Hoy por hoy es una de las actrices más reconocidas de nuestro medio. Sin embargo, en algún momento Inés Estévez fue una joven que luchaba por ganarse un lugar en el espectáculo, y en pos de ese objetivo hasta llegó a vivir un tiempo en la calle.

Así lo recordó la propia artista en diálogo con Agarrate Catalina, el ciclo que conduce Catalina Dlugi por La Once Diez/Radio de la Ciudad.

"No sé cómo sobreviví a la calle, me da pena y no quiero que le pase eso a nadie. Había mucho de soledad y de cierto abandono solapado de mis padres, yo estaba buscando independencia porque había una situación familiar que, si pedía ayuda, debía acatar ciertas normas. Yo tenía para comer y moverme, lo que no tenía era para alquilarme un espacio", confesó.

"Lo maniobré como pude hasta que el director de la obra donde trabajaba, Roberto Palandri, tuvo un gesto hermoso que yo siempre cuento, porque además fue mi padre artístico y mi padre afectivo en muchos aspectos. Él integraba el elenco estable de actores de La Plata, viajaba mucho, y me mintió. Me dijo que necesitaba que alguien le cuide la casa por sus plantas y su gata, y yo me di cuenta que me estaba salvando de una situación dura, y que se había dado cuenta, pero los dos nos hicimos los tontos y viví en su casa durante un año", agregó Estévez, quien también se refirió a la denuncia de Thelma Fardin contra Juan Darthés.

"Es un punto de inflexión muy grande lo que estamos viviendo, el grado de conciencia que estamos tomando las mujeres es muy importante y no está pasando solo en nuestro país, sino en el mundo", analizó.

"Me interesa destacar la unión, la lealtad y la claridad que estamos teniendo las mujeres frente a mundo desigual e injusto. Estamos todos descubriéndolo, hombres y mujeres, hay quienes lo entendimos con rapidez y quienes no. Pero hay situaciones que es necesario que se esclarezcan", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO