No fue un análisis de la situación económica lo que dejó paralizados al resto de los invitados de Debo Decir. Durante su participación en el programa que conduce Luis Novaresio en América, Javier Milei habló sobre los maltratos físicos y psicológicos que recibió por parte de su padre primero durante su niñez, y luego cuando estudiaba en la universidad. 

"De chico había maltrato físico, y estamos hablando de una persona de 1.90, no eran palizas normales  —contó el economista—. Después cuando estudiaba siempre fue despectivo para mi carrera, siempre me dijo que era una basura, que me iba a morir de hambre, que iba a ser un inútil".

Milei detalló que, en los años en los que cursaba la carrera de Economía en la Universidad de Belgrano, su padre lo "ponía en situaciones muy complicadas" para que rindiera mal los exámenes. Nada de esto le impidió recibirse con un promedio de 9.43.

En esta línea, el economista resaltó: "Todas esas palizas que yo recibía cuando era chico hacen que hoy no le tenga miedo a nada". Y agregó: "Cuando viene una situación de alto estrés donde todos están asustados y nadie sabe qué hacer, yo resuelvo como si nada".

Milei reveló que no habla con sus padres desde hace más de ocho años. "Para mí no existen", dijo. "¿Y si te están viendo ahora en la tele…?", inquirió Novaresio. "Me importa un rábano", fue la respuesta del analista.

SEGUÍ LEYENDO: