por el actor Julián Kartún recibió con emoción la noticia de que el entorno del propio beatle los había elegido. "Supongo que buscaban un sonido original y dentro de todo prolijo y agradable. No sé qué habrá sido, pero es increíble".

Los músicos además pudieron conocer al hombre de la leyenda. "Se acercó una persona del equipo de Paul y nos dijo que nos quería conocer. Fuimos para el camarín y hablamos un buen rato con él. Una persona fantástica", concluyó Kartún, en sintonía con sus colegas. Una experiencia que se prepara para vivir Victoria Bernardi, cuando dentro de algunas horas, pueda bordar su nombre junto a todos los artistas que formaron parte de la gira mágica y misteriosa de Sir Paul McCartney.

SEGUÍ LEYENDO