"¡¡¡Nació Mirko!!! 17:26 horas de acá, 51 cm, 3,220 kg. Nació con 37 semanas, necesita un poco aún de cuidados, ¡pero muy felices! Gracias a todos", anunciaba hace exactamente un año Marley, feliz, el día que su vida cambió para siempre.

A los 47 años, el conductor ya nunca más estaría solo, desde el 27 de octubre del año pasado comparte su vida con Mirko. Ojos azules como los de El Gato Sin Botas de Shrek (como dice su papá), melena rubia y risa contagiosa, el pequeño es el bebé más famoso de la Argentina y también el más querido, ya que desde antes de su nacimiento, miles de personas que siguen a Alejandro Wiebe, lo adoptaron como a un nieto, sobrino o ahijado.

El primero de junio del año pasado la cara de La Voz confirmó la mejor de las  noticias: en unos meses se convertiría en papá gracias a la subrogación. La decisión de traer una persona al mundo no la tomó de un día para el otro: "Estaba esperando el momento de maduración, de sentirme listo. Hace dos años empecé el trámite porque sentí que mi carrera estaba asentada, que ya había viajado mucho y necesitaba un cambio. Es el cambio más drástico y feliz de mi vida. Sentí que era el momento", dijo en ese entonces.

Semana a semana los más de cuatro millones de seguidores de Marley en Instagram siguieron el embarazo: "La app de embarazo de mi bebé ya se dio cuenta que es hijo mío, me pone que es un nabo pequeño. La genética es la genética", bromeó.

Dentro de la panza también fue tomate, banana, choclo, coliflor, berenjena, repollo, piña y melón, hasta que con el tamaño de un manojo de acelga, el pequeño decidió salir a conocer el mundo, en la semana 37 de gestación. De casualidad el conductor que esperaba ser papá en poco más de quince días había llegado a Los Ángeles para esperar tranquilo a su bebé.

Entre la "felicidad" y el "terror", como él describió el momento, le dio la bienvenida a Mirko y desde ese momento, la flamante familia no se separó.

‪"Padre primerizo… hijo primerizo… ‪Ambos de estreno, pero lo venimos llevando súper bien, como si ambos lo supiéramos hacer desde antes", escribió en su cuenta de Twitter Marley con apenas 20 días de experiencia en esta nueva aventura. Porque el instinto paternal también existe y se traduce en cambios pañales durante la madrugada, canciones de cuna, horas de upa, amor indescriptible y la sensación de que nada importa cuando el bebé sonríe.

El 10 de diciembre padre e hijo llegaron a la Argentina y en sus primeras horas en el país, Mirko visitó el living de Susana Giménez, en Telefe y la diva ¡hasta le cambió los pañales en cámara! Desde ahí, el pequeño se instaló en el corazón de la gente definitivamente.

Amigo de Felipe, el hijo de Florencia Peña que le lleva nada más que quince días, el bebé tiene más de dos millones de seguidores en las redes sociales y a los cinco meses y medio, luego de que su papá consultara con su pediatra, el pequeño comenzó a viajar Por el mundo.

Felipe y Mirko
Felipe y Mirko

Así, aunque no hablaba, se convirtió como en una especie de co conductor de su papá, copando el rating de los domingos por la noche ya que la gente prendía el televisor para ver en qué andará el pequeño, que ocurrencias tendrá y qué cosas nuevas haría, teniendo en cuenta la velocidad a la que crecen los bebés.

Mirko en brazos de Susana GIménez en la pila bautismal.
Mirko en brazos de Susana GIménez en la pila bautismal.

Durante los tres meses que duró el recorrido con su papá, hizo más cosas que mucha gente en toda la vida podría decirse: estuvo en el Mundial de Rusia, conoció Canadá, Francia, China, Japón, España, Grecia, Alemania, Holanda, México y Dubai, entre otros países.

Además, se fotografió con figuras como el ex presidente de Estados Unidos Barack Obama, el mandatario argentino Mauricio Macri, Diego Maradona y Lionel Messi. Eso sin contar los famosos que viajaron con ellos como Lali Espósito, Florencia Peña, Natalia Oreiro, Lizy Tagliani, Cris Morena, Nicole Neumann, la China Suárez, Jimena Barón.

En el trimestre que duró la travesía, el bebé además recibió en  varias ciudades las visitas de su tío Ricardo y de su abuela.

Una vez de vuelta en Buenos Aires, padre e hijo se reacomodaron en su hogar y Marley es el conductor de La Voz. Aunque no viajen, siguen compartiendo sus aventuras a través de las redes sociales. Los comentarios en Instagram sobre Mirko son unánimes: "Qué lindo", "Es la perfección", "Puro amor", "Dulce es poco", "Me enamoré" y "Contagia felicidad", por citar solo algunos.

Mientras evalúa la posibilidad de ser papá por segunda vez, ¿quiere la parejita? Alejandro decidió sumar un nuevo integrante a su familia monoparental, un cachorrito de labrador, como su anterior perro, Wylie. Por lo que no faltará mucho para ver al bebé, ya casi un nene, jugado con su mascota.

¡Feliz cumple al bebé más popular y querido del país! ¡Feliz aniversario como papá a Marley! ¡Feliz cumple Mirko!

SEGUÍ LEYENDO